Revista Viajes

Pattaya, en Tailandia: Confluencia de modernidad y tradiciones

Por Vagabond
Pattaya, en Tailandia: Confluencia de modernidad y tradicionesTailandia es un microcosmos sumamente fascinante. En el país, Pattaya es una excelente apuesta ya que ofrece una buena relación calidad-precio. Su historia es relativamente reciente ya que este paraíso marino era más bien un pueblo donde la vida fluía lentamente, entre el trabajo de los pescadores y la llegada ocasional de algún que otro turista. 
Hoy en día las cosas han cambiado por completo y se puede llegar en barco desde Bangkok o alguna de las ciudades que se encuentran en la desembocadura del río Chao Phraya. Lo que atrae a los turistas son sus playas de arena blanca y aguas cristalinas, un tesoro que se descubrió allá por los años ‘70, cuando se le dio un gran impulso a la zona, quizás un poco exagerado ya que encontrarás hoteles a lo largo de la costa, así como restaurantes, bares y clubes nocturnos. 
No obstante, el verdadero auge se vivió en la década de los ’80, cuando era un lugar de moda. Hoy llegan hasta estas playas unos tres millones de visitantes anuales, que no solo disfrutan de sus playas sino también de sus excelentes campos de golf de renombre internacional.
Por tanto, si decides visitar Pattaya, olvídate de la calma y la tranquilidad. Las hordas de turistas vienen y van continuamente pero la experiencia vale la pena ya que esta ciudad balnearia ofrece bellísimos paisajes y la diversión está garantizada.
¿Qué ver en en Pattaya?
No te puedes perder Pattaya Beach, una gran lengua de arena blanquísima resguardada por las clásicas palmeras, aunque tampoco faltan los hoteles y las modernas construcciones. No esperes una playa vacía pero aún así, es perfecta para relajarte o practicar deportes náuticos.
Pattaya, en Tailandia: Confluencia de modernidad y tradiciones
Si tienes tiempo, dedícale algunas horas al Gran Buda y el Parque del Agua. Hay quienes afirman que no se trata de sitios excepcionales y es cierto pero bien ameritan una visita, al menos para sacar las fotos de rigor. No obstante, lo que no te puedes perder es una buena cena en la torre del parque de Pattaya, donde se encuentra un restaurante giratorio en el piso 53 desde donde tendrás vistas fabulosas. 
También deberías dedicarle al menos media jornada al Gorgeous Mini Siam, un sitio donde hallarás casi un centenar de modelos en miniatura de los edificios históricos y templos de Siam. Es de destacar el Wat Phra Kaew, el puente del río Kaeo, el puente sobre el río Kwai y el templo jemer de Phimai.
Para los niños en especial, podría ser interesante el Pattaya Elephant Village, donde podrán descubrir las diferentes habilidades de los elefantes en Tailandia o ver la selva circundante a bordo de un coche. Y claro, no faltan las oportunidades para hacer trekking.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista