Revista Cine

Reseña: Anna Casanovas – La partitura. Música para Adam

Publicado el 01 mayo 2017 por Pandora Magazine @PandoraMgzn
Loading0 Votos obtenidos¡Vótame!¡Vótame!

Reseña: Anna Casanovas – La partitura. Música para Adam

Autor/a: Anna Casanovas
Título: La partitura. Música para Adam
Género: Romántica contemporánea
Editorial: Urano
Sello: Titania Amour
Fecha de publicación: 03-04-2017
ISBN: 978-8416327294
Páginas: 384
Precio papel: 17 €
Precio ebook: 5,99 €

Cómpralo aquí.

Reseña: Anna Casanovas – La partitura. Música para Adam

En Londres, Adam, un joven compositor, pierde la vista en un accidente y ciego descubre lo vacía que estaba su vida a pesar de contar con el éxito profesional y la que todos consideraban la pareja perfecta. Solo y adaptándose a la ceguera, Adam decide buscar lo mejor de sí mismo, de sus amigos y vivir plenamente. Lo único que teme es componer, hasta que un día el director de la ópera de la ciudad acude a pedirle un favor y semanas más tarde escucha a una chica tocar el piano. Y entonces aprende a ver con el corazón.

En Nashville, Charlotte, una pianista de música country, hace una promesa y lo deja todo para terminar la carrera de música en Inglaterra aunque allí se niega a establecer lazos con nadie pues su paso será solo temporal. Charlotte no quiere sonreírle a sus vecinas, no quiere entablar amistad con sus compañeros de clase ni tocar con ellos en una tintorería abandonada y no quiere que su corazón despierte y descubra el amor de verdad. Y por encima de todo no quiere volver a componer ni a tocar el piano jamás.

En París, en 1830, un joven granjero huye del campo hacia la ciudad para convertirse en músico, pero allí estalla la revolución y él encuentra el amor en el lugar y el momento más inesperados.

En Mallorca, dentro de una caja abandonada en un ático aparecen un manojo de cartas entre Chopin y la que fue su amante George Sand y entre esas cartas hay la que podría ser la última partitura inacabada del compositor.

La iglesia de Saint Martin en Trafalgar Square anuncia el concierto del año, el pianista que va a tocar, las personas que lo acompañan, llevan meses captando el interés de la prensa. La historia que rodea la partitura es aún más fascinante pues está envuelta de secretos, misterio, pasión y un gran amor.

 ~~~~~~

  

Reseña: Anna Casanovas – La partitura. Música para Adam

Hola a todos.

Hoy os traigo la reseña de un libro que, desde que supe de su salida, me moría por leer. Y es que me encanta su autora, he leído alguno de sus libros y muchísimas de sus traducciones, es ver su nombre en los créditos de un libro y saber que puedes encontrar calidad en esa traducción, me parece una mujer muy profesional que hace un trabajo impecable.

Pero bueno a lo que vamos, voy a contaros mi opinión sobre La partitura. Música para Adam.

Hoy voy a hacer la reseña un poco distinta de como las hago habitualmente, y es que la sinopsis resume bastante bien lo que es la historia, así que voy a centrarme en hablaros de los personajes que encontraréis en esta historia, tanto los protagonistas como los secundarios, todos con historias muy interesantes.

Empecemos.

Charlotte, se ha mudado a Londres huyendo del pasado y para cumplir una promesa. Tiene muy baja autoestima desde siempre y, desde el suceso que cambió su vida, se ha propuesto no volver a sentir nada, ni amistad, ni amor. Ha apartado la música completamente de su vida, excepto en lo referente a cumplir la promesa que hizo de terminar la carrera de música. La aparición de la partitura y de Adam en la vida de Charlotte le hará replantearse su vida y sus relaciones. Encontramos en Charlotte, un personaje que sufre tremendamente, ha dejado de vivir para sobrevivir, no quiere hacer amigos ni tener vínculos con nada y con nadie, no quiere sentir. Al comienzo no la entendía, pues los secretos de Charlotte son los que más tardan en revelarse, después y poco he terminado comprendiéndola y entendido el por qué de su forma de ser y su comportamiento.

Adam es un músico que ha quedado ciego, aunque había dejado de “ver” la música incluso antes de perder la vista, por lo que no quiere ni volver a oír hablar de seguir componiendo, pero al escuchar a Charlotte tocando la partitura que no puede apartar de su cabeza, sabe que debe terminarla. Para Adam la ceguera, en cierto modo, es algo bueno, pues le ha ayudado a escapar del hombre que era y que no le gustaba ser. Adam es un hombre que veía sin ver y para el que solo existía la música pero estaba cerrado a todo lo que le rodeaba, pero desde el momento en que toca por primera vez la partitura, empieza a darse cuenta que no es como le gustaría ser y comienza a cambiar.

No sé por qué, pensé que encontraría un hombre encerrado en sí mismo, gris y oscuro como el mundo en el que vive y regodeándose en la autocompasión, pero para nada, en Adam podemos encontrar un hombre que ha luchado y se ha adaptado a su nueva situación, lo lleva muy bien, es independiente y parece no necesitar nada en la vida. Y lo mejor de todo, ha dejado de ser el capullo que era, para intentar ser una mejor persona, un mejor amigo y hermano. Es un personaje que me ha encantado, fuerte, alegre, y con ese afán de superación, y que a pesar de estar ciego, ahora “ve” mejor que nunca.

Folie, es el nombre de la partitura inacabada que Gabriel encuentra en el ático de la casa de sus padres en Valldemosa. Ella, en primera persona y compás a compás, nos irá contando su historia en retrospectiva. En principio, y por donde es encontrada, piensan que puede ser de Chopin, pero Adam tiene sus dudas y descubrir quién o quiénes son los autores y terminarla como se merece, será lo que una a ambos protagonistas. La verdad es que la introducción de la narración de la partitura en la historia me ha parecido de lo más original y acertada.

«Si me dais a elegir entre el amor y la obsesión, me quedo con el primero. Siempre. El amor, por lo que he visto, puede con todo; en cambio la obsesión se acaba.»

Jennifer, es la hermana de Adam, se siente culpable por la ceguera de su hermano y solo quiere que vuelva a ser el que era. Ambos quedaron huérfanos cuando eran muy jóvenes, y han estado muy unidos hasta que su hermano comenzó a distanciarse de ella.

Gabriel, es amigo de Adam, está pasando por un mal momento, pues su esposa le ha pedido el divorcio y aún no consigue superarlo. Encontró la partitura en el ático de la casa de sus padres y la usará para que su amigo vuelva a ser el que era y se interese otra vez por la música.

Montgomery, o Monty, es el director de la Royal Opera, amigo y mentor de Adam, junto con Jennifer y Gabriel, intentará que vuelva a la música haciéndose cargo de la partitura inacabada en la que Adam estaba trabajando antes de su ceguera.

Nora y Trace son compañeros de Charlotte en la universidad, intentarán trabar amistad con ella a pesar de su resistencia. Ellos también formaran parte de los cambios graduales que Charlotte va haciendo en su vida, muy a su pesar.

La narración es en tercera persona por un narrador omniscente, exceptuando los capítulos narrados por la partitura. Los personajes, tan complejos y reales me han encantado y la historia, de lucha, por el amor, por la música, por la familia, ha tocado mi corazoncito. La historia es pausada, sin prisas y, aunque al comienzo me molestaba un poco que Folie interrumpiera la historia de Charlotte y Adam, para contarnos la suya propia, al final ha acabado pareciéndome incluso más interesante, sobre todo al ir descubriendo los paralelismos entre las historias de la partitura y la de Adam, Charlotte y el resto de personajes.

Me ha gustado mucho como trata el tema de la relación de Charlotte y Adam, no lo hace como un flechazo, sino con mucho más realismo, una atracción intensa desde el comienzo, pero que va madurando lentamente conforme se van conociendo mutuamente, hasta transformarse en el amor más puro.

«El beso no pudo controlarlo, igual que tampoco habría podido controlar el temblor que le atravesó el cuerpo y se instaló en su corazón. Eso no era deseo, ni lujuria, ni atracción física, ni química; aquello era inevitable, era piel y sudor y seguramente lágrimas en el futuro, pero también era el sentimiento más grande y puro que podía existir jamás entre dos personas.»

Aunque la historia es ficticia, está tan bien entremezclada con los datos históricos, que da mucho realismo a lo que la autora nos está contando y, durante su lectura me he preguntado varias veces qué parte habría de real en ella y qué era ficción, cosa que la autora nos aclara a la perfección al final del libro.

En definitiva podréis encontrar una historia de amor, de amor por la vida, de amor por la música que es una parte muy importante de ella, llena de sentimientos, pero en la que también encontraremos sufrimiento, superación y perdón. Totalmente recomendada.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas