Revista Cultura y Ocio

Opinión de la bella durmiente del ballet de san petersburgo

Por Soycazadoradesombras @cazadoradesly
OPINIÓN DE LA BELLA DURMIENTE DEL BALLET DE SAN PETERSBURGO
El Ballet Clásico de St. Petersburgo, compañía fundada por el solista principal de Mariinskiy Ballet Andrey Batalov, nos presenta este verano en el Teatro EDP Gran Vía: La Bella Durmiente.

He tenido una oportunidad única de poner ver en escena a uno de los ballets clásicos más importantes del mundo con su espectáculo "La bella durmiente". La bella durmiente es un cuento de hadas-ballet estructurado en un prólogo y tres actos, que fue encargado por el director de los Teatros Imperiales Ivan Vsevolozhsky en 1888 y se estrenó en 1890. La música fue compuesta por Piotr Ilich Chaikovski, que completó la partitura en 1889. 
Nada más abrirse el telón te quedas anonadada por la puesta en escena, la escenografía es tan bonita que no dejarás de mirar todos los detalles que lo componen, el vestuario es precioso, además que habrá varios cambios del mismo , por lo que vas mirando intrigada e ilusionada a los laterales del escenario, por donde saldrá la compañía de ballet, para observar que cada vez, sus cuidados trajes son más espectaculares, mas cuidados y con más magia.
La música compuesta por Piotr Ilich Chaikovski, está llena de viveza, alegría, con un tono desenfadado, menos cuando aparece "la mala" de la obra, porque en todo cuento, siempre hay una "mala" y la obra, no va a ser menos, entonces se vuelve un poco oscura la melodía, para retomar minutos después su brillo. Hablando del Ballet de San Petersburgo, y entrando un poco más en detalle, la ejecución de los movimientos, los saltos tan geniales que hacen, que parecen incluso que son una pluma y están volando, son maravillosos y dignos de ver.
Algo que me gustó mucho, es la unión de técnicas de ballet junto a técnicas de teatro, las facciones a la hora de expresar miedo, alegría o al ponerse en la piel de "el gato con botas" u otros cuentos de hadas, son fascinantes. La bella durmiente es un ballet que aconsejo a todo el mundo, incluso a los más pequeños de la casa, para que tomen contacto con esta disciplina, ya que se lo pasarán muy bien y el escuchar sus aplausos, sus ohh y sus risas, es algo genial. Se me pasó volando el tiempo y como espectadora me sentí parte de este cuento de hadas. 

Volver a la Portada de Logo Paperblog