Revista Economía

Preguntas que te deberías hacer al menos una vez en la vida

Publicado el 24 julio 2015 por Eautonomos @eautonomos
Preguntas que te deberías hacer al menos una vez en la vida

Cómo ya sabéis, en e-autónomos ofrecemos la posibilidad de que publiquéis vuestros artículos, siempre que traten temas de interés para nuestros lectores. Hoy contamos con la colaboración de Santiago Torre. Santiago es Coach de Negocios y se dedica a ayudar al pequeño empresario, a que tenga claro lo que busca y mejore su gestión del tiempo. Otros aspectos en los que os puede ayudar es en vuestra productividad personal, la relación con empleados y clientes, y en incrementar vuestras ventas. Si os gusta su artículo, podéis seguirle en facebook, twitter, linkedin, o google+. Muchas gracias por contar con nosotros Santiago.

Mira que tengo mala suerte con la vida trabajo como un bestia, pero no obtengo resultados Pero, ¿no hay un solo colaborador bueno? Todos los clientes son iguales, unos exigentes

Si lo que cosechas hoy no es lo que querías, en vez de despotricar y lamentarte, por qué no te preguntas: ¿qué es lo que sembré yo ayer?

No nos engañemos, cosechamos lo que sembramos. Los resultados en la vida nos los labramos nosotros mismos, esa falta de remate del trabajo de hoy dará como resultado una mayor carga de trabajo mañana o una rebaja en el precio de tu producto, vaguear en la formación ahora redundará en la calidad de nuestro trabajo mañana ( si crees que la formación es cara, prueba con la ignorancia, frase atribuida al rector de la universidad de Stanford).

Muchas veces confiamos en la providencia y pensamos que si sembramos limones recogeremos naranjas, nada más lejos de la realidad. Lo que nos sucede hoy es fruto de nuestras acciones en el pasado.

1. Si no estamos contentos con lo que tenemos, lo primero que debemos preguntarnos, es:

¿Qué es lo que realmente quiero? para a continuación reflexionar sobre: ¿Qué tendría que hacer para conseguirlo? y poner ese plan por escrito.

2. Si estamos contentos con lo que tenemos, pero no con el esfuerzo que nos supone conseguirlo, la pregunta sería:

¿En qué tengo que mejorar para que me sea más sencillo?, para a continuación trazar un plan de mejora personal y seguirlo con constancia y persistencia. Ahí está la clave del éxito futuro y de que las cosas nos cuesten menos: nuestro desarrollo personal, invertir en nuestra propia formación y evolución.

Eso sí, debemos tener paciencia, Zamora no se conquistó en una hora y nosotros no vamos a conseguir en unas semanas lo que a otros les costó años. Querer tener todo y ahora es una actitud y esperanza infantil que nunca suele suceder.

Cuanto mejor sea el resultado que esperas, más tendrás que trabajar y más tendrás que esperar. Como decía Heinz en un anuncio de la salsa Ketchup: lo bueno se hace esperar. Recuerda, si nada haces, nada cambia (al menos, a mejor).

Y tú, ¿Qué esperas recoger mañana? ¿estás seguro de que hoy lo estás sembrando?


Volver a la Portada de Logo Paperblog