Revista Diario

Sobre el cambio de nombre del Parque Roca y la necesidad de un verdadero debate histórico

Por Julianotal @mundopario

Sobre el cambio de nombre del Parque Roca y la necesidad de un verdadero debate histórico
1.El debate por el cambio del nombre del Parque Roca, terminó en escandalo (los fachos)
La audiencia pública de la Legislatura, destinada a que vecinos debatan sobre el cambio del nombre del Parque Roca de Villa Soldati por Parque del Bicentenario, terminó ayer en escándalo ante la exposición de un funcionario macrista, que no figuraba como inscripto para participar, que defendió la figura del líder de la Campaña del Desierto, lo que mereció el repudio de los presentes.
La audiencia comenzó poco después de las 16 en el salón Dorado, coordinada por la diputada del PRO Lía Rueda -en su rol de presidenta de la comisión de Cultura del Parlamento- para tratar el expediente de la legisladora Gabriela Alegre, que plantea la modificación en la nomenclatura en una iniciativa que ya cuenta con media sanción.
Luego de cuatro exposiciones a favor de la iniciativa, Rueda convocó a dar su opinión, pese a que no estaba incluido en la lista de la audiencia, a Federico Young, que integra el directorio de Subterráneos de Buenos Aires y se presentó como el vicepresidente del Partido Demócrata.
Pero también es ex juez, compartió seminarios con Cecilia Pando y fue jefe de inspectores de la administración macrista al inicio del primer mandato del PRO, cargo del cual se fue repudiado por los organismos de derechos humanos por su postura a favor de la dictadura militar.
"Rechazo el proyecto porque gracias a Julio Argentino Roca es que la Argentina tiene la actual extensión territorial", expresó el funcionario macrista.
Además, sostuvo que fue "Roca quien puso límites a las pretensiones de Chile y llevó una campaña de soberanía hasta el río Negro", afirmación que fue repudiada por los presentes, en su mayoría, representantes de los pueblos originarios.
A su turno, la legisladora Alegre, visiblemente enojada, denunció que "fueron burladas las normas de las audiencias públicas que establecen que no se pueden incorporar oradores una vez vencido el tiempo de inscripción".
"Como autora de la ley me enteré al iniciar la audiencia de que había cuatro personas más para hablar", dijo apuntando a la macrista Rueda que dirigía la reunión.
"Young es una persona que es defensora de la última dictadura militar, que fue el peor genocidio de nuestro país, y la verdad que es repudiable que venga a levantar la voz en contra de los pueblos originarios", aseveró Alegre.
En tanto, Daniel Fernández, presidente del Instituto Nacional de Asuntos Indígenas, respaldó el proyecto "porque coloca al Bicentenario como un hecho trascendental para el país y para Latinoamérica y también cuestiona, al mismo tiempo, la figura de Roca, asociado al genocidio y al racismo".
Angela Marcela Jaranullo, de las Organizaciones Territoriales de Pueblos Originarios, consideró que "no se puede honrar a alguien que fue protagonista de la masacre que se llamó Campaña del Desierto". (Télam)
2. Un comentario sobre la necesidad de un verdadero debate histórico:
El debate que se lleva a cabo en los últimos años en torno a la figura de Julio A. Roca no es casualidad que se profundice durante el kirchnerismo. La construcción de un discurso histórico siempre es consecuente a un proyecto de país, a partir de ahí, la figura de Roca cae como patada al hígado sobre todo por la campaña al desierto donde se llevó a cabo un acto criminal genocida. Pero tengamos cuidado con los anacronismos. Si vamos a someter a Tribunal a cada uno de las figuras elevadas a rango de procer en nuestra Historia, dificilmente quede alguien bien parado. Calificar como hizo Daniel Fernandez a Roca como "racista" es un argumento totalmente anacronico, más allá de la condena que se realiza desde la sociedad ante la política de exterminio. Roca es un eslabón de esa cadena, y también representa el espíritu de época. En todo caso, ¿la figura del presidente de ese entonces, Nicolás Avellaneda queda absuelta? ¿cómo es el comportamiento de otras figuras como Sarmiento y Mitre ante el "problema del indio"? No se puede condenar hechos del pasado sin primero comprenderlo , cuya cosmovisión del mundo era completamente distante y distinta a la nuestra, sobre todo con el libro de Pigna bajo el brazo. Ahora, estoy completamente de acuerdo que bajo una iniciativa popular, se revise los homenajes a figuras que no representan el espíritu de la época, pero haría falta una visión más completa de la misma. No sea cosa de desvertir santos para vestir otros....Para ello, la política educativa, una verdadera unificación de criterios que pueda romper con un paradigma porteño y liberal constituye un verdadero desafío para el cambio cultural. Los cambios de nombres en los espacios públicos está bien, falta su complemento que es el más esencial: revisar la historia de los grandes hombres, asignar a su vez un rol preponderante a los pueblos (cortar con esa visión pasiva del mismo), ampliar un debate con fundamento que resultará trascendental también para las políticas de hoy. 
Espero que se haya entendido y no malinterpretado: Roca no es santo de mi devoción, pero no se trata de condenar hombres sino políticas..

Volver a la Portada de Logo Paperblog