Revista España

Ruta por la provincia de Zaragoza: ¿Qué ver en Calatayud?

Por Rutasporespana @RutasporEspana
Ruta por la provincia de Zaragoza: ¿Qué ver en Calatayud?

Hoy visitamos Calatayud, la segunda ciudad más importante de la provincia de Zaragoza, situada en el vértice de las cuencas de los ríos Jalón y Jiloca. Fue fundada por los musulmanes en los primeros años de la conquista, como enclave militar. Pero si por algo es conocido para los viajeros es por su arquitectura mudéjar, declarada Patrimonio de la Humanidad.

Cómo llegar a Calatayud

En coche. Por la A2, salida 237 (Calatayud-Daroca).

En tren. La línea Madrid-Zaragoza, conecta Calatayud con Madrid en una hora y Zaragoza en media hora.

En autobús. La empresa de autobuses ALSA, lleva la línea Madrid-Barcelona con parada en la localidad.

Ruta por Calatayud

Calatayud fue Bilbilis, importante ciudad celtíbera conquistada por Roma. Este nombre dio origen al gentilicio de la ciudad, bilbilitano. Bajo el Imperio Romano fue una de las poblaciones más prósperas de la época, obteniendo el rango de Municipio y sus habitantes el de ciudadanos romanos. Esto permitió el acuñar su propia moneda y la construcción de una serie de infraestructuras de las que por ahora solo se han hallado las termas.

Con la llegada de los árabes, viven un nuevo periodo de esplendor con la creación de la ciudad de Qal'at Ayyub y la construcción de murallas y una extensa línea defensiva a su alrededor. Alfonso I el Batallador la conquista en 1120 y le otorga el Fuero de Calatayud poco tiempo después. Allí permanece una extensa comunidad musulmana responsable de la decoración mudéjar de los edificios.

Ya en el siglo XIX es la época de la "Leyenda de la Dolores". Este episodio, surgido de una copla anónima, cuenta como una mesonera de gran belleza es agasajada por varios pretendientes cuya lucha por el amor de la muchacha termina en un final trágico. Esta historia ha pasado a la posteridad, y a convertido a la Dolores en uno de los personajes de la ciudad.

Empezamos nuestra ruta desde la Plaza de España. Se trata de una plaza cuadrangular y soportales en todos sus lados, al estilo castellano. Si nos fijamos veremos que presentan una cierta inclinación debido al tipo de terreno, así que veremos unos cuantos edificios así. En la misma plaza tenemos la oficina de turismo y podemos realizar las visitas guiadas por la ciudad.

Seguimos hacia la Colegiata de Santa María la Mayor (siglo XVII), no hay perdida es la de la torre más alta. Sus 70 metros de altura la hace la torre más alta del mudéjar aragonés. El templo ocupa lo que fue la antigua mezquita de la Calatayud musulmana. De la colegiata destaca su portada retablo plateresca en alabastro, su claustro mudéjar y la torre mayor octogonal. Alberga en su interior el Museo de Arte Sacro, compuesto por piezas provenientes del antiguo arcedianato de Calatayud. Hay que indicar que el dinero que se sacan por las visitas guiadas al templo sirven para la restauración de las imágenes y la Colegiata, así que con la visita haremos un labor social.

Muy cerca de Santa María, se levantan la Iglesia de San Andrés (siglo XIV), otro de los bellos ejemplos de arquitectura mudéjar de Calatayud con su torre de planta octogonal con tres alturas diferenciadas.

Volviendo a la Colegiata, por la calle Herrer y Marco llegaremos a la Puerta de Terrer (siglo XVI). Al otro lado encontramos la Fuente de Ocho Caños hoy situada en esta parte de la ciudad, pero en su origen se encontraba en la margen derecha del río Jalón.

Cruzando la carretera llegamos al Museo Municipal de Calatayud, fruto de una interesante propuesta arquitectónica en el antiguo convento de las Carmelitas, y que exhibe los restos encontrados en el yacimiento romano de Bilbilis.

Volvemos de nuevo al casco antiguo por la Avenida San Juan El Real, hasta llega a la iglesia homónima. Fue construida en el siglo XVII por la Compañía de Jesús. De estilo barroco, en su interior encontramos pinturas murales de Francisco de Goya sobre sus pechinas y la sala capitular.

Volviendo hacia la Plaza de España, llegamos a la Iglesia de San Pedro de los Francos. Esta iglesia fue escenario en 1461 de la coronación de Fernando II y, en 1978, de la constitución oficial de la Diputación General de Aragón. Su torre no destaca por su decoración o su altura, pero si por su enorme inclinación (una torre de Pisa a la española). Se cuenta que era tal su inclinación que se decidió quitarle 8 metros su altura, por el temor de que pudiera derrumbarse y caer sobre el palacio en el que iba a pernoctar Isabel II en su visita a Calatayud. El templo actual está desacralizado, por lo que se usa como sala de conciertos.

Desde la Plaza de España, nos acercamos al Mesón de la Dolores, escenario de la famosa leyenda, es una de las mejores muestras de arquitectura renacentista civil en Calatayud. En sus bodegas se ubica el Museo de la Dolores, en el que se muestran retazos de la época que vivió la protagonista de la leyenda.

Siguiendo la calle llegamos a la Colegiata del Santo Sepulcro (siglo XVII), destaca su fachada principal compuesta por dos torres. En su origen fue románica, pero la actual es estilo gótico-mudéjar.

Cruzando la puerta de Zaragoza entramos al barrio de la judería y la morería. Pero no te preocupes si no las distingues, porque en las placas de las calles encontramos diferentes símbolos dependiendo de la zona en la que nos encontremos, una luna menguante en la morería, una estrella de David en la judería y una cruz para el barrio cristiano.

Siguiendo la calle Soria llegaremos hasta el Castillo Ayud, es el mejor conservado de los cinco castillos que existieron en la zona, si bien está en ruinas. Desde lo alto tenemos unas magníficas vistas de Calatayud y los restos de los 5 castillos en las montañas circundantes.

Después de la visita a los principales monumentos de la ciudad, podemos pasarnos por el Paseo de las Cortes de Aragón, donde se agolpa la principal zona de ocio y gastronomía de la ciudad.

Si nos quedamos con ganas de más, a 25 kilómetros al sur de la ciudad se encuentra el Monasterio de Piedra, uno de los más interesantes espacios naturales de Aragón, formado por un conjunto de cascadas y salto de aguas en un entorno único.

Más información

Web de turismo: http://www.calatayud.es/turismo

Dónde comer

Los más recomendables:

  • La Perla (calle San Antón, 17): restaurante de comida casera y raciones abundantes. Tiene un menú del día por 11,50 € con muchas opciones de primero y segundo.
  • Arco De San Miguel (San Miguel, 18): restaurante pequeño situado en la misma hospedería. Cocina típica aragonesa de calidad y platos muy elaborados. El precio es algo más alto que la media de Calatayud.
  • Bilbilis (calle Madre Puy 1-3): otra opción económica, tiene un menú por 11 € con 5 primeros y 5 segundos, y otro menú con platos típicos por 25 €.

Dónde dormir

Calatayud bien merece pasar unos días para descubrir todos los rincones de esta ciudad monumental. Aquí tiene los alojamiento que puedes encontrar en la ciudad.

También te peude interesar...

¿Te gustó el artículo? Puedes hacer algo por nosotros que no te costará nada y nos ayudará para seguir escribiendo en el blog, dame un like o un +1 en Google y te estaremos eternamente agradecidos.
Ruta por la provincia de Zaragoza: ¿Qué ver en Calatayud?

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas