Revista Religión

Monseñor J.I. Alemany presenta la exhortación postsinodal “Querida Amazonía” del Papa Francisco:.

Por Joseantoniobenito

Monseñor J.I. Alemany presenta la exhortación postsinodal “Querida Amazonía” del Papa Francisco:.


Monseñor J.I. Alemany presenta la exhortación postsinodal "Querida Amazonía" del Papa Francisco:. (Asociación católica Evangelización siempre. 2020, Lima, 68 pp)

Con alegría hemos recibido esta exhortación postsinodal del Papa Francisco que responde a una necesidad grave de toda la humanidad: defender la casa común y de una manera concreta en la Amazonía, pulmón de la humanidad y de manera especial de América Latina.

El Papa Francisco, dejando de lado el problema aclarado suficientemente por los últimos pontífices sobre el celibato sacerdotal, nos lleva directamente al tema fundamental tratado por el Sínodo de la Amazonía cuyas conclusiones no cita directamente, pero las tiene presentes en toda su carta.

Para ello nos habla de cuatro sueños, que es una manera hermosa de decirnos cómo la humanidad, si los cumple, despertará renovada después de tanto sufrimiento con el calentamiento global y tantos desórdenes naturales.

Los sueños son:

El sueño social, que pide a la Iglesia permanecer al lado de los pobres y oprimidos.

El sueño cultural, que evitando la colonización de su cultura cuide las raíces propias de la historia amazónica. En este punto concreto el Papa alerta especialmente a los jóvenes.

El sueño ecológico que busca proteger a las personas y al ambiente en que viven tradicionalmente: "ayudar al corazón del hombre a abrirse confiadamente a aquel Dios que, no sólo ha creado todo lo que existe, sino que también se nos ha dado a sí mismo en Jesucristo" (41).

El sueño eclesial es el cuarto en el que el Papa Francisco concreta más su carta:

Partiendo de esta hermosa idea: "los cristianos no renunciamos a la propuesta de fe que recibimos del Evangelio. Si bien queremos luchar con todos, codo a codo, no nos avergonzamos de Jesucristo" (62).

+ Nos dice también que "Hace falta aceptar con valentía la novedad del Espíritu capaz de crear siempre algo nuevo con el tesoro inagotable de Jesucristo, porque la inculturación coloca a la Iglesia en un camino difícil, pero necesario" (69).

+ Pide que los católicos tengan la posibilidad de recibir los sacramentos, ya que toda evangelización nos habla de la vida divina que recibimos precisamente a través de los sacramentos.

+ Exhorta a los obispos de Latinoamérica a que animen a los jóvenes que tienen vocación misionera para que vayan a la Amazonía a hacer su apostolado.

+ Que se procure que las comunidades cristianas crezcan repletas de vida con laicos formados y comprometidos en la fe y sean protagonistas en sus comunidades.

El Papa Francisco, evitando la "clericalización" de las mujeres, habla de su necesidad en la Iglesia para que con el servicio propio de su feminidad, prolonguen en el apostolado "la fuerza y ternura de María".

Finalmente recalca Francisco que todos los cristianos luchen unidos en la defensa de los pobres de la Amazonía.

La carta sinodal termina señalando cómo «los indígenas se encuentran vitalmente con Jesucristo por muchas vías; pero el camino mariano ha contribuido más a este encuentro»  (111) y concluye con una invocación a la Reina de la Amazonía.

José Ignacio Alemany Grau, obispo redentorista


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista