Revista Salud y Bienestar

Presidente OMC en Redacción Médica:"Hay que resolver de una vez por todas el tema del copago farmacéutico porque es absolutamente injusto e ineficaz"

Por Fat


El presidente de la Organización Médica Colegial participó, recientemente, en un debate sobre el copago, organizado por “Redacción Médica” (Sanitaria 2000). En el mismo intervinieron, además, Ignacio Martínez Jover, gerente del Hospital de Torrejón; Jesús Aguirre, portavoz del Partido Popular (PP) en la Comisión de Sanidad del Senado; y José Martínez Olmos, portavoz del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados.
El debate fue planteado a partir del copago no asistencial, es decir, el relacionado, por ejemplo, con la emisión de servicios o la hostelería en los centros hospitalarios, una idea que ya han puesto en marcha de diferentes formas varias comunidades autónomas, según se recordó al inicio del mismo.
El presidente de la OMC inició su intervención señalando que el debate del copago, “sin aclarar muchas veces a cuál nos referimos, realmente no nos hace avanzar nada y nos entretiene en un debate sin fin”. “En este momento hay que tomar decisiones, hacer algo. No creo que ni en esto ni en nada debamos ir a 17 modelos distintos, no solo lo digo por el euro por receta de Cataluña. Considero que el modelo de financiación que tenemos es muy bueno. Pagamos entre todos lo que no sabemos si vamos a necesitar mañana, independientemente de que lo necesitemos hoy o no. Pero tal vez hay que intentar introducir un sentido económico para que las demandas exageradas sean controladas, probablemente haya que hacerlo. Pero no en la demanda asistencial. Tal vez se pueda hacer en farmacia y en algún elemento más”, según expuso.
Además, aprovechó para decir que una buena parte de lo que necesita solución se resuelve dándole más protagonismo de gestión a los profesionales. “Los que firmamos una receta somos los profesionales, o los que mandamos una prueba. Es un porcentaje muy alto dentro de lo micro. También quiero señalar que hay que resolver de una vez por todas el modelo que tenemos de copago farmacéutico”.
No quiso dejar pasar por alto un matiz: “Llevamos mucho tiempo de crisis como para decir que cada uno debemos ir a lo nuestro tapando agujeros. Llevamos casi tres años así, y creo que ya toca que las autonomías se pongan de acuerdo, o el Interterritorial, para tomar decisiones coordinadas. No valen excusas. Toca ponerse de acuerdo en lo que sea”.
Dijo no entender, temas como el cobro por la tarjeta sanitaria, “como si te cobran por otra cosa. A lo mejor es para que la gente la cuide y no la pierda, no sé”.
Respecto al copago en servicios como hostelería señaló que “Lo de la comida, los defensores dicen que el paciente también tiene que comer en casa, pero hay un matiz: la comida que se le pone en el hospital no la elige él, sino que es parte de su tratamiento. Además, el tiempo que decide el médico que debe estar ingresado es tiempo en el que su familia, por diversas cuestiones, tiene que estar haciendo también inversiones extra por una situación poco cotidiana como es un ingreso”.
Insistió en hay que definir de una vez el tema del copago farmacéutico, “porque es absolutamente injusto e ineficaz”. “En España –prosiguió- no se usan un montón de medicamentos, y habría que tener más cuidados con ellos. Sí sería bueno que se fijara una cantidad no por medicamento, por caja. Es necesario introducir el sentido económico en el despilfarro sanitario. El médico receta, pero no puede impedir que el paciente acumule medicamentos en casa. Creo que hay que dejar de desagraviar a los que en este momento están en el paro y están pagando el 40 por ciento. Yo no iría en porcentaje en función del coste del medicamento, sino por caja, y mirando determinados grupos como crónicos y polimedicados”.
Por otra parte, quiso llamar la atención sobre aquella población que es citada a consulta y que no asiste, “algo habría que hacer”, a su juicio. “Y hay un porcentaje altísimo que no van y no suspenden la cita. Hay que regular algún tipo de consideración sobre estos casos, y no es copago asistencial”, afirmó.
El presidente de la OMC cree que ha llegado el tiempo de avanzar en las propuestas, de ver cuáles son las cuestiones importantes en las que hay acuerdo. “No podemos tener el análisis permanente en tiempos de crisis que tuvimos con el Gobierno anterior, ni el que se está planteando con el de ahora. Llevamos ya tres años así, y toca tomar decisiones”.
En otro momento de su intervención se refirió al Pacto por la Sanidad, “Llevamos 10 años hablando de ese gran acuerdo para proteger la salud de los ciudadanos. Si no es posible estar de acuerdo en todo, hay alguien que debe gobernar. Ya está bien de la cultura de la culpa. Por amor al sistema y al país hay que poner el contador de las culpas a cero”.
Lo triste –indicó, en otro momento del debate- es que por indefinición tengamos que seguir debatiendo sobre ‘copago’ y no se aborden los cambios realmente necesarios. Insistió en que hay que reaccionar en aquellas formas de contención real, no de pagar, para controlar lo que ‘tira’ el paciente y el profesional. “Estoy en contra de que se cobre por consulta, pero también en contra de que se pida cita y no se asista a la consulta. Hay que penalizarlo, y no sé si con dinero”.
Con respecto a la intervención del resto de participantes, destacar de lo expuesto por Jesús Aguirre, que "si vamos a hablar de copago en pequeñas dosis dentro del mundo sanitario, es pan para hoy y hambre para mañana. Rodríguez Sendín ha dicho algo muy interesante, como es que hay que concienciar al ciudadano de un correcto uso del sistema a través de medidas correctoras. Hay derechos y deberes de los pacientes. También es importante cambiar los criterios de incentivación de los profesionales e implicarles en la gestión del presupuesto. Está bien que la macro la decidan los políticos, pero la mezzo y la micro deben contar con el consenso profesional. Hay que mirar a la siguiente generación, no a las siguientes elecciones. Hay que evitar ineficiencias por duplicidades. Hay un margen de eficiencia, y si hubiera que afrontar este tipo de medidas debería hacerse por consenso político".
A José Martínez Olmos le pareció muy importante "resolver el tema de la financiación, sinceramente. La deuda es otra cosa diferente. Lo que realmente cuesta la sanidad cada año se soluciona inyectando más recursos por impuestos, pero no vía copago. Ahí apoyaríamos esta decisión. Después la clave es autonomía de gestión y rendir cuentas. Estamos dispuestos al consenso, y si no el Gobierno tiene la legitimidad suficiente para tomar medidas. Eso sí, hay que tener en mente como premisa indispensable que cualquier decisión no perjudique la salud de los ciudadanos. Porque ya se está generando una inseguridad entre la ciudadanía respecto a sanidad que es muy peligrosa".
Finalmente, para Ignacio Martínez Jover, "el copago no es la solución y que se acabe el debate cuanto antes. Hay que trabajar todos juntos en los niveles macro y micro. No se discute el sistema, que es bueno, y hay que hacerlo sostenible con el aprovechamiento de los recursos. Tenemos unos equipos de Primaria y en los hospitales fantásticos, y no hay que derrochar el tiempo del médico, ni de la enfermera ni de la dotación tecnológica".
**Publicado en "MEDICOS Y PACIENTES"


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog