Revista Sociedad

Narcos “hormiga”, la pista tras el crimen de un policía

Por Jose2gm68 @josemarianieto
Narcos “hormiga”, la pista tras el crimen de un policía
POR SERGIO DIMA
En la Patagonia, pasan droga hacia Chile en mochilas El miércoles asesinaron a un sargento que quiso identificar a los tres ocupantes de una camioneta en Neuquén. Dos le dispararon y huyeron. Otro, hijo de un intendente de la zona, fue detenido y liberado.
SAN MARTIN DE LOS ANDES. ENVIADO ESPECIAL - 11/03/12
E l asesinato del policía neuquino José Aigo, en una ruta de ripio cordillerana cercana a la frontera con Chile, se asemeja a la secuencia de una road movie norteamericana, con un paisaje local como pantalla de fondo. Todas las voces alrededor del caso están convencidas de que en el medio de la escena está el narcotráfico a baja escala, lo que se conoce como el tráfico “hormiga” de drogas entre la Argentina y Chile, algo tan habitual que, según los expertos y baqueanos de la zona, ya forma parte del escenario cordillerano .
El hecho ocurrió en la madrugada del miércoles pasado, en un camino de montaña poco transitado que une las localidades de Junín de Los Andes y Aluminé. Todo sucedió en un paraje algo inhóspito ubicado a unos 50 kilómetros de Junín llamado Pilo Lil, un conjunto de casas y ranchos que se deslizan bordeando un río azulado, el Aluminé.
Allí, alrededor de las 2.30 de la madrugada, Aigo y su compañero en el patrullaje, el oficial inspector Pedro Guerrero, detuvieron a una camioneta blanca en la que iban tres personas. Los policías habían sido advertidos de que había un vehículo circulando en el lugar con “algunas características sospechosas”, aunque no se aclaró cuáles eran exactamente esas características.
En medio de la noche, al encontrar la camioneta, los policías les hicieron señas para que se detuvieran. El conductor paró. Aigo se acercó. Pocos segundos después, el policía recibió dos tiros en la espalda y cayó muerto .
Ese fue el comienzo de un tiroteo que concluyó –en ese momento– con dos prófugos y Juan Marcos Fernández, de 26 años, hijo del intendente de San Martín de Los Andes, preso.
Antes de caer asesinado, Aigo le había hecho señas a Guerrero para hacerle saber que en la camioneta había cosas fuera de lo común . Lo primero que alcanzó a ver fue la cartuchera de un arma . Pero cuando se inclinó por el lado de la puerta del acompañante, uno de los hombres que ya había bajado lo ejecutó a menos de cinco metros de distancia. ¿Qué había visto el policía? Hasta ahora eso es un misterio. La principal hipótesis de la investigación es que todo tuvo que ver con una carga de drogas .
Ayer, la Policía neuquina realizaba allanamientos en la provincia de Río Negro, cerca de El Bolsón y Mallín Ahogado (una localidad cercana al Lago Escondido) ya que sospechaban que uno de los dos prófugos por el crimen podría estar vinculado a esos lugares. Allí también vive Juan Marcos Fernández, el hijo del intendente de San Martín, quien si bien en un principio había sido detenido, el jueves fue dejado en libertad por el juez Joaquín Consentino. El otro prófugo, según sospecha la Policía, sería un hombre de nacionalidad chilena que había entrado a la Argentina desde Venezuela. Y que, junto a Fernández, iba por la ruta 23 con destino incierto.
El juez consideró que Fernández no había tenido ninguna responsabilidad en el homicidio y creyó la versión de que había sido contratado para llevar a sus dos acompañantes. Pero Manuel González, el fiscal que investiga el caso a partir de que el joven fue liberado, considera que mintió y que sabe más de lo que dijo . El viernes, ante la prensa, manifestó sin trabas que Fernández debería estar imputado por falso testimonio y encubrimiento . Un detalle que no le cierra es el hecho de que en el vehículo se secuestraran tres mochilas de viaje con las mismas características (cuando los prófugos son dos). Menos creíble le pareció que dijera no conocer a quienes escaparon . Se cree que esos hombres se llevaron la misteriosa carga.
A la Policía tampoco le cierra la declaración de Fernández y espera empezar a cerrar el entramado.
Las distintas fuentes consultadas por Clarín tanto en Junín de Los Andes como en San Martín de Los Andes, aseguraron que hay un tránsito de la droga que logra evitar los controles tradicionales a pie, en bicicleta o a caballo, por caminos alternativos . Si la camioneta donde iban los ocupantes que mataron al policía efectivamente llevaba droga, los investigadores sospechan que el vehículo pudo ser uno de los eslabones de provisión de esa cadena “hormiga” de exportación de droga hacia Chile.
Hace dos semanas, una banda conformada por argentinos y chilenos cayó cuando pasaba más de 300 kilos de marihuana desde Mendoza, sobre el lomo de caballos y mulas . Y en la misma semana fue detenido en Chile un policía argentino que había encabezado un contrabando de droga, también hacia ese país.
¿Qué hacía Juan Marcos Fernández manejando de madrugada en una ruta de montaña, lejos de su casa y, según él, con dos “extraños”? ¿Qué vio Aigo como para que uno de los prófugos decidiera ejecutarlo a sangre fría y por la espalda ? Esas son algunas de las preguntas que aún están sin responder. Igual que si los prófugos tenían alguna conexión con el poder político local.
Spot de Campaña Senda-Chile
Narco Peruano Amenaza a Claudio Izaguirre

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog