Revista Cine

¿Quien Teme a Virginia Woolf? (Who's Afraid of Virginia Woolf?, Mike Nichols, 1966)

Publicado el 14 noviembre 2009 por Vivian
¿Quien Teme a Virginia Woolf? (Who's Afraid of Virginia Woolf?, Mike Nichols, 1966)
Noche de sábado, los acordes de una guitarra acompañan los pasos de una pareja madura en su regreso al hogar. La escena, con la Luna llena como testigo, adquiere un halo de melancolía mezclada con cierta nostalgia, y entonces, la pareja llega a casa, hogar dulce hogar.
“Menuda pocilga” dice Martha, y se rompió el encanto. Su tono desagradable, sus gestos vulgares, el desorden, la suciedad, el caos que los envuelve es sólo el preludio de un desorden y caos más profundo, de una suciedad de esa que envilece por dentro.
Insultos, vejaciones, violencia verbal y física, juegos macabros, crueldad gratuita, por el simple placer de ver sufrir al otro, manipulación emocional…. y alcohol, anestésico de almas atormentadas, aunque hace tiempo que descubrieron que para ese tipo de tormentos es una inútil anestesia…
“Mierdecilla, hijo de puta, cabrón...” “Malcriada, borracha, monstruo…”Lo peor no es lo que se dicen, es todo aquello que no se dicen, silencios que se ocultan tras insultos y desprecios mutuos, intentos banales de enmascarar una realidad que convierte su vida en común en unión de soledades, de vacíos interiores que se alimentan con el sufrimiento compartido, de reproches que se lanzan contra el otro en forma de agresión innecesaria y a la vez tan necesaria para sentir que aún siguen teniendo una razón para continuar recorriendo juntos su camino en dirección a ninguna parte.
Es demasiado duro mirarse en el otro cuando no se soporta la visión de la propia imagen frente al espejo, cuando cada arruga refleja un fracaso, cuando el brillo perdido en la mirada nos recuerda la pérdida de otro brillo, el de los sueños compartidos que se desvanecieron, cuando el asco y el desprecio por uno mismo ahoga cualquier resquicio de anteriores sentimientos… Sí, duele demasiado mirar al otro y reconocerse en su derrota, descubrir que en realidad es sólo un reflejo de nuestro propio fracaso.
Por eso aprendieron a arrastrar al otro en su propia angustia, a envolverlo en su amargura, a convertir la infelicidad en su lugar común de encuentro…
George y Martha, Martha y George, triste, triste, triste…
“Quién teme a Virginia Woolf” es una película psicológicamente agotadora, emocionalmente asfixiante, un retrato feroz de la decadencia y degradación de un matrimonio, que instalado en sus propias frustraciones hace de la destrucción propia y ajena su modo de sobrevivir al desprecio que sienten por ellos mismos, arrastrando en esa vorágine destructiva de crueldad gratuita y despiadada a quien se cruce en su camino. Pero, a pesar de los sentimientos negativos que la pareja provoca, sentiremos la necesidad de seguir la historia, de completar ese puzzle, cuyas piezas de aristas cortantes hieren, para intentar comprender la sinrazón de sus actos, encontrar algún sentido.
Y el desprecio por esos personajes, que parecen regodearse en las miserias propias y ajenas, se irá tornando compasión y lastima, por el pusilánime y manipulador George, y por la dominante y vulgar Martha.
George y Martha, Martha y George, triste, triste, triste.
“Quién teme a Virginia Woolf”, obra teatral de Edward Albee, generó cierta controversia tras su estreno en Broadway, no sólo por el lenguaje utilizado por el personaje de Martha, sino por la “cuestionable moralidad” de la obra para algunos críticos teatrales de la época. Su adaptación al cine fue la opera prima de Mike Nichols y su entrada por la puerta grande como director. Una excepcional adaptación que mantiene la esencia, la intensidad y la tensión de la obra teatral. Numerosos son, en mi opinión, los aciertos del director, desde la elección del blanco y negro hasta el magnífico reparto, con un duelo interpretativo de esos que hoy en día son difíciles de ver. Elizabeth Taylor y Sandy Dennis ganaron el oscar a la mejor actriz y a la mejor actriz secundaria, pero para mí, los cuatro actores del reparto están soberbios.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Cineimagenes: Mike Lee

    Cineimagenes: Mike

    Mike Lee desde What's the rumpus? me hace llegar 5 imágenes magníficas que forman parte de su cultura cinematográfica y sospecho que de la de muchos. Gracias... Leer el resto

    Por  Angel
    CINE
  • Los años de Virginia Woolf

    años Virginia Woolf

    Virginia Woolf.Los años.Traducción de Andrés Bosch.Biblioteca Virginia Woolf. Lumen, 2009.Me van a apalear, anotaba el 2 de marzo de 1937 en su diario Virginia... Leer el resto

    Por  Santosdominguez
    LIBROS
  • Como hacer "quien es quien" casero y familiar

    Como hacer "quien quien" casero familiar

    Betuto quiere compartir su ingeniosa y divertida idea: "Buenas tardes señores, Os voy a enseñar uno de los regalos de reyes que he hecho a mi familia. Leer el resto

    Por  Tururu
    CREACIONES, INSÓLITO
  • ¿quien dijo aburrimiento? pues mas txingudi

    ¿quien dijo aburrimiento? pues txingudi

    Hola amigas/os como describir el entusiasmo que me crea Plaiaundi-Txingudi ya se que en muchas ocasiones repito aves y que,son tan bellas,que mas da repetir est... Leer el resto

    Por  José Miguel Grande Gutiérrez
    MUNDO ANIMAL
  • El metal para quien lo trabaja...

    metal para quien trabaja...

    Bueno, aquí estoy otra vez dispuesto a que paseis un buen rato.Si el post sobre “el reno renardo” os gustó, os invito a conocer a otro de los grupos que forman... Leer el resto

    Por  Eloidodelmundo
    MÚSICA
  • Nemat no tiene quien le cante

    Nemat tiene quien cante

    Nemat Safavi es un chico que espera la muerte en una maloliente prisión iraní. Ha sido condenado a la horca por ser homosexual. Salvo su familia y sus amigos,... Leer el resto

    Por  Elhombredelpiruli
    OPINIÓN
  • Quien siembra vientos…

    Quien siembra vientos…

    Recoge tempestades, dice el refrán. Y ocurre así. Mientras en Londres se ha celebrado la conferencia para poner fin a la guerra en Afganistán. Leer el resto

    Por  Rgalmazan
    OPINIÓN, POLÍTICA

Revista