Revista Cine

Poemas escogidos (1807-1824), de lord byron. el poeta del presente.

Publicado el 17 septiembre 2022 por Miguelmalaga
POEMAS ESCOGIDOS (1807-1824), DE LORD BYRON. EL POETA DEL PRESENTE.Lord Byron es uno de esos ejemplos en los que la figura pública y el poeta se confunden. Fue un hombre muy famoso en su tiempo, tanto por su literatura como por su carácter. Guapo, romántico y defensor de las causas que estimaba justas, su presencia causaba agitación allá por donde iba, como las actuales estrellas de rock. Además, como no podía ser de otra manera, fue protagonista de numerosos escándalos sexuales. Que muriera - aunque fuera de enfermedad - cuando se había enrolado para combatir por la independencia de su amada Grecia cuando todavía era joven, no hizo sino acentuar su halo legendario. La poesía de Byron es la de la exaltación del romanticismo que sobreviene cuando se recuerdan amores apasionados. Es algo muy propio de él dedicar versos a mujeres que han fallecido en la plenitud de su belleza y atormentarse en tal recuerdo:

¡Y tú has muerto, siendo tan joven y hermosa

como si no fueras de nacimiento humano,

y forma tan suave y encantos tan únicos

tan pronto han regresado a la tierra!

Aunque la tierra los recibió en su lecho

y sobre el sitio la multitud ande

descuidada en su regocijo,

hay unos ojos que no podrían tolerar

mirar ni un instante a esa tumba.

Otro de sus grandes temas es Grecia, como cuna de la civilización y la poesía, la Antigüedad sagrada a la que la cultura del presente le debe todo:

¡Las islas de Grecia, las islas de Grecia!

¡Donde la ardiente Safo cantó y amó,

donde nacieron las artes de la paz y de la guerra,

donde se levantaba Delos, y surgió Febo!

Eterno estío aún las embellece,

aunque todo, salvo su sol, haya desaparecido.

También es de destacar la estremecedora lectura de En este día completo mi trigésimo sexto año, en la que parece profetizar su propia muerte pocos meses después:

Si tú lamentas tu juventud, ¿por qué vives?

La tierra de la muerte honorable

es ésta: ¡ve hacia el campo y entrega

allí tu aliento!

Busca la tumba del soldado, menos

buscada a menudo que hallada, para ti la mejor;

luego mira alrededor y escoge el sitio,

y toma tu descanso.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas