Magazine

Pérsico: “es necesaria una ley de la agricultura familiar"

Publicado el 06 abril 2014 por Movimiento Evita La Paz @MovimientoELaPa
Pérsico: “es necesaria una ley de la agricultura familiarDialogamos con el Subsecretario de Agricultura Familiar de la Nación sobre los principales desafíos del sector en la construcción de una nueva ruralidad en la Argentina.
¿Cómo se acerca al sector de la Agricultura Familiar?A esta tarea esta me convocó Cristina. Para mí fue una sorpresa porque no esperaba trabajar en este sector. Me convocó por ser militante de este Proyecto y por el trabajo que realizamos como movimiento en todo el país, pero yo tengo relación anterior con el sector a partir de que he sido productor. Yo era pequeño productor agropecuario en el conurbano de La Plata y también tuve un tambo. En la década del ’90, fundé una asociación de productores en esa zona y a partir de ahí nos conectamos con la Federación Agraria y discutíamos dentro de la Federación. Yo fui el secretario de esa asociación, el presidente era un compañero que tenía una huevería ahí en la zona. Dentro de la Federación Agraria participamos de las primeras discusiones sobre la creación de un área específica de Agricultura Familiar. Después vino el conflicto del campo, el largo conflicto del campo, la separación de la Federación Agraria y recién fue durante el gobierno de Cristina que se crea la Subsecretaría.¿Y de dónde surgía el pedido?El pedido surgía de la necesidad de tener una política específica hacia el sector de la Agricultura Familiar. Había que considera al pequeño productor como parte de un sector productivo más que como un sector social. No era sólo un problema de inclusión, sino que había un problema de desarrollo productivo y el pequeño productor podía aportar mucho en la creación de un modelo productivo diferente. Primero, necesitamos crear políticas activas del Estado, planificando y desarrollando algunos productos tecnológicos que hacen falta. En el sector agropecuario sobran las inversiones privadas para resolver cualquiera de los problemas financieros que tengan. El sector de la Agricultura Familiar, en cambio, si no hay inversión del Estado, tiende a ser deglutido por los otros sectores. Si lo ves por el producto bruto, somos un país que tiene un componente importante de sector agropecuario. Si lo ves en cuanto a población, no es así. Entonces hay un problema de desarrollo demográfico que en realidad es un desarrollo de política económica, de modelo de país.¿Cómo afectan los problemas del sector al conjunto de la sociedad?La Argentina para que sea estable tiene que tener un millón de productores agropecuarios. Eso va a resolver muchos de los problemas de la ciudad: inseguridad, hacinamiento, subsistencia económica... Nosotros decimos que el pibe que ni trabaja ni estudia, que está en una villa del conurbano, lo más probable es que sea hijo de campesinos. Tenemos que lograr un crecimiento demográfico en la Argentina donde poblemos todo el territorio que tenemos. El campo lo puede resolver. Y el único que lo puede resolver es nuestro campo, por decirlo de alguna manera, que es la Agricultura Familiar. Hay que sacar recursos del modelo del agronegocio, para invertirlo en otro modelo de producción, de baja intensidad, de mucha mano de obra, amigable con el medio ambiente, amigable con la Pachamama, que tiene que tener la capacidad de producir, yo creo, el 60% de los alimentos que consumen los argentinos. ¿Qué implicó la creación de la Subsecretaría de la Agricultura Familiar?La creación de la Subsecretaría es un elemento muy importante porque es un reconocimiento al sector. Pero, por supuesto que es un paso, como dice Cristina. Hoy se han logrado dos cosas muy importantes. En primer lugar, que haya una cantidad de técnicos y profesionales en el sector, con una actitud militante, de entrega y de soluciones para el sector. A esos técnicos tenemos que darles mucha más capacidad para que resuelvan técnicamente problemas productivos, no problemas sociales. El otro gran avance es la cantidad de organizaciones. Donde vos pongas el dedo en el mapa, hasta en esos lugares donde no hay ninguna rayita ni ningún puntito, vos vas a encontrar a un productor de la Agricultura Familiar y una organización. Hoy hay una base organizacional y una base técnica; sabemos qué es lo que hay que hacer, sabemos qué es lo que falta.¿Cómo vio el desarrollo de las organizaciones en los últimos años?Yo encontré una base de organizaciones y una base de técnicos muy importante en el sector. Hoy en día tenemos que recuperar un proceso productivo que se ha perdido y que el neoliberalismo lo ha destruido, pero el productor está, la cultura del trabajo está, la organización está, entonces lo que nos hace falta es un proceso de inversión y de desarrollo importante para que vuelva a tener esa fuerza que ha tenido en su momento el pequeño agricultor argentino, que era muy grande.  Esa es la tarea a desarrollar desde acá, en la Subsecretaría.Hoy las organizaciones planteamos la necesidad de una Ley de la Agricultura Familiar.Sí, es necesaria una Ley de la Agricultura Familiar, para crear un instituto que tenga objetivos claros, que tenga financiamiento claro… Porque institucionalizar también es darle continuidad histórica a un proceso y que no vuelva más para atrás. Para eso necesitamos consolidar estos logros y cuidarlos, como dice Cristina. Un instituto podría dar préstamo, canalizar los recursos del Estado para la Agricultura Familiar, con participación de las organizaciones en un directorio, que pueda desarrollar esta tarea de créditos para la compra de tierra o para la generación de infraestructura.Bueno, finalmente algo que quiera comunicar a nuestros lectores.Un saludo a los compañeros de la FONAF. Contamos con la calidad y la capacidad de sus dirigentes para organizar al sector ya no como una partecita, sino como un sector económico que incluya a todos. Tenemos que construir la unidad de todos los sectores de la Agricultura Familiar, porque eso nos da fuerza.

Volver a la Portada de Logo Paperblog