Revista España

Ruta por Vizcaya: ¿Qué ver en Balmaseda?

Por Rutasporespana @RutasporEspana

Ruta por Vizcaya: ¿Qué ver en Balmaseda?

Hoy visitamos Balmaseda, una villa encajonada en un estrecho desfiladero bañado por las aguas del río Cadagua, en la parte sur de la comarca de Las Encartaciones. Al otro lado de su emblemático puente medieval, encontramos su casco histórico repleto de iglesias, palacios y casas señoriales en el que conviven los más diversos estilos arquitectónicos.

¿Cómo llegar a Balmaseda?

Desde Bilbao debemos tomar la A-8 dirección Santander hasta la salida que indica Balmaseda.

Podemos ir a Balmaseda desde Bilbao tanto den autobús desde la Estación Intermodal como en tren FEVE desde la estación de Concordia.

¿Qué ver en Balmaseda?

Un poco de historia

En 1199 Lope Sánchez de Mena, señor de Bortedo, funda Balmaseda por razones comerciales y le otorga el Fuero de Logroño. Su situación era perfecta para la apertura de una nueva ruta comercial entre Castilla. Este hecho, unido al de ser la población más importante de los alrededores, atrajo mucha gente a la villa.

Dada su situación, Juan II de Castilla decidió establecer un puerto seco, con el objetivo de cobrar los aranceles aduaneros de las mercancías que entraban y salían de Balmaseda. Para ello sobre el río Cadagua se levantó un puente románico de sólida sillería, donde estableció el Portazgo.

La voladura de la peña de Orduña en el siglo XVIII, permitió la creación de un Camino Real, reduciendo el flujo comercial a Balmaseda hasta el cierre de su aduana en 1841.

Desde finales del siglo XVIII, las diferentes guerras arruinaron Balmaseda, hasta que en 1890 se inauguró la línea ferroviaria La Robla-Bilbao para abastecer a las siderurgias vascas con el carbón proveniente de las cuencas mineras palentinas y leonesas. Se instalaron en la localidad los talleres centrales del ferrocarril, lo que atrajo a multitud de nuevos trabajadores provenientes de otras regiones.

Plaza de San Severino

El casco histórico de Balmaseda conserva aún su trazado medieval, con cuatro calles paralelas, en cuyo extremo se encuentra la plaza de San Severino. Aquí encontramos la Iglesia de San Severino, un templo gótico del siglo XV con elementos barrocos. En su interior destaca el retablo de la capilla del Santo Cristo de la Misericordia (1535).

También encontramos el Ayuntamiento (1743), conocido popularmente como "la mezquita de Vizcaya", por sus amplios y señoriales soportales.

Iglesia de San Juan Bautista

En la calle de Martín Mendía encontramos la Iglesia gótico-renacentista de San Juan Bautista (siglo XV). Su torre (siglo XVIII) tiene un reloj que toca el himno de la villa todos los días a las 12:00, 18:00 y 20:00. Actualmente está desacralizada y aloja en su interior el Museo de Historia de Balmaseda. El museo nos da a conocer la villa, su pasado y sus costumbres con una gran variedad de fotos, objetos y esculturas.

Puente Viejo

Llegamos a una de las construcciones más importantes de Balmaseda, el Puente Viejo o Románico. Desde su construcción en el siglo XII, fue el único punto en los alrededores para cruzar el río Cadagua. Realizado con piedra de sillería, está compuesto de tres arcos y un torreón defensivo en su parte central. En él se estableció el lugar del pago del pontazgo y los derechos del puerto seco.

Monasterio de Santa Clara

En la avenida de las Encartaciones se sitúa el Monasterio de Santa Clara (siglo XVII), que fue rehabilitado en 1993 para convertirlo en hotel. En su iglesia se ubica la sede el Centro de Interpretación de la Pasión Viviente de Balmaseda, que alberga una exposición permanente de vestimentas, pasos, objetos e imágenes relacionados con su particular Semana Santa.

Como muestra de la arquitectura civil, hay que ver en Balmaseda los palacios de Horcasitas (antigua aduana de la ciudad) y el de la Familia Urrutia, ambos del siglo XVII.

Museo de Boinas de La Encartada

Ya fuera del casco antiguo encontramos el Museo de Boinas de La Encartada. Se encuentra instalado en una antigua fábrica de boinas, en el barrio de Peñueco. La fábrica fundada en 1892 por Marcos Arena, convertido en museo, cuenta con la totalidad de la maquinaria utilizada en la fabricación de boinas.

Terminamos la visita a Balmaseda, si hay un momento ideal para visitarla es durante la Semana Santa, cuando se realiza la representación de la Pasión más extraordinaria del País Vasco. Si queréis saber cómo es, os recomendamos el post que le dedicamos a la fiesta: Fiestas por España: Pasión Viviente de Balmaseda

Más información

Web Turismo Balmaseda

Dónde comer

Si hay un plato típico para probar en Balmesada ese es la putxera. Este plato tiene sus orígenes en los cocidos de los maquinistas de la línea ferroviaria. Lo elaboraban en una olla metálica calentada con carbón, que era introducido dentro de la propia olla por una escotilla que tenía.

Si queremos ir de pintxo por la localidad los mejores sitios son el Pintxo i Blanco (Martin Mendia Kalea, 5) con gran variedad de pintxos y unos calamares con muy buena fama. Al otro extremo de la localidad tenemos Bar El Rincón (Encartaciones Hiribidea, 26), con también muy buenos pintxos.

Si queremos comer el restaurante del hotel Convento San Roque es de los más famosos con una mezcla de cocina local con la gastronomía más actual.

Dónde dormir

Si quieres conocer Balmaseda aquí puedes encontrar tu alojamiento ideal:


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas