Revista Cocina

Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cereza

Por Cuca
Nos guste o no el calor ha llegado y con él sus cosas típicas : los días casi eternos, los niños jugando en la calle hasta que se hace de noche, las ventanas abiertas, buscar la acera con sombra, los abanicos en el bolso, los temidos modelitos de verano (que con la excusa de ir fresquitos algunos van disfrazados) el final del curso escolar (y el a ver qué se hace con los niños cuando los padres trabajan) el contar los días que nos faltan para tomarnos unas vacaciones que invariablemente siempre nos saben a poco, los negocios que empiezan a colgar el cartel de cerrado por vacaciones...
Por muchos años que pasen los veranos siempre son iguales. Reconozco que a mí me cuesta un poquito hacerme con los días con tantas horas de luz. Parece que es temprano y sin embargo cuando quieres darte cuenta es tardísimo. Las tardes parecen eternas y ya no se te ocurre qué hacer para entretener las horas y ahora con la niña es incluso peor porque con tanta luz fuera a ver cómo la acuestas...
De corazón os digo que los días no han terminado de alargar y ya estoy deseando que empiecen a acortar las horas de luz.
Cuando era estudiante estaba deseando que llegase el verano para descansar y hacer lo que me gustaba pero al cabo de dos o tres semanas estaba tan aburrida de descansar, leer, ver la televisión (entonces no había internet ni móviles) salir a veces a la calle con mis amigas (que mi padre no me dejaba ser una niña callejera y estar todo el día por ahí) que ya no sabía qué inventarme para llenar las horas de un verano que se las prometía casi eterno.
Entonces llegaba mi madre y soltaba eso de "si tan aburrida estás coge un trapo y ponte a limpiar el polvo" ¡horror! ¡¿para qué había dicho nada?! y quien dice limpiar el polvo dice limpiar cristales o fregar los azulejos del cuarto de baño...
Otra de las frases favoritas de mi madre era "vente a la cocina y échame una mano" y después todo el rato con el sermón " te vas a hacer una mujer y no vas a saber ni freir un huevo" ¡no os podéis hacer una idea de lo que odiaba aquella cantinela! y yo mientras pelando cebolla, ajos, tomates, zanahoria... para hacer un sofrito (que más de una vez se me quemaba por falta de interés y atención) o para hacer gazpacho o salmorejo o lo que mi madre decidiera que se comía aquel día.
Os prometo que salí de mi casa para estudiar en la universidad y no había hecho una comida por mí misma creo que nunca (salvo pasta algún día) pero la sorpresa fue mayúscula al descubrir que después de diez o doce años de los eternos veranos en la cocina pelando verduras sin ganas ni vocación a fuerza de ver a mi madre poner lentejas, potajes, preparar arroces... tenía más que claro cómo se hacía cada comida y a fuerza de pruebas, fracasos y algún acierto se me fue metiendo el gusanillo de la cocina y hasta hoy.
Ya podemos dar por bien empleados esos veranos y la cantinela de mi madre que supongo más de una madre habrá repetido también y que yo temo repetir con Lara
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cerezaLa receta que os traigo no sabía si publicarla ya o esperarme unos meses. Por un lado empieza a hacer mucho calor como para animarse a encender el horno (aunque yo sigo horneando todas las semanas aunque tengamos 40º a la sombra) y además hace bien poco que publiqué la receta de mi adaptación del Pastel turco de yogur de Gordom Ramsay de la que deriva esta que os propongo hoy. 
Pero por otro lado estamos en temporada de cerezas y me parecía propicio publicar la receta por si os decidís a preparar mermelada que tengáis una tartita deliciosa y muy sencilla de preparar para aprovecharla.
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cerezaAdemás no sé si este año voy a poder preparar alguna receta más con esta fruta que tanto me gusta pero que necesita de tiempo para poder deshuesarlas y con Lara pululando por la cocina no siempre es sencillo disponer de demasiado tiempo para preparar nada.
Tampoco está siendo una cosecha demasiado vistosa y aunque a mi casa han llegado algunas cerezas aceptables (regalo de algunos vecinos de finca) en el mercado estoy viendo cerezas caras y no demasiado buenas y es una lástima.
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cerezaHace mucho tiempo que quería preparar algún postre con efecto marmolado y nunca me atrevía. Al igual que me pasaba con la charlota el principal motivo era el miedo. Temía que las masas se mezclaran y acabara todo con un color "sucio" y poco definido.
Ojalá todos los males fueran ese porque independientemente de que las masas se mezclen o no el sabor iba a ser bueno pero yo ahí sin lanzarme ¡el que no arriesga no gana! 
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cerezaTras muchas vueltas decido que empiezo por este pastel, que ya cuando lo hice en invierno mi intención era esta pero me arrepentí en el último momento, en lugar de hacerlo por un bizcocho o unos muffins que serían más sencillos de manejar ¡y sorprendentemente me ha salido bien!
Y digo sorprendentemente porque como la adaptación es mía. He sido yo la que acertada o erróneamente he ido decidiendo en cada momento qué hacer o cómo ir vertiendo la masa por tanto que haya salido bien y vistoso ha sido más cuestión de azar que otra cosa.
Y así ya me he quitado la espinita y espero "marmolear" más postres ¡acabo de abrir la veda! 
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cereza
La verdad es que la mermelada de cereza no se nota en exceso en el sabor pero le da un color tan bonito que ha merecido la pena el experimento. Para aprovechar la que quedaba en el bote le ponía un poquito por encima a cada trocito en el momento de servirlo y así se pontenciaba el sabor. 
Si no tenéis mermelada de cereza ¡no hay problema! cualquier mermelada de color intenso (arándanos, frambuesa, fresa, frutos rojos...) os servirá. Y os digo que sea de color intenso porque al mezclarla con el yogur el color se diluye y aclara considerablemente. En este caso podemos hacer uso de un colorante alimentario o dejarlo tal cual haciendo gala de un tono natural ¡eso a vuestra elección!
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cereza
El resultado es una tarta fresquita y ligera que no empalaga y es muy sencilla de comer ¡peligro! que a lo tonto pueden caer dos trozos y aunque igual ya no nos da tiempo a llegar a la operación biquini con dignidad tampoco es cuestión de aumentar impunemente las lorzas de nuestra propiedad. 
A simple vista parece una tarta de queso ¡todo el mundo lo piensa! e igual si no decimos que sólo lleva yogur no lo notan porque hay tartas de queso que llevan más cantidad de nata y de yogur que del propio queso y por tanto apenas se diferencia su sabor.
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cerezaPara ser el primer marmolado que preparo creo que no ha quedado mal ¿verdad? Todo es mejorable, no cabe duda, pero estoy contenta.
¿Os apetece un trozo mientras os cuento la receta?
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cereza¡Vamos con ella!
Ingredientes:
* 600 gramos de yogur griego natural* 6 huevos* Un limón grande* 125 gramos de azúcar* 200 gramos de mermelada de cereza* 100 gramos de harina* Una cucharadita de levadura química* Colorante rojo (opcional)
Elaboración:
1. Exprimimos el zumo del limón y reservamos.
2. En un bol amplio ponemos 400 gramos de yogur griego, 4 huevos, 100 gramos de azúcar y50 gramos de harina y mezclamos hasta obtener una masa homogénea. Se puede hacer perfectamente con una varilla manual y tardaremos sólo uno o dos minutos.
3. Añadimos la mitad de la levadura y unos dos tercios del zumo de limón que hayamos obtenido. Volvemos a mezclar y dejamos reposar.
4. En otro bol ponemos 200 gramos de yogur, 2 huevos, 25 gramos de azúcar, 50 gramos de harina y los 200 gramos de mermelada de cereza y mezclamos.
5. Añadimos el resto del zumo de limón y de levadura, volvemos a batir y dejamos reposar unos minutos.
6. En el molde que vayamos a utilizar para hornear nuestro pastel vamos echando cucharadas de ambas masas de manera aleatoria hasta quedarnos sin masa. Yo he utilizado dos cucharas de servir helados.
7. Podemos terminar de mezclar con la ayuda de un palillo para hacer dibujos en las masas.
8. Introducimos en el horno precalentado a 160ºC y horneamos durante unos 60 minutos aproximadamente o hasta que lo veamos cuajado.
9. Dejamos templar con la puerta del horno entreabierta.
10. Cuando esté completamente frío lo tapamos con film transparente y lo metemos en el frigorífico. Lo dejamos reposar varias horas, mejor toda la noche o de un día para otro.
11. Antes de servir desmoldamos y podemos cubrir la superficie con mermelada para presentar.
https://sites.google.com/site/dulcessecretosdecuca/pastel-turco-marmolado-de-yogur-y-mermelada-de-cereza
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cerezaEs una receta facilísima y espero que si aún no os habéis animado con el pastel turco de yogur lo hagáis con cualquiera de las dos versiones que os he compartido en las últimas semanas ¡os va a encantar!
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cereza
Esta semana se me está haciendo particularmente larga y dura. La alergia no me está dando tregua y parezco un alma en pena con los ojos llorosos y la cara hinchada... ¡qué horror de primavera!
Lara por suerte parece no haber heredado mis alergias ¡y yo encantada! esto sería demasiado para un bebé tan pequeño. Aunque es pequeña de edad, que en cuanto a tamaño... ¡ya la habéis visto en Instagram! La niña crece que da gusto aunque llevamos un par de semanas bastante reacios a abrir la boca ¡lo que nos cuesta darle de comer!
No sé si serán los dientes, el verano o simplemente que nos hacemos mayores y echamos más carácter pero se me van las horas para darle la comida. Por contra va haciendo monerías propias de la edad y cada día me sorprende más porque aunque no habla (aparte de papá y mamá no dice nada) lo entiende absolutamente todo.
Me despido esta semana de vosotros con un delicioso y fresquito trozo de pastel ¿verdad que os apetece?
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cerezaNos leemos la próxima semana ¡sed felices!
Manos a la masa y ¡bon appétit!
Pastel turco marmolado de yogur y mermelada de cereza

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista