Revista Economía

Segunda oportunidad del emprendedor

Publicado el 09 octubre 2013 por Eautonomos @eautonomos

segunda oportunidad emprendedor

Continuando con la explicación de las novedades de la Ley de emprendedores y su internacionalización, hoy le llega el turno a una figura muy interesante, pues otorga una segunda oportunidad a aquellas personas que se arriesguen a emprender ideas de negocio y no tengan demasiada suerte. En concreto, se trata de la segunda oportunidad del emprendedor.

Resumiendo podríamos decir que sirve para que emprendedores y pequeñas empresas con deudas no superiores a 5 millones de euros puedan buscar acuerdos extrajudiciales con sus acreedores mediante la figura de un mediador concursal. Así, se podrán incluso  pactar moratorias de hasta 3 años y quitas de hasta el 25%. El único límite serán las deudas de derecho público que no podrán verse afectadas y las deudas con garantías reales que sólo se podrán incorporar si así lo desea el acreedor.

Requisitos para acceder a la Segunda Oportunidad

Para poder acceder a esta segunda oportunidad, se deberán cumplir una serie de requisitos que son los siguientes.

Para personas físicas:

  • Ser empresario o trabajador autónomo.
  • Estar en situación de insolvencia o prever que no podrás cumplir con tus obligaciones.
  • Que las deudas no superen los 5 millones de euros.

 

Para personas jurídicas:

  • Encontrarse en estado de insolvencia.
  • Que haya sido declarada en concurso.
  • Que disponga de activos líquidos suficientes para satisfacer los gastos propios del acuerdo.
  • Que su patrimonio y sus ingresos previsibles permitan lograr con posibilidades de éxito un acuerdo de pago.

Procedimiento del acuerdo

Se deberán seguir unas pautas para poder solicitar el acuerdo extrajudicial de pagos:

1. Solicitud del mediador concursal. La solicitud se hará mediante una instancia suscrita por el deudor, en la que indicará el efectivo y los activos líquidos de que dispone, los bienes y derechos de que sea titular y los ingresos regulares previstos. Además, deberá presentar una lista de acreedores con la cuantía y el vencimiento de los respectivos créditos. Si los deudores son empresarios o entidades inscribibles, se solicitará la designación del mediador al Registrador Mercantil, en caso contrario, se solicita al notario del domicilio del deudor.

2. Nombramiento de mediador concursal. El registrador o el notario nombrará al mediador concursal y lo comunicará en Hacienda, en la Seguridad Social, en el Registro Civil y al juez competente.

3. Convocatoria a los acreedores. El mediador concursal comprobará la cuantía de las deudas y convocará al deudor y a los acreedores a una reunión. Una vez recibida la convocatoria, los acreedores que voluntariamente quisieran intervenir en el acuerdo extrajudicial deberán comunicárselo expresamente al mediador.

4. Iniciación del expediente. Una vez solicitado el inicio del expediente, el deudor podrá continuar con su actividad laboral, empresarial o profesional, aunque no podrá solicitar préstamos o créditos y devolverá a la entidad las tarjetas de crédito. Tampoco se podrá iniciar ni continuar ningún tipo de ejecución sobre el patrimonio del deudor mientras se esté negociando el acuerdo, salvo en las deudas con garantía real.

5. El plan de pagos. El mediador concursal remitirá a los acreedores un plan de pagos de las deudas en el que la moratoria no podrá superar los tres años y con una quita que puede llegar hasta el 25% del importe de los créditos. Además, podrá proponer la cesión de bienes a los acreedores en pago de las deudas.

El plan de pagos incluirá también un plan de viabilidad, una propuesta de cumplimiento de las obligaciones y una propuesta de negociación de las condiciones de los préstamos. A esto, los acreedores podrán presentar propuestas alternativas, finalmente, el mediador les presentará el plan de pagos final aceptado por el deudor.

6. Acuerdo extrajudicial de pagos. Finalmente, para que el plan de pagos se considere aceptado será necesario que voten a favor del mismo los acreedores que sean titulares, al menos, del 60% de la deuda. Si además el plan consiste en la cesión de bienes del deudor en pago de deudas, deberá contar con la aprobación de acreedores que representen el 75%.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas