Revista En Femenino

Ojo, los tampones nos puedan engañar en muchos aspectos…

Publicado el 11 junio 2012 por Copameluna

Un artículo de Karla la 13.”Embajadora de la copa Meluna” y blogger

http://cajondesordenado.blogspot.com.es/2012/06/copa-menstrual-meluna.html

 

Ojo, los tampones nos puedan engañar en muchos aspectos…

 

¿Cómo podemos elegir nuestra talla de copa sin equivocarnos? Puede que erróneamente, nos dejemos guiar por el tamaño de tampones que utilizamos, o por las pérdidas que vemos en las compresas, con lo cual, puede que pensemos que un tamaño de tampón mini sea la talla S de copa, uno regular la talla M, uno super la talla L y uno superplus la talla XL, o por lo menos, eso fue lo que me pasó a mí cuando tuve que elegir la talla de mi copa.

Personalmente mi flujo es bastante abundante (un tamaño super de tampón, unos 5 o 6 tampones por día) y dejé de utilizar compresas hace años, porque me parecían muy antihigiénicas, y además de tener que estar pendiente todo el rato para no mancharme, me rozaban demasiado, y en verano eran insoportables! Cuando me preguntaron qué talla de copa quería, dudé entre una XL o una L, y finalmente pedí una L.

 

Ojo, los tampones nos puedan engañar en muchos aspectos…

¿Por qué? Pues porque me dejé engañar por la absorción de los tampones, ya que al absorber parecía que tenía muchísimo flujo, que perdía mucha sangre, y al no ver claramente la cantidad de sangre que era, daba la sensación de que era incluso demasiado, y en las compresas al no recoger el flujo, tampoco me duraban gran cosa. Cuando estrené mi copa hace unos meses iba continuamente al baño a comprobar si había tenido pérdidas, o si había llenado la copa.
Cuando terminé de usarla el primer mes pude ver por mí misma que el 12 horas ni se había mediado, que no tenía ni la mitad de flujo de lo que pensaba que tenía; podía estar con la copa 12 horas sin preocuparme, sin sequedad vaginal, sin que notara que la llevaba puesta y sin tener que ir con tampones el bolso por si necesitaba cambiarme; incluso en algunos momentos me llegué a olvidar de que estaba con la menstruación.

 

Ojo, los tampones nos puedan engañar en muchos aspectos…

Mi conclusión final, aunque tarde, es que hay que pedir una talla menos de la que creemos que llevaremos (por norma general, cada mujer es un mundo y siempre hay excepciones), ya que el sistema de elegir talla por los tampones ni acaba de ser fiable.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista