Revista Libros

Muertos prescindibles - Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt

Publicado el 17 febrero 2017 por Entremislibrosyo
Muertos prescindibles - Michael Hjorth y Hans Rosenfeldt

Hubo un tiempo en el que creía que la novela negra no me gustaba. Sí, como lo leéis. Ni negra, ni policíaca, ni nada que se le pareciera. Mi asesinato más fuerte, salvo contadísimas excepciones, eran las novelas de Agatha Christie que devoré durante la adolescencia. Muy suave todo, como veis. Pero eso cambió y no solo comencé a leer el género, sino que a día de hoy se ha convertido en uno de mis favoritos y algunas sagas recientes son novelas que no perdono en cuanto se publican así que tras disfrutar muchísimo con Secretos imperfectos y Crímenes duplicados, hoy os traigo Muertos prescindibles.

Sinopsis


En las montañas de Jämtland dos mujeres hacen un descubrimiento macabro: del suelo sobresalen los huesos de una mano. La policía local llega a la escena del crimen y no encuentra uno, sino seis cuerpos; entre ellos, el de dos niños. Todos fueron asesinados por un disparo en la cabeza.No hay testigos, no hay pistas y nadie ha denunciado ninguna desaparición… Cuando el equipo de Torkel Hölgrund acude al lugar de los hechos para hacerse cargo de la investigación, todo se complica. El psicólogo criminal Sebastian Bergman atormenta a todos con sus problemas personales consiguiendo, una vez más, que las tensiones vayan en aumento.El caso resulta ser un rompecabezas mucho más complejo de lo que habían imaginado. La identidad de las víctimas es un enigma y cuando, al final, Bergman ahonda en las pistas y consigue tirar del hilo, el Servicio Secreto aparece de improviso para archivarlo. Alguien en las altas esferas quiere tapar estas muertes a cualquier precio… Pero ¿conseguirán parar a Sebastian Bergman?Con la fuerza de Stieg Larsson y la intriga de Twin Peaks, llega un nuevo caso para Sebastian Bergman, el psicólogo criminal más brillante, atractivo e insufrible del género negro.

Mi opinión


Seis cadáveres sepultados en la montaña, entre ellos dos niños, cuya identidad se desconoce; dos afganos desaparecidos sin rastro alguno, la mujer de uno de ellos no se resigna a la explicación sobre huida por denegación de asilo que le da la policía; y el equipo de la Unidad de Homicidios a cargo Torkel Höglund, ayudado por Sebastian Bergman, dispuesto a esclarecer qué ha ocurrido, son los mimbres deuna novela que no da respiro al lector desde la primera páginaintentando componer un puzle que se adivina imposible, pero cuyas piezas terminarán encajando tras numerosos giros argumentales que te dejan con la boca abierta.

Así es Muertos prescindibles, la tercera entrega de la saga del psicólogo criminal Sebastian Bergman, ese personaje que a pesar del rechazo que suele provocar tanto en compañeros como en lectores, ha conseguido hacerse un hueco en nuestro corazón lector. Y es que Sebastian es prepotente, arrogante, borde, egoísta… y aún así de vez en cuando nos muestra su mejor lado, el más tierno, el vulnerable, el torturado por su pasado, y termina despertando nuestra empatía por mucho que nos resistamos a ello. Esto lo consiguen los autores conun perfil minucioso que muestra las luces y las sombrasde este hombre que casi todos querríamos tener lejos, pero al que es imposible no querer achuchar en alguna ocasión (pocas).
Junto a Sebastian encontraremos en esta entrega a todo el equipo que ya conocemos con alguna nueva incorporación. Poco a poco los autores nos van ofreciendo más detalles de todos ellos y nos ofrecenpersonajes que van evolucionando entrega tras entrega. Si en la primera novela aparecían meramente esbozados, después de tres novelas todos ellos se presentan ante nuestros ojos de una forma más detallada y personal ya que en estos libros tanta importancia tiene el caso que se ocupan de investigar como la vida personal de todos y cada uno de ellos. Este es el principal motivo por el que, a pesar de ser todos ellos casos totalmente independientes, esta es una de esas sagas que es especialmente recomendable leer en orden, sobre todo en el caso de esta última novela en la quelas emociones y los sentimientos de los personajes tienen tanta o incluso más importancia que la investigación criminalen sí misma. Aprovechan, además, los autores para poner de relieve a través de la trama de la familia afgana los problemas de la inmigración, la desconfianza hacia el colectivo musulmán y nos ofrecen pinceladas sobre las diferencia culturales existentes en relación con el mundo occidental y el choque que supone para el inmigrante el intentar adaptarse a ellas sin perder nunca su idiosincrasia y sus costumbres.
La narración, como ya nos tienen acostumbrados, es visual, cinematográfica y con un ritmo que no para de crecer desde el inicio de la novela. Con un narrador omnisciente, una prosa sencilla y clara, abundancia de diálogos y una estructura sostenida en capítulos cortos,Muertos prescindibles es una novela que prácticamente se devora a pesar de su extensión. Intriga, secretos y acción hacen de Muertos prescindibles una novela de las que se leen sin casi darte cuenta y en la que tras mil giros inesperados llegaremos a un desenlace más que satisfactorio para los casos investigados, donde todas las piezas encajan, y un final, una última línea, que te deja sin palabras, solo puedes desear tener la siguiente entrega cerca para comenzarla inmediatamente.
En definitiva, Muertos prescindibles, siguiendo la línea de sus antecesoras, esuna novela adictiva, con una trama bien armada y una resolución muy satisfactoriaque despierta aún más las ganas de continuar con la saga. Solo nos queda esperar que la editorial no se haga de rogar mucho y no tarde demasiado en ofrecernos las siguientes entregas. Y un aviso:Sebastian Bergman crea adicción

Ficha técnica


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista