Revista Cine

Tardando parsecs

Publicado el 02 enero 2020 por Moinelo @moinelo

Mirad hacía delante, corcholis

Foto: fotograma de Star Wars IV

Las personas usamos en nuestro lenguaje habitual frases hechas y expresiones cuyos orígenes puede que desconozcamos y que analizadas literalmente no tienen sentido en muchos de los casos. Este, el verdadero significado de la expresión, se esconde tal vez tras una historia algo más elaborada —«A buenas horas mangas verdes» es tal vez un buen ejemplo—. Ocurre también que el nivel de precisión exigido en el lenguaje popular, en nuestro día día, es mucho menor que en otros ámbitos con mayor carga filosófica, técnica o científica. Debido a ello, confundir eficiencia con eficacia o probable con posible, por ejemplo, está a la orden del día —sin ir más lejos, en la Wikipedia redireccionan de «eficacia» a «efectividad», a pesar de que en ella misma señalan que no son lo mismo—.
Hay una frase de Han Solo que cierto sector del público suele escoger cuando desea burlarse de la saga o catalogarla como producto trivial e inconsistente, parámetros y crítica a los que parece que con el paso del tiempo y las recientes entregas, se han encaminado con insistencia a confirmar. Sin embargo, la frase es de la película original, la cual tiene una transcendencia clave en la cultura popular y la producción cinematográfica, en muchos sentidos. La frase en concreto es:
«la nave que corrió la carrera Kessel en menos de 12 parsecs»
Han Solo sobre el Halcón Milenario
Cierto es que un «pársec» no es una unidad utilizada frecuentemente —por no decir nada, salvo para un astrofísico— . En cualquier caso, la persona presta a señalar el error probablemente sí sepa que la mencionada unidad de medida es de distancia, no de tiempo, con lo que el resultado es como decir que «he tardado menos de cuatro kilómetros». Sin embargo, en ciertos contextos esta frase podría tener sentido cuando la distancia es un factor más crítico que el tiempo —una explicación similar es la que se puede encontrar en la Wikipedia— y sobre todo, cuando se trata de surcar el espacio-tiempo de formas no habituales —ficticias, de hecho—  y en las que la distancia entre un punto y otro no tiene por qué ser siempre la misma. En el spin-off de la saga Han Solo (Ron Howard, 2108) muestran el origen de la capacidad del Halcón Milenario para trazar rutas óptimas —más rápidas, o lo que en este caso es lo mismo, más cortas—  gracias a poseer un mapa de la galaxia de gran precisión.
Además, en las recientes películas de la saga se habla con cierta soltura y despreocupación de viajes «a la velocidad de la luz», lo cual es incongruente con lo visto en la propia obra ya que cuando se hacen este tipo de trayectos iniciados con el espectacular efecto de las estrellas convirtiéndose en hilos luminosos —conocido como «salto al hiperespacio»— y aparecen en pocos segundos en cualquier otra parte de la galaxia, la velocidad resultante no tiene nada que ver con la de la luz. Por tanto y por dejarlo claro, independientemente de las «frases hechas» que los guionistas —o los traductores— se tomen la licencia de dejar caer, en Star Wars y en la gran mayoría de obras de este género no viajan ni a la velocidad de la luz ni lo hacen de ninguna de las maneras habituales conocidas en nuestras tres dimensiones clásicas.

Enlaces


Volver a la Portada de Logo Paperblog