Revista Sociedad

Siquiatra Miguel Gómez, escribe: ¿Qué sabes de la locura moderna?

Publicado el 12 diciembre 2017 por Luih
Siquiatra Miguel Gómez, escribe: ¿Qué sabes de la locura moderna?
Por José Miguel Gómez
Hace un tiempo dije: “la sociedad está de psiquiatra” reflexionando para que los actores sociales pongan en su agenda los indicadores psicosociales y conductuales que llevan a los dominicanos a un comportamiento violento, agresivo, defensivo, irritable que daña en la familia, la pareja, a los hijos, a los ciudadanos.
Así lo confiesan los feminicidios, la violencia intrafamiliar, el aumento de los divorcios, el abuso sexual, los matrimonios con menores, etc. Por otro lado, han aumentado el uso y abuso del alcohol, marihuana, cocaína y crack, en la población joven.
Producto del consumo y la violencia social, los jóvenes en edades productivas han pasado a ser víctimas victimarios. Claro, las causas directas que hacen vulnerables a estos jóvenes se encuentran en la exclusión social, pobreza, falta de oportunidades, desempleo, abandono de la escuela, desintegración familiar, deambulación sin propósitos, inequidad social crónica. El impacto de forma individual afecta con la baja autoestima, el resentimiento social, la desesperanza, la frustración, la poca tolerancia, la irritabilidad y la pobre identidad del “yo”.
El ambiente inadecuado y estresante en que viven adolescentes y jóvenes han favorecido que cientos de ellos entren en conflicto con la ley, con su familia, escuela, barrio, y comunidad a nivel nacional. El impacto de la tecnología, las redes, el consumo, el socializar una vida sin héroes, ni iconos, ni utopía, ni paradigma, ni símbolos, ha tenido un efecto demoledor en la ausencia de construcción en la identidad social. 
El posmodernismo, el comercio, los estilos de vida “light” han reproducido un ser humano que busca la visibilidad a través de las redes, del confort, del egocentrismo, el narcisismo y la vanidad como expresión del nuevo éxito, de la nueva psicología de la felicidad. Pero, la realidad sociocultural y socioeconómica hablan de los riesgos presente y futuro que le deviene a las sociedades que no plantean visión integral de prevención en finanzas, salud, educación, empleo, medio ambiente, vivienda, seguridad, ahorro, calidad y calidez de vida a través del desarrollo sostenible y del compromiso social con distribución con equidad. 
Las sociedades que se engañan, las familias que no se organizan, las personas que no planifican y dejan su existencia al mundo financiero, al mercado, al consumo y la competitividad desigual, sencillamente son los que van a entrar en la nueva locura de modernidad.
Esa locura colectiva se deja sentir en las compras compulsivas, en el escapismo social con los juegos, drogas, deudas, acumulación, en la despersonalización y la crisis de identidad. Pero también, en la socialización sin compromiso, en la falta de vínculos y de apegos sanos, en la falta de sentido de pertenencia. 
Esas circunstancias incomprendidas han reproducido los procesos inadaptativos, los trastornos de ansiedad, los ataques de pánico, la depresión, el vacío existencial, la atrofia espiritual, el pobre sentido de vida y de transcendencia. 
La globalización y el mundo multipolar han generado crisis colectivas que movilizan la inmigración, el terrorismo, la inseguridad, la fragilidad y el miedo en cualquier parte del mundo.
Ahora todos somos vulnerables y riesgosos. Los problemas de salud mental se han triplicado, el uso de ansiolíticos y antidepresivos están aumentando, los psicofármacos en niños y adolescentes se recetan para pretender tranquilizarlos y educarlos.
 Las familias y las escuelas no quieren problemas, y las sociedades no quieren construir ciudadanos para que sean correctos, sino para que consuman, se auto-gratifiquen y estén bien alineados con el sistema de consumo.
 Es una locura moderna; una forma de vida irresponsable y riesgosa a la que nos exponemos y les construimos el futuro a nuestros hijos y a nuestros ciudadanos. 
Si la existencia y la presencia de un ser humano en la sociedad no es para cambiarla, hacerla más segura y cómoda, más de oportunidades, más vivible con calidad y calidez, entonces, es más que una locura, o una irresponsabilidad e insolidaridad donde no se deja sentir el altruismo, la compasión y el amor por los demás. 
De ahí que no vamos bien, no somos sanos ni funcionales, ni adaptados. Solamente sabemos que la sociedad está enfermando y deshumanizándose; lo vemos y lo sentimos. Pero creemos que el problema es del otro/a, hasta que la locura moderna nos toca nuestra puerta, a veces no nos damos cuenta y, otras veces, decidimos autoengañarnos.
José Miguel Gómez es Psiquiatra, residente en Santo Domingo, oriundo de la ciudad de Neiba.

Editado en Neiba, Cabecera de la Provincia Bahoruco, República Dominicana. Contacto: [email protected]

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista