Revista Viajes

Santo Domingo de Silos y Covarrubias, dos rincones imprescindibles de Burgos

Por Flaviaaroundtheworld @FlaviaATW
Santo Domingo de Silos y Covarrubias junto con Lerma forman lo que se denomina el triángulo del Arlanza. A estos tres lugares se les denomina así porque se encuentran por la ribera del Arlanza
Como burgalesa y lermeña que soy, me gusta que la gente conozca los encantos de mi tierra, más allá de la rica morcilla de Burgos y su impresionante catedral. Así que he decidido empezar por lo que más cerca tengo. Como de Lerma fue de lo primero que hablé aquí, hoy voy a seguir con dos joyas burgalesas: el pueblo medieval de Covarrubias y el monasterio románico de Silos. Este triángulo se podría ver en un día, pero yo creo que es mejor dividirlo en dos partes, sobre todo si se quieren ver también los extras que os pondré más abajo. 

Vistas desde el monasterio de Santo Domingo de Silos

Vistas desde el monasterio de Santo Domingo de Silos

El monasterio de Santo Domingo de Silos

El monasterio benedictino de Santo Domingo de Silos se encuentra en el pueblo del mismo nombre, aunque se suele llamar Silos a secas. O por lo menos así lo conozco yo. Llegar ahí desde Lerma es muy fácil (y Lerma se encuentra en la A1), hay una carretera provincial que te lleva directamente al valle en el que se encuentra el monasterio. También se puede llegar desde Covarrubias. Todos los caminos llegan a Silos.

Claustro de Santo Domingo de Silos

Claustro de Santo Domingo de Silos

Para visitar el claustro románico del monasterio de Santo Domingo de Silos hay que tener en cuenta que el horario de visitas es bastante reducido. Los lunes está cerrado, los domingos y fiestas de guardar abre solo tres horas y el resto de días cuatro y media.

Detalle del claustro de Silos

Detalle del claustro de Silos

La entrada al claustro cuesta 3,5€ e incluye una vista guiada, que viene muy bien para enterarte un poco más de todos los detalles de este maravilloso claustro. He ido varias veces a ver el claustro y siempre encuentro algún detalle nuevo.
Además de la visita al claustro, la entrada incluye la visita a la antigua farmacia de la abadía donde puedes ver los libros y las frascos de las pócimas.
Como curiosidad literaria del monasterio, Gerardo Diego escribió un soneto al único ciprés del jardín de Silos.

El ciprés de Silos del soneto de Gerardo Diego

El ciprés de Silos del soneto de Gerardo Diego

Si además quieres escuchar una misa en canto gregoriano, estás de suerte porque este es uno de los mejores sitios para hacerlo. Mira el horario de las misas y elige la que mejor te venga.

Covarrubias

La villa de Covarrubias es una villa medieval castellana con mucha historia. Se dice que es la cuna de Castilla y aquí pasó temporadas el conde de Castilla Fernán González.
Seguramente entres a Covarrubias por la puerta del Archivo del Adelantamiento de Castilla (¡vaya nombrecito!) o puerta Real que hoy es la oficina de turismo. Siguiendo adelante, se llega a la plaza mayor, donde se encuentra el palacio de Fernán Gonzalez, ahora el ayuntamiento. 

Santo Domingo de Silos y Covarrubias, dos rincones imprescindibles de Burgos

Torreón de Doña Urraca

En este pequeño trayecto ya te habrás percatado de la arquitectura de las casas de la villa rachela, si no, ya te darás cuenta cuando llegues a la plaza de Doña Sancha. En esta bonita plaza se encuentran varios puntos de interés: el torreón de Fernán González o de Doña Urraca (dicen que estuvo encerrada ahí), un crucero y la casa de Doña Sancha, casa típica de la villa. Estas casas se caracterizan por tener las paredes de adobe pintadas de blanco y entramado de madera. Además muchas tienen soportales con columnas también de madera. ¡A mi me encantan! y en esta plaza hay varios ejemplos de ellos.
Si continúas por la calle de la casa de Doña Sancha, llegarás hasta la colegiata de San Cosme y San Damiñan (patrones de Covarrubias) con su tríptico de la adoración de Jesús. Justo enfrente hay una estatua de una bella princesa. Esta mujer vino ni más ni menos que desde Noruega. La Princesa Cristina llegó a ser infanta de Castilla, pero murió de melancolía a poco tiempo de llegar a España. Fue enterrada en Covarribias por deseo de su marido.

Casa de Doña Sancha

Casa de Doña Sancha

Para terminar cruza las murallas y pasea al lado del río Arlanza. Luego deambula por las calles y termina tapeando en alguno de los numerosos bares de Covarrubias.
A las afueras de Covarrubias está la capilla de San Olav, dedicada al patrón noruego. Esta capilla se construyó no hace mucho y, en mi opinión, se ha construido respetando muy bien el entorno. El infante Don Felipe, hizo la promesa a su esposa, la princesa Cristina, de construir un templo dedicado a este santo. Varios siglos después, la promesa se cumplió. Además el tramo castellano del Camino de San Olav termina aquí.

Capilla de San Olav

Capilla de San Olav

Una de las fiestas más destacadas de Covarrubias es la fiesta de la cereza. Se celebra cada año el segundo fin de semana de julio y la villa vuelve a sus orígenes medievales en honor a la cereza.

La Yecla, las Ruinas del monasterio de San Pedro de Arlanza y el cementerio de Sad Hill

Si todavía tienes ganas de más, entre Covarrubias y Silos hay otros puntos de interés que bien merecen una parada. 
El primero son los restos del monasterio de San Pedro de Arlanza. Se ven desde la carretera que une estas dos localidades y, como bien habréis intuido, este monasterio está en ruinas. Mucha gente te dirá que es un sitio imprescindible y otros que puedes pasar de largo. Lo dejo a tu elección, aunque la vista no te llevará mucho más de 15 minutos.
El desfiladero de la Yecla es apto para todos los público. Es un estrecho desfiladero natural que se encuentra por el que puedes pasear por sus 600 metros de pasarelas. Todo está preparado para que no tengas que ser un aventurero para adentrarte en este espacio natural. En este espacio natural también puedes encontrar uno de los sabinares más grandes del mundo. Hay árboles que incluso superan los dos mil años. La Yecla está a 3 km de Silos por la BU-910 dirección Aranda de Duero.
He de reconocer que no he estado en el cementerio de Sad Hill. Te estarás preguntando qué cojones pinta un cementerio con nombre en inglés en Burgos. Pues aquí es donde se rodó El feo, el bueno y el malo. Sí, sí, aquí y en 2016 hará 50 años de eso. A ver si encuentro un hueco estas navidades para acercarme por ahí. Si eres fan de esta película hay otros lugares cercanos que fueron escenario del lejano oeste en el cercano Burgos. Además están intentado que Clint Eastwood venga para la celebración del medio siglo. ¿Lo conseguirán?

Mapa con las localizaciones



También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista