Revista Cultura y Ocio

Once Upon a Time in Hollywood o la sobrevaloración de una película olvidable

Publicado el 27 noviembre 2019 por Diego Diego Fernando Perdomo Pérez @Unlibroyuncafe1
Once upon a time in Hollywood

«Once Upon a Time in Hollywood», la aclamada novena película del genial Tarantino es una oda personal al cine que vive en la mente del director, una visión de la decadencia actoral y las envidias que despierta el imaginario glamour de Hollywood.

La historia tiene como trasfondo los sucesos ocurridos entre el culto de Charles Manson y los brutales asesinatos que su «familia» ejecutó a finales de los años 60, pero la historia real se centra en la carrera en declive del actor de Rick Dalton interpretado por Leonardo DiCaprio y su relación con su doble de acción Cliff Booth, interpretado por Brad Pitt.

En «Once Upon a Time in Hollywood», Tarantino incursiona en la historia de un actor que ve como su carrera empieza a hundirse, recreada por las excelentes actuaciones de Brad Pitt y Leonardo DiCaprio que es de lo mejor de la película, logrando que la química entre los dos llegue a la audiencia de muy buena forma por medio de un estilo cómico que en ningún momento ridiculiza las actuaciones.Por un lado el personaje de Rick Dalton, logra expresar la decadencia actoral de un hombre entregado a la fama que ve como Hollywood lo arrincona y lo va olvidando paulatinamente al mismo tiempo que la vejez empieza a ser un problema para el mundo de la belleza y glamour que requiere el cine. Por otro lado se encuentra Cliff Booth un doble de riesgo y pseudoasistente de Rick Dalton, un hombre de apariencia afable pero dura, misterioso y con una fuerte autoestima, al que Brad Pitt logra darle credibilidad.«Once Upon a Time in Hollywood» es espectacular visualmente, con una impecable ambientación de la época, y las referencias al cine hace que sea disfrutable ciertos aspectos de la película. La aparición de de Margot Robbie como Sharon Tate, la victima de los brutales actos de la Familia Manson, da un aire de belleza angelical, un papel en el que el personaje parece un ente aparte del mundo caótico hollywoodense, pero que queda a deber con su poca historia y falta de profundidad. De igual forma la aparición de Bruce Lee es por lo menos desagradable, presentándolo como un ser arrogante y hablador, un personaje vanidoso que si bien es cierto es parte de la ficción de Tarantino, no menos cierto es que puede verse como faltar el respeto a un personaje icónico del cine y las artes marciales.

Ahora bien, la película tiene grandes cosas a favor, pero no es ni mucho menos la mejor película de Tarantino, quien mezcla de nuevo ficción y hechos históricos, como ya lo hubiera hecho en  «Bastardos sin gloria», pero no logra encaminar al público hacia una historia sólida, con una trama que no sabe hacia dónde se dirige y termina en un climax magnifico pero tan fugaz que se ve opacado por la totalidad del filme. La película será defendida hasta los tuétanos por los ungidos del cine y los fanboys de siempre, obviando las grandes falencias de la misma, pero no ocultará la realidad de ser una película del común realizada por un genio como es el de Tarantino.«Once Upon a Time in Hollywood» es una película olvidable, aunque disfrutable, con una trama descaminada, inconexa en algunos momentos y sin la brillantez de otras obras de Tarantino.
3 Estrellas

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista