Revista Opinión

Negros, no juzguemos a la ligera

Publicado el 03 agosto 2013 por Canchimalo @desembuchadero

NEGROS, NO JUZGUEMOS A LA LIGERAEn no pocas oportunidades los negros de Colombia prejuzgamos, al pensar que “todos nuestros coétnicos, cuando están metidos en algún proyecto para Comunidades Negras, se hallan en eso porque están buscando prebendas personales”; y con mayor razón se le mete cizaña al asunto cuando de veras hay plata a la vista, y no se vacila en afirmar: “Fulano se está robando esa plata que le dieron para la ejecución de un proyecto”. Conociendo los antecedentes de una serie de indelicadezas perpetradas por muchos coétnicos nuestros, es lógico desconfiar; pero, lo cierto es que no por esto debemos prejuzgar, mucho menos generalizar, creyendo de primas a primeras que “Zutano tiene que estar metido en malos manejos en torno de un proyecto para la Etnia Negra de Colombia, tomando como fundamento los antecedentes de otros negros que han hecho eso”.Así no es la cosa, porque por uno o varios no deben pagar todos, pues hay hermanos de etnia que proceden con rectitud. También preocupa saber que muchos negros cuando uno les pide cuentas o les hace seguimiento y control a sus actividades, desarrolladas desde cualquier esfera gubernamental o no gubernamental, creen de lleno que si se hace así es porque uno los está acusando de malos manejos, porque los está calificando de corruptos, de ladrones. Esta impresión es la que hace que tales personas se sientan “perseguidas por razones políticas, personales, sociales, ideológicas y de otras índoles”; esto conduce muchas veces, entonces, a que uno pase a ser el perseguido por quien se siente igual, la misma persona que puede llegar a recurrir a cualquier acto con tal de “impedir que la sigan hostigando, acusando, haciéndole la vida imposible”.En suma, uno debe considerar y manifestar públicamente o en privado que “alguien está robando o actuando erradamente” sólo cuando se disponga de las pruebas correspondientes. Como igualmente sólo con testimonios fehacientes alguien debe acusarnos de nosotros estarlo señalando de actuaciones indebidas. Todo el mundo tiene derecho a presumir, a conjeturar, a pensar que pito y que flauta; pero, lo recomendable es que siempre se proceda con pies de plomo, evitando las ligerezas al pensar, hablar y actuar, pues hay que hacerles el quite a los problemas, pues ellos nunca son buenos, porque incluso es malo ganar los pleitos; no hay que cazar peleas sin ton ni son.La mejor forma de uno mismo respetarse es respetando a los demás, en un proceder que ha de ser recíproco, pues los otros nos deben respetar; uno no tiene autoridad ética para exigirles respeto a las personas cuando nosotros no las respetamos. ¡Vaya reflexión tan plausible!, pero hay que ver si la cumplimos al pie de la letra. Está requetecomprobado que somos expertos en predicar y aplicar sólo cuando nos conviene.

Volver a la Portada de Logo Paperblog