Revista En Masculino

Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)

Por Sinabrochar @sinabrochar

La semana pasada, aprovechando mi última visita a Madrid, quedé con Paul de Sastreria El 91 para continuar con la Prueba de Afinado de la americana que estoy haciéndome con ellos, que ya me avisó hace unas semanas que estaba lista.
Recordaros que si no habéis leído los tres capítulos anteriores que ya llevamos en relación a todo este preoceso, os recomiendo que lo hagáis para que podáis ver la evolución de todo:
Capitulo I: Elección de tejido y detalles generales. Capitulo II: Visita al taller y toma de medidas. Capitulo III: Primera prueba y correcciones sobre hilvanados.
Así que esta es la cuarta, y penúltima, entrega de este amplio y detallado reportaje con el que, una vez completado, podremos ver todas las fases que completan el proceso de la confección a medida y artesanal de una Americana.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Como veremos en las fotografías, en este punto hay muchos elementos de la chaqueta que parecen ya terminados o al menos muy avanzados en su confección, como son los bolsillos ya cosidos a mano con  puntadas marcadas tal y como solicité en su día, o el picado y cosido de las solapas, a falta de terminar el cuello.
¿Para que sirve entonces esta prueba?
En este caso lo que se pretende es afinar aún más en los retoques y detalles, ajustando a nuestra fisionomía la prenda.
Una vez más, toman cierto protagonismo inicial los hombros, ya que es además una de las zonas en las que directamente nos fijamos cuando nos probamos una chaqueta.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Como vemos en las imágenes tanto sobre estas líneas como bajo ellas, hubo que retocar un poco en cada hombro con idea de que no me ocurriese lo que suele sucederme casi siempre en todas mis chaquetas. Y es que al tener hombros bastante caídos pero brazo ancho, se genera un efecto extraño como si me quedara estrecha de hombros con una doblez muy fea en la manga a la altura de la corona.
Para ello lo que se hizo fue sacar un poco más de corona para que la caída fuese más limpia y menos tirante.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Con habilidad y destreza, el sastre retoca, marca y referencia la corrección allá donde se necesita, para que a la hora del cosido final se interprete como debe.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Podéis apreciar como me cierra y cae a la perfección esta chaqueta en la zona alta de la espalda y hombros. Me sorprendió mucho cómo encajaba a la perfección en ella.
Siendo esta mi primera prueba de este tipo, ya que en la Sastrería Industrial o el Made to Measure no es habitual seguir este proceso, me costaba hacerme a la idea de cómo quedaría finalmente la solapa. Y así se lo hice saber a Paul y al sastre del taller, que como veremos mas adelante mediante alfileres fijaron la solapa en lo que sería su sitio una vez marcado el punto final de cruce (abotonado) y una vez planchado e insunuado el cuello y solapas.
Entendía que era algo habitual y que en este caso importaba poco, pero en esos momentos tratas de hacerte una imagen mental de cómo quedara todo finalmente…
Abajo vemos detalle de la confección de la punta de la solapa, con el cran  bastante abierto y con la punta ligeramente redondeada. Sinceramente, tiene una pinta fabulosa.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Como es lógico, también se tomó en este caso referencia final del largo de las mangas, según mis gustos personales, así como se corrigió una caída extraña que hacía el forro en una de las mangas.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
En la imagen siguiente podéis haceros una idea de la configuración final de las solapas, con un escote generoso y unas proporciones amplias, además del cran alto, como tenía ganas de probar.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Ahora vamos con la espalda… Como quería que fuera una chaqueta polivalente, entre sport y formal, se decidió hacer algo más corta de lo normal, pero sin que fuese excesivo. En esta imgen vemos cómo la espalda queda limpia a la perfección en su parte superior.
En la zona de la cintura se tomaron referencias para ajustar aún más de manera que las arrugas que vemos en los laterales desaparezcan.
Acostumbrado a abrir todas las chaquetas por la zona de la cadera, esta sorprendentemente que quedaba  muy bien en esta prueba.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Ya en la percha, decidimos hacer algunas fotos más a los detalles. En la siguiente imagen podemos ver el aplomo y configuración de la espalda.
Otros detalles que se marcaron para retocar y que no he mencionado es la reducción del drapeado delantero a la altura del pecho, para limpiar mejor esta zona. Además de ceñir un poco más en cintura por la zona delantera con idea de hacer una prenda más estilizada. Os recuerdo que se trata, aunque no lo parezca, de una chaqueta algo más informal.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Bajo estas líneas podemos ver las referencias tomadas para las modificaciones de la corona de cara a solventar el efecto en el brazo del que os hablaba antes.
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Prueba de afinado en Proceso de Americana a medida en Sastrería El 91 (Capítulo IV)
Llegados a este punto podéis imagninaros las ganas que tengo de ver la prenda totalmente acabada y sin esa maraña de hilos blancos por toda su superficie, para poder admirar y mostraros todos y cada uno de los detalles que contiene.
Llegados a este punto, y tras las fases anteriores, no me cabe duda de que la prueba final será el broche perfecto para esta genial experiencia que he vivido junto a Sastrería El 91 y que he podido compartir con vosotros a todo detalle.
¿Estáis tan impacientes como yo?


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revistas