Revista Cultura y Ocio

"Sally Heathcote", ideal para ir abriendo boca antes del estreno de "Sufragistas" en los cines.

Publicado el 16 noviembre 2015 por Paula Lucas @letrasconlasopa

El estreno de "Sufragistas" está a la vuelta de la esquina (finally), pero mientras Meryl no llega a estos lares (que se de prisa, plis), ¿qué mejor para ir entrando en el tema que una pequeña dosis de féminas pequeñas pero matonas y sin pelos en la lengua luchando por su derecho al sufragio? Música para vuestros oídos, ¿verdad? Para los míos, también.
  

Cuéntame más.

Sobre novelas gráficas, no se puede decir que tenga mucha idea, más bien, ninguna. No es que tenga mucha idea de libros tampoco, para qué engañarnos, y eso no me impide hablar de ellos, diréis. Sí, es cierto, pero al menos parece que alguna tengo. O eso creo. Las gafas de pasta ayudan. En cambio, cuando se trata de novelas gráficas sé tan poco, que ni me llega para practicar el postureo y no me siento legitimada para dar mi opinión más allá del Me gusta/No me gusta/ NS/NC. Bien, pues "Sally Heathcote" me gustó. Mucho. Ergo, os la recomiendo. Encarecidamente.
A partir del personaje ficticio, Sally Heathcote, y de su historia personal, nos adentramos en la Inglaterra del 1900. Allí, Sally comienza como una trabajadora al servicio de Emmeline Pankhurst, una de las fundadoras del movimiento sufragista y de la National Women's Social and Political Union en 1903, y termina siendo un activo imprescindible para la organización en su reivindicación por el derecho al sufragio femenino, que se consiguió en 1918 y que abrió las puertas del avance social de la mujer.
"Sally Heathcote: Sufragista" es una forma fantabulosa, entretenida e interesante, para conocer un poco más la historia de este grupo de mozalbetas y adentrarse en el mundo de la NWSPU, cuyos colores, blanco, verde y púrpura, son los únicos que se resaltan, junto con el anaranjado pelo de Sally, entre el blanco y negro de las páginas.
No me digáis que no tiene buena pinta, ¿eh? ¿Eh? ¿Eh? Porque la tiene. Yo lo sé. Vosotros lo sabéis. Queréis leerla. No neguéis lo evidente.
Y muy atentos a la última viñeta, si no os conciencia sobre la importancia que tiene el hecho de ir a echar la papeleta a la urna, yo es que ya no sé qué hacer con vosotros.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog