Revista Libros

Reseñas 2x1: “PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA” de Cristina Campos y “LA BESTIA” de Carmen Mola

Publicado el 27 noviembre 2021 por Marianleemaslibros
Reseñas 2x1: “PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA” de Cristina Campos y “LA BESTIA” de Carmen Mola
“Las dos hermanas se durmieron casi al mismo tiempo; sin embargo, antes de eso y como si por algún misterioso motivo sus pensamientos pudieran entrelazarse, pensaron la una en la otra y las dos recordaron las tardes de su niñez en la cocina de la abuela Nerea, rallando limones, sacando las semillas de las amapolas y con las palmas de las manos cubiertas, siempre, de harina… "


Reseñas 2x1: “PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA” de Cristina Campos y “LA BESTIA” de Carmen Mola
“Las niñas no saben su nombre, pero le llaman la Bestia, como hacen en los barrios de más allá de la Cerca donde actúa. Aparte de que no se trata de ningún animal, poco más saben de él: que viste siempre de negro; que es un gigante que mide más de dos metros; que su cara está quemada y su piel rosácea refulge encarnada a la luz de los candiles que cuelgan de las paredes; que todas las tardes se desnuda y se golpea a sí mismo con un látigo hasta que cae rendido sobre el charco de su propia sangre.
Después saca a una de las niñas de su celda y la obliga a curarle las heridas. Ya no temen una violación o que les pegue, como les pasaba al principio; se han acostumbrado al ritual ”Reseñas 2x1: “PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA” de Cristina Campos y “LA BESTIA” de Carmen MolaHoy os cuento mi opinión, sobre dos novelas que argumentalmente no tienen nada que ver, pero que sí comparten curiosamente la mayoría de las impresiones y sensaciones que me han transmitido. Para abrir boca, os adelanto que las dos me han gustado pero no me han emocionado, y que con ambas he leído de corrido en algunos de sus capítulos y párrafos para avanzar deprisa, bien porque me aburría un poco lo que me estaban contando en ese momento, o bien porque ya intuía lo que me iban a contar y en ambas, una vez leídas las dos terceras partes de la novela, me entraron las prisas por acabarlas.
"PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA"
Años viéndola correr de mano en mano por la biblio, escuchando maravillas sobre la forma de escribir de esta autora catalana (Barcelona, 1975) y su novela, con este título tan bonito y magnético, y aún así, años sin sentir ningún tipo de atracción hacia ella. Porque sí, el título es precioso, pero también te puede hacer pensar en un contenido un poco ñoño, o no, bueno, cosas mías. . .
Esta entrada en el blog de Miguel anunciando el próximo estreno de la peli dirigida por Benito Zambrano, que está basada en la novela, me dejó con curiosidad y ganas de leerla (¿le conocéis? Creo que la mayoría de los que pasáis por aquí sois como yo, asiduos a su espacio de críticas cinéfilas marcianas, pero si no, pues aprovecho para recomendároslo, imprescindible si os gusta el buen cine)
La trama sin spoilerDos hermanas que llevan tiempo sin verse, sin hablarse y casi sin saber la una de la otra. La una, la pequeña, Marina, anda perdida por el mundo trabajando para la ONG Médicos sin Fronteras junto a Mathias, el amor de su vida que la quiere y que la admira. No tiene un hogar fijo, siempre de aquí para allá ayudando a los más desfavorecidos por pura vocación. Y la otra, la mayor, Anna, que sí tiene una casa, la de su infancia porque nunca salió de ese pueblo de Mallorca, y que vive con un marido detestable, que no la trata bien, ni la valora. 
Quién les iba a decir a ellas que una inesperada herencia de una señora a la que ni siquiera conocen, iba a conseguir un reencuentro. Que la tal María Dolores Molí, iba a conseguir que por fin encaren ese conflicto del pasado que provocó la separación de esas hermanas que tanto se necesitaban. La herencia. . ., un molino medio derruido, una panadería antigua llena de sacos de harina, con un obrador y un horno de leña.
Me ha gustado y no me ha gustadoEmpecé con fuerza y me enganché a la novela, la primera mitad me gustó mucho, pero según avanzaba en la lectura, me fui desinflando y desinflando, lo reconozco. Y el final me pareció demasiado predecible, supe con bastante antelación todo lo que iba a pasar. Intuí casi desde el principio quién era esa misteriosa mujer y qué vínculo tenía con la familia de Anna y Marina. Sorpresas, pocas. Peeeeero. . .
La novela tiene cosas buenas que debo reconocer:-- Está escrita con una prosa muy cuidada, y la autora sabe transmitir emociones, de eso no hay duda.
-- Los personajes son buenos y están bien construidos, el de Marina me ha gustado de forma especial, porque Marina es una mujer buena y una apasionada activista por la lucha de los derechos humanos y los derechos de las mujeres. Una mujer generosa capaz de renunciar a la comodidad del mundo occidental para salvar vidas en los lugares más recónditos e inhóspitos del planeta. 
-- También he disfrutado del olor a pan recién hecho y a bizcocho que impregna toda la lectura y de esa sensación de regreso al hogar. 
-- Algunos temas que trata son interesantes: la maternidad y la obsesión de algunas mujeres por ser madres a toda costa para sentirse totalmente realizadas y “completas”, las complicadas relaciones entre madres e hijas y entre [email protected], y las segundas oportunidades que a veces te ofrece la vida, de reconectar y reencontrarte con esas personas que en su día fueron muy importantes, incluso imprescindibles, pero que por distintas circunstancias se distanciaron y se alejaron de ti. 
Una hora más tarde, al abrir el horno de leña, salió como una bocanada el olor a pan cocido recién hecho, y ese olor acarició despacio el alma de nuestra protagonista. Cerró los ojos e inspiró lentamente el olor llenito de nostalgia. El olor de su infancia. El olor a su hogar. 

Sé que “Pan de limón con semillas de amapola” hará las delicias de probablemente la mayoría de los lectores, porque es verdad que tiene su parte deliciosa, yo eso no lo voy a negar, pero a mi no me ha convencido al cien por cien. ¿La habéis leído? ¿La disfrutasteis más que yo?
"LA BESTIA"
Me flipó la trilogía de La novia gitana de Carmen Mola publicada en 2018. Nadie sabía quién era esa supuesta mujer que firmaba sus novelas con seudónimo. Yo siempre sospeché que detrás de ese nombre estaba la pluma de un hombre, de hecho, es algo que comenté varias veces con amigas, sobre todo por la forma de tratar la violencia, por el regodeo mostrado en la violencia sufrida por las mujeres, y por tanto detalle escabroso descrito sin pelos en la lengua. Lo que nunca podría haber sospechado es que no es uno, sino tres conocidos guionistas de televisión, los que con su nueva novela, "La Bestia", han ganado el Premio Planeta en 2021 (Antonio Mercero, Agustín Martínez y Jorge Díaz)
Y ahí ya se desató la polémica. Que si Carmen Mola es un fraude, que si se ha engañado a la gente. He leído opiniones para todos los gustos. Hay quien piensa que los autores han querido rendir homenaje a las mujeres que tan difícil lo han tenido para publicar sus obras y que han sido valientes. Pero también hay quién, como yo, piensa que cierto fraude sí ha habido, no por el simple hecho de haber elegido un seudónimo como autoría, sino porque da la sensación de que en este caso ha podido existir la intención de engaño con perspectiva de género, pero el motivo real o los motivos reales de la estrategia solo lo saben ellos.
Cierto es que, en otros tiempos, las escritoras debían ocultarse detrás de nombres masculinos si querían ver publicados sus libros, pero hoy en día, la realidad en el mundo editorial de las mujeres, sigue siendo pésima, los hombres publican el doble que ellas (sin ir más lejos, en los 70 años de historia de los Premios Planeta, tan sólo hay 17 mujeres, frente a 52 hombres, bueno 54 teniendo en cuenta al trío).
Me pregunto si, inventar toda una falsa biografía para una autora ficticia, y más si detrás de ella se encuentran tres hombres que han vendido ejemplares de sus obras también en librerías especializadas en ofrecer obras escritas por mujeres, no es publicidad engañosa y puro marketing. Y si lo pienso bien, también creo que el hecho de estar escrito por tres personas, muy probablemente iba a provocar bastante desconfianza y recelo entre los lectores y mas siendo los tres guionistas. Ocultando la autoría al principio, hasta estar el éxito de Carmen Mola ya consolidado, han conseguido acallar esas posibles críticas. ¿Pensáis igual que yo?
Es un tema que da para mucho debate, pero dejando a un lado todo esto, me pregunto cómo puede ser posible escribir una obra a tres manos, me gustaría que me lo explicaran con detalle, ese aspecto me fascina.
La trama sin spoilerMadrid, 1834, prolegómenos de la primera guerra carlista, con los del bando de Carlos María Isidro enfrentados al gobierno en una ciudad diezmada por el cólera y con un asesino en serie al que todos llaman La Bestia, que secuestra y mata brutalmente a niñas de las zonas más pobres y que son encontradas desmembradas y con la cabeza cortada.
 Dos hilos argumentales:
-- El de dos hermanas, Clara de once años y Lucía de catorce, que acaban de quedarse huérfanas y tratan de sobrevivir en medio del caos, y la desolación. “Hay médicos que dicen que el cólera se transmite a través del agua; otros, que por el aire; no faltan los que dicen que es un castigo divino... Lo único que se sabe con seguridad es que el enfermo sufre una diarrea aguda y fuertes vómitos, que la fiebre le sube y que muere a los pocos días del contagio; no llegan a tres de cada diez los que sobreviven. Ante la falta de un protocolo, el tratamiento consiste en poco más que darle una muerte digna e indolora al desdichado.”
-- Y el de dos amigos que investigan para atrapar a ese monstruo que unos describen como una especie de ciervo gigante con rostro humano, cornamenta y ojos rojos como la sangre y otros como un animal de pelo de oso y dientes de jabalí. Diego Ruiz, un periodista que escribe en un diario local y que firma sus artículos como “el Gato Irreverente” y Donoso Gual, un policía retirado que en realidad no quiere meterse en líos, pero que se mete y vaya si se mete. . . Una investigación con Sociedades secretas, y ceremonias de sacrificios humanos con ritos macabros y sanguinarios. 
Me ha gustado y no me ha gustadoLos premios Planeta no suelen atraerme, de hecho, he leído solo tres en las setenta convocatorias realizadas hasta la actualidad, lo he mirado porque tenía curiosidad:“No digas que fue un sueño”, 1986, de Terenci Moix (me gustó mucho), “La canción de Dorotea”, 2001 de Rosa Regás (ni fú, ni fá) y “Todo esto te daré” de Dolores Redondo, 2016 (me gustó, sin más) 
"La Bestia", igual que la trilogía de La novia gitana, tiene su lado bestial, de extrema dureza, su lado violento y sangriento, pero mucho menos, no hay comparación. De hecho, os cuento que me ha decepcionado ¿quizás por mis elevadas expectativas? Puede. . . He sufrido durante la lectura distintos altibajos, a veces sí he estado enganchada, pero otras veces también me he aburrido y leído por encima, rápido y de corrido, porque no me interesaba demasiado lo que me estaban contando. Incluso un amago de abandono ha habido. Pero al final, conseguí terminarla, que no es poco y sopesando todo el conjunto, llego a la conclusión de que no ha estado mal del todo, y que. . .La novela tiene cosas buenas que debo reconocer:-- Está muy bien escrita (de lo contrario no se habría llevado el Premio Planeta, digo yo) 
-- La ambientación conseguida de la época, y toda la información que se brinda sobre la ciudad de Madrid en la primera mitad del XIX, y de todos sus lugares, monumentos y hechos históricos descritos, son el fruto, seguro, de una buena labor de documentación por parte de los autores. Pero vamos que me quedo con la trilogía, sin dudarlo, con los ojos cerrados.
Resulta agotador moverse por la ciudad con el miedo constante a contraer la enfermedad. Ya se ha perdido la cuenta de los muertos y, conforme cruzan una sala donde, en sillas herrumbrosas, algunos internos sollozan de dolor y otros, pálidos, vomitan en el suelo, Donoso tiene la sensación de estar asistiendo no sólo a los estertores de un grupo de ciudadanos, sino de toda una ciudad. Madrid se cuela por un sumidero, un pozo negro se lo traga y hará desaparecer toda vida de él. 

No os recomendaría con especial fervor ninguna de estas lecturas, porque como habéis podido comprobar ambas no han estado mal, pero se han quedado en un “bueno sí, pero. . .", de hecho, mi puntuación para ambas son solo dos Deweys: 
Reseñas 2x1: “PAN DE LIMÓN CON SEMILLAS DE AMAPOLA” de Cristina Campos y “LA BESTIA” de Carmen Mola

Volver a la Portada de Logo Paperblog