Revista Ciencia

Recomendaciones para ayudar a los padres de niños que no quieren dormir solos

Por Davidsaparicio @Psyciencia

Carolina Pinedo preparó para el diario El País un artículo que ayuda a los padres que no saben cómo ayudar a sus hijos a dormir en su propia cama:

La permisividad a la hora de compartir espacio de sueño con los más pequeños varía según las culturas. “En algunos países orientales, como Japón, los pequeños comparten espacio por la noche con sus padres hasta los 5 o 6 años y en España les mandamos a otra habitación cuando son lactantes. Hay una tendencia innata a dormir en compañía. Si a los adultos nos consuela el abrigo social, con más razón en el caso de un niño que es más vulnerable. Al fin y al cabo, es lógico que ellos nos busquen, sobre todo de noche”, comenta Iván Carabaño, jefe del servicio de Pediatría del Hospital Universitario Rey Juan Carlos-Hospital general de Villalba.
El miedo a la oscuridad y la ausencia de los adultos, que suponen su fuente de protección, son causas habituales por las que un niño hasta los siete años de edad no quiera dormir solo. “Todavía está presente el pensamiento mágico y la existencia de monstruos y personajes fantásticos. También son frecuentes las pesadillas y el deseo de cercanía respecto de sus progenitores. Por ello, en esta etapa, es más habitual que los niños acudan a la cama de los padres. Ayudar a que afronten esos miedos es tarea de los adultos”, explica Carla Valverde, psicóloga clínica infanto-juvenil del Centro de Salud Mental de Majadahonda (Madrid).
“Los padres pueden abordar esta situación de una manera dialogada, y llegar a un consenso. Si la pareja estima que la migración de su hijo a su cama supone una interferencia importante para su felicidad, pueden intentar no ceder al requerimiento infantil o bien hacerlo de manera moderada. Una buena estrategia con los niños que necesiten más a sus padres por la noche es llegar a un acuerdo de mínimos para dejar que duerman junto a ellos, por ejemplo, un día a la semana”, aconseja el pediatra Iván Carabaño.

El artículo incluye 12 recomendaciones específicas. En este artículo incluiré solo una y añadiré el enlace del artículo original para que puedas conocerlas todas.

6-Fomentar la autonomía del niño/a a lo largo del día. Resulta positivo ayudar a los niños a hacer actividades propias de su edad por sí mismos (vestirse, comer, ordenar su habitación) para que adquieran autonomía y confianza en sus propias capacidades. Aprender a convivir con momentos de soledad a lo largo del día, sin la supervisión y presencia de adultos, previene el exceso de dependencia en los pequeños, lo que aumenta su tolerancia a la hora de dormir solos.

Lee el artículo original en el diario El País.

También te invito a leer nuestra revisión de la evidencia sobre el colecho.

SUSCRÍBETE A WATSON – EL NUEVO BOLETÍN DE PSYCIENCIA 💌

Al suscribirte recibes directamente en tu correo electrónico:

  • 📖 Boletín semanal con un resumen de los artículos de psicología y neurociencias publicados en Psyciencia.
  • 📊 Guías y manuales en formato PDF con recursos clínicos, tratamientos y análisis de psicología y neurociencias.
  • 🔐 Acceso exclusivo a descuentos en cursos de especialización certificados por las más prestigiosas instituciones de formación.

👉🏼 Suscríbete aquí


Volver a la Portada de Logo Paperblog