Revista Ciclismo

Movistar trabaja para Froome y fulmina a Contador

Por Elpedalnoticias.com

El equipo español Movistar trabajó para conservar el podio más que para vencer a Chris Froome (Sky) y acabó dando un golpe mortal a las pretensiones de Alberto Contador (Tinkoff-Saxo).

Movistar Tour Francia

Primera etapa alpina, de cara al desenlace del Tour. Últimas posibilidades para disputar la general a Froome. 161 km desde Digne-Les Bains, con cinco puertos de moderada exigencia, excepto Col d’Allois (cat. 1, 14km al 5,5%) a menos de 30 km para el final en alto en Pra Loup (6,2km a 6,5%).

Carrera rota, hecha pedazos, desde muy temprano. Una numerosa fuga comenzó a mermar el pelotón, que después volvió a fraccionarse cuando Tejay Van Garderen perdió rueda y requirió del apoyo de sus gregarios para reincorporarse. El toque final lo dio Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) que atacó a 80 km de meta, en el ascenso al Col de la Colle de Saint-Michel (cat. 2). El acelerón del grupo de líderes, para neutralizarlo, terminó de seleccionar el grupo. De ellos, los más comprometidos fueron los hombres de Movistar, quizás intentado preservar el segundo y tercer puesto en la general, más que luchando por batir a Froome.

Tras la sorpresiva intervención del Movistar para que Contador volviera al grupo de Froome, Nairo Quintana (Movistar), Alejandro Valverde (Movistar), Vincenzo Nibali (Astana) y otros, Van Garderen se desplomó. Literalmente. Completamente fundido primero se descolgó solo, y poco después puso pie a tierra, abandonando la carrera. Quedaba mucho aún para el final de la primera etapa alpina.

La fuga llegó al pie de Col d’Allos con más de 3’ 30’’ de margen con respecto al grupo de Froome y el resto de favoritos a la general. En el descenso un gran número de corredores se habían reincorporado a este lote.

Entre los de adelante, quien tomó la iniciativa fue Simon Geschke (Giant-Alpecin) cuando aún faltaba mucho para el final -unos 40 km-. En tanto, el pelotón levantaba el pie y cedía más de 10’. La victoria estaría en la fuga.

En la subida a Col d´Allos el primero en atacar fue Nibali, después Quintana. Nadie abrió hueco pero seleccionó un grupo compuesto además por Froome, Contador, Valverde y Richie Porte (Sky). Tras coronar, Contador y los de Sky pugnaron por monopolizar la cabeza del grupo, pero prevaleció Nibali, un especialista en descensos.

Poco después, en pleno descenso, una caída y un problema en la bicicleta relegó a Contador, quien recibió la ayuda de Peter Sagan. Delante, Valverde aprovechó para acelerar el ritmo llevando a rueda exclusivamente a Froome, Quintana y Nibali. Fue el segundo golpe del equipo español a Contador.

En el ascenso al último puerto Contador perdía más de 1’ 30’’ con respecto al grupo de Froome, tirado siempre por Valverde y hombres del Movistar, absorbidos de la fuga.

Delante Geschke mantuvo el ritmo, siempre en solitario, y fue el primero en cruzar meta. Varios intentarlo cazarlo, entre ellos Thibaut Pinot (FDJ) y Andrew Talansky (Cannondale-Garmin) pero no tuvieron éxito. Gran victoria tras un ataque desde lejos y en solitario.

Si el Movistar pensaba que con su estrategia podía batir a Froome en los km finales, con un ataque cerca de meta, estaban equivocados. Faltó terreno por delante para hacer diferencias. Lo que sí consiguió el equipo español fue fulminar a Contador, quien cruzó meta más de 2′ por detrás del grupo de Froome.

Ya en el km final Quintana intentó irse en solitario pero todo terminó como viene siendo costumbre en 2015. Un ataque breve, que Froome no tuvo inconvenientes en responder. El keniata y el colombiano terminaron, una vez más, por delante del resto.

Movistar consiguió lo que buscaba: ser segundo y tercero en la general.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas