Revista Comunicación

No tuitees que no te leo

Publicado el 03 mayo 2012 por Jorgeiturria @txispazos

…O al menos hasta que no te leas lo que tuiteas. Post con titulo peliculero para reflexionar sobre un mal endémico que se va extendiendo en los círculos del Marketing Online. La utilización de las Redes Sociales como plataforma de promoción personal y profesional y las variables utilizadas por los indicadores de reputación Online nos están llevando a una actividad frenética que puede ser perjudicial para la salud de del sector. Y es que está comprobado; No se lee lo que se publica, y por lo tanto, se publica sin sentido. Ejemplos los hay a patadas. En este Post nos centraremos en alguno

Es una opinión compartida por muchos, aunque puesta en práctica por muy pocos. Tras varias semanas examinando el comportamiento de mi querido Timeline de Twitter, he llegado a la conclusión de que un gran porcentaje de las noticias / Post’s  que se difunden a través de la red del pajarillo azul, no son leídas por quienes las tuitean. Y creo sinceramente que pocos se han parado a reflexionar sobre este tema, ya que, de haberlo hecho, no se verían tantos tuits con el mismo título de la noticia / Post a la que enlazan, indicador indiscutible de una clara falta de originalidad asociada a una más que probable no lectura de la fuente. Son varias las preguntas que últimamente rondan por mi cabeza y a las que creo he encontrado respuesta, o al menos, una más que posible explicación. ¿Por qué no nos paramos a pensar si lo que tuiteamos es o no de interés para nuestros seguidores? ¿Por qué tenemos que leer en nuestro TL el mismo tuit una y otra vez? ¿Somos originales? ¿Por qué publicamos lo que sabemos ya ha sido publicado por quienes lo van a leer? Y sobre todo, ¿qué nos está arrastrando a actuar de esta manera?

Lo que se lee en Twitter

Porque nos da igual; Porque no leemos ni lo que tuiteamos ni lo que los demás tuitean. Porque nos importa más bien poco que guste o no lo que compartimos. Porque lo que queremos es generar ruido con una actividad desbocada que nos permita estar en el candelero para conseguir cuantas más menciones y retuits mejor. Porque lo que pretendemos es ampliar nuestra base de seguidores con el objetivo de tener una mayor repercusión que ayude a difundir nuestra estrategia personal o profesional. Y con todo ello, contentar a nuestros queridos, Klout, Peerindex, Kred, Socialmention, etc, nuestras herramientas de medición de reputación online a las que estamos sometidos, lo queramos reconocer o no. (Os dejo un ejemplo de la imagen que arroja la web de Kred mientras escribo este Post. ¿Indicativo, ¿no?)

Kred

Todas ellas utilizan métricas similares, basadas en influencia, audiencia y actividad, y todos pasamos por el aro, consciente o inconscientemente, hasta tal punto que nos olvidamos de lo principal: Aprender de lo que compartimos y de lo que los demás comparten.

Como muestra, dos botones. El primero: Ayer me armé de valor y tuve la paciencia suficiente como para contar uno a uno los tuits de cierta cuenta de la que algunos días fui seguidor (no me preguntéis porqué, no tengo respuesta para ello) y cuyo hashtag favorito es #ecofin (me gusta Twittercounter, pero quería comprobar los datos por mí mismo y no dejarlos al azar…). Dicha cuenta, ayer a las 23:25h, mientras el Madrid le daba un repaso al Athletic y ganaba la Liga, arrojaba los siguientes datos:

72788 Tuits

105154 Siguiendo

104915 Seguidores

Antigüedad de la cuenta: 6 Mayo 2011

Pues bien, en el día de ayer, lanzó “sólo” 173 tuits; Eso sí, todos toditos todos a través de Twitterfeed, y etiquetados en los mismos hashtags #economía / #Tecnología #ecofin.

Calculadora en mano, esto me da una media de 7,21 tuits a la hora, 0.12 al minuto. Es decir, a bote pronto, por cada 0.7 tuits, genera un seguidor, y además tuitea mientras duerme. Todo un crack.

Los datos de hoy extraídos de Twittercounter para esta cuenta me dicen que la media de tuits diarios es de 220, con un incremento diario de unos 300 seguidores. Concluyendo: A través de tuits automatizados vía Twitterfeed, el cachondo ha conseguido en un año 105.000 seguidores, sin ni siquiera saber que ha publicado. ¿Os parece esto una buena praxis? ¿Es capaz dicha persona de leer lo que publica? ¿Creéis que sus seguidores le leen? Entonces, ¿Por qué le siguen? ¿Por la audiencia potencial que les puede proporcionar? Pero…¿alguien va a leer su Timeline? ¿Entonces? Creo que e estas preguntas les hemos dado respuesta en los párrafos anteriores, aunque de por sí se respondan solas ¿no os parece?

El segundo, este también achacable a los medios o fuentes de las que se nutren muchos tuiteros entre los que me incluyo (pero yo los leo, eh!), y es que creo se está perdiendo un poco de creatividad. Como viene siendo habitual, hoy mi Timeline se ha poblado de nuevo con tuits como los siguientes:

-   6 pistas para sacarle el máximo partido a Linkedin

-   22 consejos para optimizar y usar Pinterest

-   7 claves emocionales para que los ejecutivos puedan afrontar la crisis

-   Y un largo etcétera, enumerando consejos varios

Hasta aquí todo perfecto, excepto como comentaba la falta de imaginación (o quizás el agotamiento mental por la falta de contenidos originales que editar) a la hora de publicar noticias por parte de los medios y Blogs influyentes que todos conocemos, y que luego se reproducen de forma literal en los tuits que leemos cada día. Pero indaguemos un poquito en estos ejemplos… Tranquilos! Yo ya lo he hecho por vosotros, y los resultados son espectaculares. Voy con ellos:

Quien ha tuiteado los consejos para Linkedin, ni siquiera tiene perfil en dicha Red Profesional, o al menos no con su nombre, que sería lo más normal pienso yo. Por lo tanto, ¿para qué se va a leer una noticia que le importa más bien poco?

Quien ha tuiteado sobre los 22 consejos para optimizar Pinterest, el minuto anterior había lanzado otro tuit con otros tantos consejos para no se qué (lo admito, ese no me lo he leído). Así pues, ¿le ha dado tiempo en un minuto a leerse los 22 consejos que ha publicado? Que me lo expliquen, o mejor que me digan como lo hacen; Me encantaría tener super-poderes J

Concluyendo, y a modo de resumen, lanzaré mi versión sobre los hechos. Las Redes Sociales son magníficas plataformas de Marketing que bien utilizadas, y entre otros muchos usos, potencian sin duda alguna la Marca Personal. El problema viene dado cuando la medimos a través de ciertos indicadores que, en mi opinión, fomentan un mal uso de las mismas (la fiabilidad de herramientas como Klout merece Post aparte), potenciando la actividad sin descanso, programando tuits, tirando de feeds, etc. ¿Y a que nos lleva esto? A no leer lo que tuiteamos, y por lo tanto, a que la información que compartimos sea cada vez de menor calidad o, cuando menos, de menor originalidad.

Una buena reflexión al hilo de temas como este, tuve la ocasión ayer de leer en PuroMarketing; ¿Es Twitter una Red Social o un medio de comunicación? En el aire dejo la pregunta, aunque creo mi opinión está más que clara con lo aquí expuesto. Vosotros, ¿qué opináis?

Quisiera concluir comentando que en ningún momento he pretendido con este Post criticar nada ni a nadie. De hecho, y como habréis podido comprobar, está escrito en 1ª persona del plural, y por lo tanto, yo mismo me meto en el saco. Además, precisamente hoy, 3 de Mayo, se celebra el Día mundial de la Libertad de Expresión, y como tal, respeto aunque no comparto ciertas prácticas que lamentablemente se están asentando, sobre todo, en Twitter. Y como tal expreso lo que siento.

Y vosotros, ¿os lo habéis leído?


No tuitees que no te leo
No tuitees que no te leo
No tuitees que no te leo

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossiers Paperblog