Revista Cultura y Ocio

Primera esfera y Noveno círculo por Paula Lobato Díez

Publicado el 03 agosto 2019 por Revista Pluma Roja @R_PlumaRoja

La poeta Paula Lobato Díez desde España nos ha hecho entrega de un regalo, una pequeña muestra de su poemario: Mujer de agua y muerte. Pase y disfrute con estos versos que los llevarán por un viaje de emociones.

 Primera esfera

Ja saps què passa…
t’estime, t’estimo, t’estim.

Camals Mullats – La Gossa Sorda

Tan impredecible como las boinas que el Montgó se prueba de cuando en cuando,
como el fondo marino que cambia de una noche a otra,
como la lluvia de Agosto.

Tan leal como la sombra que marca el contorno exacto de un cuerpo en la arena
a las doce del matí,
tanto como lo son unas rocas paras las muchas criaturas que huyen de tus manos cálidas
entre corrientes.
Incluso más que la constante marea que días tras día
No falta a su palabra con la orilla,
la visita y baila con ella.

Muy volátil.
Como la bandera de una playa, que cambia sus colores a la mínima
que lo hace el viento.
Tanto como las gaviotas que van de un lado a otro
tanteando dónde se podrán posar.

También real.
En la medida en que lo es la temperatura del mar,
que se funde con los cuerpos y se adapta, o al revés,
qué más da.
Tanto como la luz que abrasa las retinas y permanece en tu memoria
hasta mucho después de que la oscuridad haga su relevo.
Como las quemaduras solares, que permanecen en el DNI de la piel
a pesar de que el rastro haya desaparecido.

Libre como como aquellas amigas que entre azules y grises jugaban
en viejas bicicletas.
Y huían de la policía y de la lejana montaña.

Tan inaccesible como lo puede parecer un bosque de posidonia;
hermético y secreto.
Quizá solo hay que atreverse a bucear un poco más profundo y acariciar
esos tentáculos oscuros, aun arriesgo de no volver a escuchar nunca.

Me jugaría la sordera y mi propia oreja por poder sentirme una noche más
el epicentro de todo ese tapiz de estrellas.
Esas que a veces caen del cielo veraniego y llueven sobre nosotras.

A mí lo que em posa calent es el olor agreste d’una tard de ponent.
Esa calima que derrite hasta los huesos, la sal que seca hasta la misma esencia
los rayos de un sol ardiente que es más nuestro que de nadie.

Una calavera pirata se despide quejosa contra la melancolía de otro día
que muere.
Sus colores arrancan una hoja más de este calendario infinito,
con desaire.
Amarilllo daurat, rojo como la sang, naranja del taronger y púrpura de libertad.

Noveno círculo

12 de Oc(tú)bre. Suena una marcha militar, voy de luto
en el día de la Histericidad nadie camina a mi lado,
te busco.

He escuchado tus ojos, pero solo eran disparos,
nuestras risas eran himno
antes acordes, ahora clavos.

La confianza se yergue a media asta, deprimida.

Mano al pecho, este culto sale caro,
te ríes de esta historia y de mi orgullo,
huyes de mi vida.

12 navajazos que dibujan tu sonrisa,
se cumplen 8 meses de este año de dos días.

Siempre fuiste mi patria
pero me he dado a la fuga,
las luces de tus iris no son faros,
se camuflan.

Toca cata del vino embotellado en tu cuerpo,
producto autóctono,
tinto afrutado con tintes de tus besos;
esos que se tatúan en el paladar,
los que derrotan a esta mujer de barro.

Tu regadera no hace la hierba brotar,
lo reduce todo a polvo, es lodo.

Me asomo al vacío en esta ciudad sin corazón,
donde en todas sus arterias el amor hiela
por su ausencia.

Miro cómo baja tallas el hielo de mi vaso,
en el bar que está de moda han colgado
tus retratos.

Éramos 12 en la barra, has saltado el marco
y me has besado,
no volveré a sacarte del fondo del fracaso.

Revivir recuerdos, ¿ahora lo llaman locura?

Me han pillado apuñalándote,
no te quiero ni en pintura.

Vuelvo a mi casa, mi realidad, mi vida
no hay aviones para colorear todas las nubes
vacías.

Negro sobre negro, labios sobre labios,
esta noche se sirven en tu ombligo
los chupitos de Larios.

Somnolienta, voy bajando
se derraman, inconsciente
hasta aquí otro día es testigo
de que te llevaste mi suerte.

Para más de su autora, les dejamos los siguientes enlaces:

Blog: https://mujer-de-agua-y-muerte.blogspot.com/

Twitter: @latreblecleff / Instagram: @treblepaula_

Primera esfera y Noveno círculo por Paula Lobato Díez


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista