Revista Economía

Seguro de responsabilidad civil para autónomos

Publicado el 22 junio 2021 por Eautonomos @eautonomos

Contratos, cláusulas, condiciones Legal

Seguro de responsabilidad civil para autónomos

A partir de un seguro de responsabilidad civil los autónomos pueden adquirir mayores garantías de protección a lo largo de su vida profesional. ¿Te estás planteando contratar uno? A continuación, te explicamos qué son exactamente y cómo pueden beneficiarte.

¿En qué consiste el seguro de responsabilidad civil?

Los seguros de responsabilidad civil te protegen frente a aquellos riesgos que pueden comprometer la seguridad de terceras personas. Si, por ejemplo, el ejercicio de tu actividad profesional genera un accidente de tráfico, tú como empresa deberás responder ante él. Para evitar que este tipo de incidencias comprometan tu estabilidad económica, los seguros de responsabilidad civil cubren con una indemnización en tu nombre a las personas afectadas.

Están orientados a todas aquellas incidencias extracontractuales que se producen dentro de la actividad laboral. Cuando hablamos de incidencias extracontractuales nos referimos aquellas que se provocan por circunstancias fortuitas y externas a las responsabilidades y obligaciones cubiertas por un contrato.

Perjuicio y tipos de consecuencias

Cuando un tercero sufre un perjuicio tiene derecho a una indemnización, siempre que el origen de la incidencia se encuentre en una acción, omisión o negligencia del autónomo, empresa o responsable de negocio. Así queda recogido dentro del artículo 192 del Código Civil.

Frente a este tipo de incidencias puede haber consecuencias a dos niveles. O bien a nivel penal, o a nivel civil.

Hablamos de consecuencias de carácter penal cuando la negligencia o acción que genera los daños se encuentra enmarcada como un delito dentro del código penal.

Sin embargo, las consecuencias a nivel civil se producen fruto de una acción, omisión o negligencia que no está recogida como delito dentro del ordenamiento jurídico. En este último caso, el responsable último (el propietario del negocio o el profesional autónomo) deberá afrontar la indemnización para reparar los perjuicios ocasionados.

Daños civiles y responsabilidad jurídica

Para que los daños de tipo civil puedan estar sujetos a una indemnización se deben cumplir unas condiciones específicas.

Por un lado, el alcance de los daños debe quedar demostrado y debe ser medible a nivel económico. Por otro, debe quedar patente que efectivamente un tercero ha sufrido daños y que estos han estado motivados por el autónomo durante su ejercicio profesional.

Cuando estos requisitos se cumplen, un seguro de responsabilidad civil puede responder ante dicha incidencia y reparar los daños generados. El tipo de cobertura y la cuantía de la indemnización dependerán del tipo de seguro que se haya contratado. Por ello, resulta fundamental tener ciertas nociones a la hora de escoger un respaldo adecuado.

Como antes mencionamos, un seguro de responsabilidad civil cubre todas aquellas consecuencias que no quedan recogidas dentro del código penal como delitos tipificados. El concepto de la indemnización puede ir sujeto a la cobertura de daños o pérdidas materiales, personales y patrimoniales que el asegurado pueda ocasionar de forma directa o indirecta a terceras personas. Además, también pueden cubrir las necesidades de defensa jurídica que se deriven de un proceso abierto por la vía civil.

¿Cómo escoger un seguro de responsabilidad civil para autónomos?

Existen muchos tipos de negocios y muchos tipos de autónomos. La variedad de perfiles profesionales se refleja en una gran variedad de seguros de responsabilidad civil.

s por eso, que para escoger el que mejor se adapte a ti, deberás analizar cuáles son tus necesidades y los principales riesgos que se derivan de tu actividad. A continuación, te aportamos algunos datos que te serán de utilidad:

Ranking seguros de responsabilidad civil ICEA

En febrero de 2021, ICEA publicó un ranking con los mejores seguros de responsabilidad civil en base a sus cuotas de mercado. Dentro del sector de las aseguradoras, Mapfre ocupa el primer lugar con 14,03% de cuota.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que su ranking no establece ningún tipo de categorización por modalidad y por lo tanto no reflejan cómo se distribuyen dichas cuotas. Y es que, no es lo mismo contratar un seguro de Responsabilidad civil general para comercios o el sector servicios, que uno orientado a sectores con mayor tasa de riesgo como por ejemplo el de la construcción.

¿Cuáles son las reclamaciones más habituales de los seguros de responsabilidad civil?

El último informe elaborado por la DGS (Dirección General de Seguros) ofrece un boceto bastante ilustrativo sobre las reclamaciones que se producen dentro de responsabilidad civil.

El estudio resuelve que más de un 56% de las reclamaciones están relacionadas con un rechazo de siniestro por parte de las aseguradoras. Una cifra bastante elevada, pero que ha experimentado una reducción durante los últimos años. En segundo lugar, las reclamaciones por disconformidad con la cuantía de indemnización obtenida constituyen el 33% del total.

Pero, ¿sabías que las pólizas de responsabilidad civil profesional o industrial cuentan con una mayor cantidad de exclusiones en la cobertura de riesgos? Es fundamental consultar diferentes ofertas de diversas compañías aseguradoras antes de hacer una contratación. Sin embargo, por lo general, este tipo de pólizas suelen estar sujetas a una menor cantidad de garantías.

Corredurías de seguros

Las corredurías son empresas que actúan como intermediarias entre las compañías de seguros y los asegurados. Son elementos clave dentro del sector porque están en continuo contacto con todo tipo de compañías y modalidades de pólizas de responsabilidad civil.

La ADECOSE (Asociación de Corredurías de Seguros de España) ha publicado una clasificación de los mejores seguros de responsabilidad civil. Su último barómetro se ha desarrollado sobre las valoraciones de más de mil corredurías.

Para medir su índice de satisfacción han tenido en cuenta la capacidad de las compañías aseguradoras para responder de forma eficiente a las necesidades de sus asegurados. Berkley ocupó la primera posición, seguida de cerca por Markel, Zurich o Reale. Puedes ver el informe completo aquí.

¿Cuáles son las coberturas que proporciona un seguro de responsabilidad civil?

Cubre todos aquellos riesgos que se derivan por la condición de propietario del asegurado, pero también de arrendatario. Dentro de esta consideración también se incluyen todos aquellos títulos de uso o explotación de bienes inmuebles para la puesta en práctica de la actividad profesional.

Las coberturas de responsabilidad civil de explotación también abarcan las instalaciones de agua, gas o electricidad.

Espacios de incidencia

Además, también pueden ser susceptibles de cobertura todos aquellos trabajos desarrollados fuera de las instalaciones físicas de la empresa, así como los perjuicios que puedan generarse a personas que se ubiquen dentro de la empresa de forma ocasional.

Actividades profesionales y utilización de recursos durante la actividad laboral

Aquellas actividades físicas que se desarrollan durante la jornada laboral también son susceptibles de protección. La carga y descarga de mercancía o su transporte y distribución pueden a menudo derivar en incidentes que comprometan la seguridad de terceros.

Sin embargo, en muchas ocasiones el personal contratado por el asegurado también puede incurrir en acciones y comportamientos negligentes que pueden poner en riesgo la seguridad de otras personas, y esto también queda cubierto por la póliza.

Responsabilidad por daños ocasionados por terceros

El asegurado puede adquirir compromisos a raíz de daños generados por intermediarios o agentes externos como subcontratistas. Este tipo de incidentes también quedan cubiertos.

Gastos generados por necesidades de defensa jurídica

Cuando se compromete la integridad o la seguridad de terceros por negligencias u omisiones lo más probable es que se inicien procedimientos legales para formalizar la reparación de daños. Los seguros de responsabilidad civil cubren los gastos derivados de la defensa judicial y extrajudicial.

Coberturas opcionales

Pueden incluir coberturas extra que ofrecen ciertas garantías de seguridad adicionales. Las más habituales son:

Cobertura por accidente de trabajo

Ofrece protección ante aquellos accidentes que se producen por una negligencia del asegurado. Esta protección puede extenderse también a aquellos incidentes que se derivan de una mala praxis por parte de contratistas o subcontratistas.

Cobertura de productos, servicios y mercancías

Una póliza que cuente con esta garantía adicional protegerá todos aquellos productos o servicios prestados por el contratante o su empresa. Amplía la protección del asegurado ante aquellos daños que hayan sido consecuencia directa de sus productos, servicios o mercancías y que hayan comprometido la integridad, seguridad o bienestar de terceras personas.

Artículos relacionados

Brecha de seguridad: Guía de actuación para autónomosCómo registrar una marca comercial en EspañaEl autónomo con responsabilidad limitada o ERL
Seguro de responsabilidad civil para autónomos

Volver a la Portada de Logo Paperblog