Revista Cocina

Tarta de castañas y chocolate

Por Cuca
Después de la noche de Halloween y de vivir el día de Todos los Santos retomamos la rutina y seguimos nuestras vidas a una velocidad de vértigo dirección terminar el año que da miedo sólo pensarlo.
En mi zona lo tradicional el día de Todos los Santos es visitar el cementerio y la víspera encender una vela para recordar a nuestros difuntos. Gastronómicamente no hay grandes tradiciones para esta jornada y las que comienzan a verse en los obradores de pastelería del pueblo como los buñuelos o los huesos de santo son de "moderna" aceptación.
Mi abuela para este día preparaba gachas y también castañas asadas. Las batatas asadas al horno (cuya receta os enseñaba aquí hace pocas semanas) no sé si para ella serían típicas o no de este día ya que en su casa las había para el postre desde que llegaban al mercado hasta que se terminaban.
Como la semana pasada publiqué un postre relacionado con Halloween esta semana quería preparar algo que tuviera relación con la festividad de Todos los Santos y que me trajera recuerdos de mi infancia. Como gachas no he preparado nunca (y no recuerdo muy bien su sabor si en su momento me digné a probarlas) y no he tenido tiempo de ponerme con mi madre a prepararlas he optado por tirar por la calle de en medio y hacer una tarta con castañas, muy típicas del otoño y que va que ni pintada para estos días.
Tarta de castañas y chocolateEn realidad la decisión también se ha ajustado a seguir cumpliendo el propósito que arrastro desde principios de año y que comparto con mi amiga Olga de dar salida a  todo lo que tengo acumulado en los armarios ¡que en las tiendas no se agotan los productos! En este caso tenía por casa un bote (en realidad dos) de crema de Marrón Glacé desde el invierno que estaba embarazada de Lara (un antojo como otro cualquiera) y al que ya era hora de darle salida (aunque la fecha de caducidad sea 2019)
Tarta de castañas y chocolatePor otro lado ya me dolía no tener ninguna receta con castañas en el blog, porque me gustan mucho y porque son tan típicas del otoño que parecía más que irónico que una Autumn Divine como yo no tuviera al menos un postre con ellas en su cocina virtual.
Aunque utilizar la crema no sea exactamente lo mismo que usar las castañas directamente me vais a permitir esta licencia con la promesa de publicar un postre usando castañas acompañando un trocito de esta tarta de hoy (que creo es bastante apta para el soborno)
Tarta de castañas y chocolate
Con las castañas tengo un problema. Me gustan mucho pero soy tremendamente perezosa para pelarlas. ¿Resultado? Aquella que pelo aquella que me la como. No hay más. Mi Señor Costillo sí que suele hacer un puñadito en el microondas y le pongo tantos ojitos de pena que al final me pela tres o cuatro para que quite esa carita. Sin embargo alguna vez he dejado caer la posibilidad de asar en el horno un kilo para hacer mermelada o un puré para un postre y me ha dicho que las pele yo si quiero repostear. Algo tremendamente injunsto cuando los postres que yo preparo se toma él en una proporción mínima del 65 %
Tarta de castañas y chocolateEs posible que en unos años pueda sobornar a Lara para que me ayude a pelar castañas igual que hace muchos años mi madre nos ponía a mi hermano y a mí a limpiar lentejas para cocinarlas al día siguiente, pero esta historia os la cuento en otra ocasión.
Tarta de castañas y chocolate
Estuve chafardeando un rato por internet y buscando recetas de tartas con castañas y también eché un vistazo a los libros que tengo en casa y al final decidí hacer lo que me dictaba la razón y utilizar además unos yogures que tenía en la nevera y que parecia que iban a comprarse una parcela en la balda en la que estaban colocados.
Total que la receta en mi mente comenzaba a coger forma y sinceramente me gusta más la idea de poner yogur a poner mantequilla. Cuento calorías y nos ahorramos un buen puñado ¿eh? Estaba indecisa en cuanto a usar sólo la crema de castañas (en cuyo caso las cuentas sólo me salían si ponía los dos botes en la tarta y tenía mis dudas de que fuera demasiado) o combinarla con chocolate (y es que poner chocolate es casi siempre un triunfo) y al final ganó la idea del chocolate y como no podía ser de otra manera el elegido fue el chocolate negro.
Tarta de castañas y chocolate¿El resultado? Una tarta cremosa y muy rica que combina el sabor de las castañas y el chocolate ¡todo un acierto! Evidentemente azúcar no hay que añadirle al relleno ¡sólo faltaba! y aún así resulta un postre contundente del que mejor servir trocitos pequeños para no saturarnos y evitar el espesamiento de la sangre.
Tarta de castañas y chocolateSi no tenéis crema de marrón glacé no es problema alguno. Puré de castañas o mermelada os darán el mismo resultado, e incluso mejor porque contienen menos cantidad de azúcar. Queda en mis pendientes repetirla con puré de castañas porque estoy segura de que quedará aún más buena al rebajar la cantidad de azúcar.
Y en cuanto a la elaboración la tendréis lista para meter en el horno en menos de quince minutos y el resto... ¡el resto es cosa de nuestro amadísimo horno! Así que no hay excusa para no hacerla. Yo os dejo la receta y lo demás queda de vuestra mano.
Tarta de castañas y chocolate
Ingredientes:
* 1 lámina de masa quebrada
* 1 bote de crema de marron glacé (285 gramos)
* 200 gramos de chocolate negro para postres
* 3 yogures griegos (375 gramos) (yo usé yogur griego con stracciatella que era el que tenía en casa)
* 3 huevos
Elaboración.
1. Ponemos el chocolate a derretir. Yo lo hice al baño maría, pero lo podéis hacer en el microondas en cortas tandas de tiempo para evitar que el chocolate se queme.
2. Cuando el chocolate esté derretido añadimos la crema de Marrón glacé y removemos bien para que se mezcle. El calor del chocolate hará más manejable la crema. Si has derretido el chocolate al baño maría mantén el bol sobre el agua caliente ya que así la crema se reblandecerá rápidamente.
3. A continuación añadimos los yogures de uno en uno (y retiramos el bol del agua caliente en caso de haber derretido el chocolate al baño maría) y mezclamos hasta integrar. Como los yogures los habremos tenido en la nevera ayudarán a bajar la temperatura de la mezcla y si los tenemos a temperatura ambiente tendremos que esperar unos minutos a que la mezcla se temple antes de continuar.
4. Una vez templada la mezcla añadimos los huevos de uno en uno. Es importante que no esté muy caliente o los huevos podrían cuajarse y estropear el relleno. No añadimos el siguiente hasta que el anterior no esté bien integrado.
5. Desenrollamos la lámina de masa quebrada y si es necesario estiramos con el rodillo. La colocamos sobre el molde (yo suelo dejar el papel de hornear que la envuelve en la base para que sea muy sencillo desmoldar la tarta) y vertemos el relleno.
6. Introducimos en el horno precalentado a 180ºC y horneamos 30 minutos. Pasado ese tiempo bajamos la temperatura a 170º C y horneamos hasta que esté cuajada. Iremos pinchando con una brocheta de madera y apagaremos el horno cuando esta salga  limpia. Dependerá un poco del diámetro del molde (el mío es de 24 centímetros) pero serán aproximadamente de 15 a 25 minutos más una vez bajemos la temperatura.
7. Dejamos templar en el horno, con la puerta entreabierta y pasados 15 minutos sacamos y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla. Tapamos con film transparente y guardamos en el frigorífico.
https://sites.google.com/site/dulcessecretosdecuca/tarta-de-castanas-y-chocolate
Lo mejor es dejarla reposar de un día para otro para que el relleno asiente y tome textura
Tendremos que gastar cuidado y no hornearla en exceso o la superficie se puede agrietar.
Tarta de castañas y chocolateDurante el horneado el relleno crece un poquito, pero al apagar el horno y perder temperatura baja y queda una superficie lisa y homogénea ¡no la toquéis en caliente para intentar bajarla o la estropearéis! 
Y aunque no lo parezca esta tarta es uno de los postres que más me ha costado fotografiar. Probé con tres escenarios distintos y la muy puñetera no quería salir en ninguno bien ¡lo que cuesta que el chocolate quiera salir en las fotos! Además quería esta tarta sí o sí para hoy así que no podía invertir más tiempo porque para más emoción estaba haciendo las fotos el pasado domingo ¡con el nuevo horario recién estrenado! y las horas de luz iban en mi contra.
Tarta de castañas y chocolateAl final he quedado más o menos contenta con el resultado aunque tenía otra idea que ya intentaré más adelante con otro postre.
Seguro que más de uno ha visto el disfraz de Lara para celebrar Halloween en la guardería. Sí, será una moda importada, pero se lo pasan pipa. Y entiendo el razonamiento de más de uno que dice que España es un país de tradición católica, pero tenemos que entender que no todos los españoles son actualmente católicos e igual que pedimos respeto para las tradiciones y las creencias que profesamos respetar las que profesen otros. 
Está entrando en una fea fase de mamitis y no quiere que yo me vaya. Ella no tiene problema en estar en la guardería o en casa de mis padres, pero no puede ver que me voy... Un poco complicado sí. Especialmente cuando nos separamos por la mañana, porque como tengo jornada partida es mi madre la que la recoge en la guardería y se la lleva a casa así que hasta por la noche no nos vemos ¡cosas de madres trabajadoras!
Espero que hayáis disfrutado mucho de estos días y voy corriendo a vuestras cocinas para ver las cosas tan ricas que habéis compartido con nosotros ¡nos leemos la próxima semana!
Manos a la masa y ¡bon appétit!
Tarta de castañas y chocolate

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista