Revista 100% Verde

Se pide al Ministro de Ambiente que investigue funcionarios del ACLAC (SINAC)

Por Antonio @SelvaNuestra

Se pide al Ministro de Ambiente que investigue funcionarios del ACLAC (SINAC)

Arboles centenares cortados a vista y paciencia
de los funcionarios del ACLAC...

El Caribe Sur parece ser terra de nadie, y desde hace décadas el ACLAC (SINAC) favorece a los destructores a obtener uso y abuso de terrenos del estado en Zona Marítimo Terrestre y Zona Publica. Los bosques desparecen, los humedales costeros son drenados, el Refugio de vida silvestre (REGAMA) se redujo para dar espacio a los proyectos turísticos gracias a una ley engañosamente llamada "Reconocimiento de los Pobladores del Caribe Sur (impugnada en Sala constitucional desde el año 2014... y en espera de resolución) y la biodiversidad se desvanece a velocidad acelerada.Lo bueno es que estos hechos no dejan a todos indiferentes, y en seguida les comparto una carta enviada al Ministro del ambiente y Energía, por un ciudadano preocupado y informado, pidiéndole una vez más que ponga orden en el Área de Conservación La Amistad Caribe (ACLAC).Seria tiempo que un ministro, después de tantos, actúe como le corresponde.----------------------
Limón, 28 de enero de 2019
AEL-013-2019Lic. Carlos Manuel Rodríguez EchandiMinistro del Ambiente y EnergíaLicda. Pamela Castillo BarahonaViceministraMinisterio de Ambiente y EnergíaLicda. Grettel Vega  ArceDirectora EjecutivaSistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC)Ref.: Evaluación del desempeño en ACLAC.Estimado señor Ministro y señoras:Desde el inicio de la administración Alvarado Quesada, hemos venido insistiendo día tras día, en la imperiosa necesidad de que sus autoridades evalúen el desempeño del Área de Conservación La Amistad Caribe (ACLAC), sin que hayamos tenido éxito alguno al día de hoy.Tanta insistencia de nuestra parte ha sido motivada por nuestra experiencia de más de veinticinco años de luchas ambientalistas, durante los cuales, paradójicamente, nos hemos encontrado muchísimas veces luchando contra funcionarios del ACLAC, empezando por su actual Director el Ing. Edwin Cyrus, a quien hemos denunciado reiteradas veces, ante diferentes administraciones del SINAC, sin que nos hayan prestado la mínima atención del caso o lo que ha sido peor, cuando hemos presentado una denuncia concreta, en vez de investigar el tema de manera objetiva y justa, se lo envían en consulta al señor Cyrus para que él responda nuestras denuncias, como fue la tónica de algunos antecesores del Dr. Jurado.Por ejemplo, denunciamos el hecho inédito e inaudito de que las autoridades del ACLAC, encabezadas por Cyrus, hayan impulsado la desafectación del Refugio de Vida Silvestre Gandoca Manzanillo (REGAMA), violentando la misión y visión institucionales del SINAC, lo cual es a todas luces un acto cuestionable que sus autoridades, en manifiesto acto de negación, se resisten a evaluar conforme a principios de ciencia y técnica, y somos nosotros quienes hemos tenido que financiar de nuestro peculio la lucha legal ante la Sala Constitucional, buscando anular la “Ley Céspedes” No.9223 que denunciamos en su momento, mediante la cual se legaliza un subterráneo y lucrativo negocio de bienes raíces en el REGAMA, en desmedro del Refugio.También tenemos años observando cómo en la región Caribe se dan los permisos para el manejo y atención del desove de las tortugas, a organizaciones afines a funcionarios del SINAC-ACLAC, que a su vez lucran con dichos permisos, obteniendo con ello miles de dólares, sin considerar la insostenibilidad de dicha práctica, debido a la marginación sistemática de la población local, lo cual no contribuye a bioalfabetizar a esa población y con ello, se está muy lejos de la aspiración del Dr. Jurado de “conservar con la gente”, que  proclamó  en diferentes foros públicos.Por otra parte, tenemos los supuestos centros de rescate que, lejos de rescatar, lo que hacen es secuestrar especímenes, ya que una vez que los mismos ingresan al “centro de rescate” (sic) no salen; y lo que es peor aún, son expuestos a extenuantes exhibiciones, tanto a turistas nacionales como extranjeros, convirtiendo los mal llamados centros de rescates en granjas zoológicas.Para no ir tan lejos en el tiempo, veamos el caso de la Empresa Eco Proyecciones del Nuevo Milenio S.A., en cuyo proyecto minero se taló un bosque en una zona sumamente frágil con la complicidad del ACLAC, quien más bien debió actuar de oficio para impedirlo, y ello generó un enorme despliegue de recursos públicos por parte del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (ICAA) y el tema de la tala se encuentra ahora en la Fiscalía Ambiental, pero nunca por iniciativa del ACLAC, todo lo contrario… ¿Es necesario continuar la lista?Para los que estamos en el sitio de las frecuentes batallas contra los inescrupulosos, a quienes solo les interesa el negocio con nuestros recursos naturales a costa de su extinción, es muy frustrante que sucedan tantos atropellos al ambiente desde la misma institucionalidad, que está llamada por ley a defenderlo, y no pasa nada.Es conocido públicamente que día tras día en nuestra región, muchos extranjeros y nacionales nos jugamos la vida por la indiferencia de los altos despachos públicos y es frecuente recibir amenazas a nuestros bienes e incluso a nuestra integridad personal, por asuntos que nunca se debieron haber dado. En el Caribe las amenazas no son eufemismos.Señores jerarcas: al inicio de la Administración Alvarado  existían altísimas expectativas sobre la velocidad, contundencia y profundidad del cambio que la ciudadanía esperaba de este gobierno. Ya con los pies puestos en la realidad, nos preguntamos si ustedes se conformarán con “sostener la burra” o realmente sentarán las bases de una nueva mentalidad de servicio público, en defensa de nuestros recursos naturales, o pasarán a la historia sin pena ni gloria. Hay que tener coraje y decisión para cambiar el estado de cosas institucional y albergamos la esperanza de que ustedes no nos defraudarán.Inicien el cambio mediante una auditoría operativa-evaluativa del ACLAC y así demostrarán que “hechos son amores, no buenas razones”. No pedimos injusticias ni que se pisoteen los derechos constitucionales de ningún funcionario, ni hemos pedido nunca semejante disparate; pedimos que se evalúe y se investigue y se actúe conforme a derecho. Pero que se actúe, porque quien nada debe nada teme.Ojalá que nuestra excitativa encuentre eco, por primera vez, y veamos realmente signos e intenciones de cambio en el MINAE-SINAC.
Como siempre, nos ponemos a la orden al correo [email protected] o al Apdo. _-_-7300 Limón.Con las muestras de nuestra consideración,Marco Levy Virgo cc:   Comisión Ambiental Casa Presidencial 

Volver a la Portada de Logo Paperblog