Revista Viajes

Te comentamos cuales son las bebidas que debes evitar para antes y durante un entrenamiento

Por Rafael @merkabici
Te comentamos cuales son las bebidas que debes evitar para antes y durante un entrenamiento

Hidratarte previo a un entrenamiento es una acción muy importante para obtener un buen rendimiento, pero es igual de importante el tener que seleccionar que debes de beber.

Y es que, sólo para recordar, cuando el cuerpo no se encuentra muy bien hidratado, no se cuenta con la potencia muscular idónea, además que hay falta de presión y equilibrio, todas características necesarias para completar bien un entrenamiento.

Por lo tanto, el mantener bien hidratado al cuerpo, sobre todo previo a un entrenamiento, es algo realmente importante; con lo cual, se recomienda la ingesta de al menos medio litro de líquido antes de comenzar a dar pedaladas; ya posteriormente, en un calentamiento, el consumo mínimo requerido será de 250ml.

Posteriormente, ya en plena entrenamiento, la sugerencia es beber unos 200ml de agua en periodos entre los 15 minutos o hasta 20 minutos, una decisión que debe depender de la cantidad de sudor que produce cada cuerpo.

Al final, es evidente que esto se traduce en una gran ingesta de líquido, lo que nos lleva a precisar cuál es la bebida adecuada que se debe tomar para no pasar un mal rato. Un tema que no traeremos a colación en este momento; pero que te indicaremos cuales son las peores bebidas de las que podrías echar mano.

Te comentamos cuales son las bebidas que debes evitar para antes y durante un entrenamiento

Bebidas azucaradas de fruta. Si bien es cierto que las bebidas con sabor a fruta como los Monster son deliciosas y adictivas, estas son la peor elección que podrías tomar. En particular, este tipo de bebidas que cuentan con un agradable sabor, la mayoría están cargadas con una gran cantidad de jarabe de maíz de alta fructuosa (JMAF) junto a edulcorante artificial (este último, inclusive, puede provocar disfunción hepática, obesidad y síndrome metabólico).

Bebidas deportivas. Aunque este tipo de debidas cuenta con la carga necesaria de azúcar para la recuperación, es muy poco su contenido nutrimental (o mejor dicho no hay ningún contenido). Estas bebidas te permiten obtener, tal vez, algunos electrolitos y vitaminas que han sido añadidas; sin embargo, la gran cantidad de azúcar que contiene va de forma directa al cuerpo, lo que provoca estragos en el sistema hormonal (esto último, porque al cuerpo le cuesta más trabajo el procesar y eliminar dicha cantidad de azúcar). Inclusive, en comparación con las bebidas deportivas, el zumo de tomate sería una mejor alternativa; esta última con una carga adecuada de azucares naturales, potasio y sin ningún tipo de aditivos, además gracias a su mezcla se puede promover la presión arterial saludable.

Bebidas con gas. Las denominadas gaseosas, como son los refrescos, lo único que provocan son hinchazón, complicaciones abdominales y causan deshidratación, además de contar con una gran cantidad de sodio. Cuando se incluye este tipo de bebidas en una dieta diaria, también incluyes elementos como el aspartamo (edulcorante artificial que se vincula con malestares como mareos, migraña, cambios de humor y pérdidas de memoria). Por lo cual, en vez de ingerir refrescos, lo mejor es llevar bebidas refrescantes como puede ser un té verde frío (una bebida que además de ser muy rica en antioxidantes, también ayuda en la prevención de distintos tipos de cáncer).

Bebidas alcohólicas. De seguro que conoces a más de un amigo que ingieren alguna cerveza e inmediatamente salen a pedalear. Lamentablemente, bebidas con alcohol en la mayoría de casos, lo único que provoca es inflamación, deshidratación y se llegan a tener repercusiones con la toma de decisiones y equilibrio. Al final, para nada es recomendable la ingesta de alcohol para antes de un entrenamiento, sobre todo cuando se intenta mejorar en características como la velocidad, resistencia y potencia. Es mejor el consumo de un café helado tostado oscuro, con lo cual se puede ayudar en incrementar la vigilancia, además del rendimiento para los ejercicios.

Las bebidas energéticas que se basan en leche. Estas, al igual que las bebidas energéticas regulares, su consumo es mejor para después de un entrenamiento, en lugar para antes y durante el entrenamiento. En particular, la leche cuenta con un alto contenido en carbohidratos, grasas y proteínas, pero su digestión puede ser muy tardada. Así, sería mejor opción la mezcla de proteína de suero con algo de agua, para obtener el aporte proteínico requerido, sin tardar tanto la digestión y evitando todas aquellas grasas que son producida por el consumo de lácteos.

Te recordamos que en puedes hallar una buena selección de complementos nutrimentales para la práctica de ciclismo, por lo cual te invitamos a consultar las ofertas que son publicadas por tiendas y particulares.

Imágenes de tumblr.com


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista