Revista Cine

Texto 94: Carlos Saura a favor de Luis Buñuel (IV): influencias culturales

Publicado el 29 marzo 2013 por Loquecoppolaquiera @coppolablogcine
Indudablemente la influencia de Gómez de la Serna es perceptible en los trabajos de Buñuel. Pero creo que la huella de Gracián es más palmaria. En Gracián hay imágenes que podríamos llamar o identificar como surrealistas. Por ejemplo de personas que están jugando al frontón y la pelota se transforma en cabeza; los ciegos de La vía láctea siguen a otro ciego que los conduce al precipicio. El criticón está repleto de este tipo de imagenes. Hablé muchas veces con Luis de esto. Él conocía muy bien a los clásicos españoles y, por otra parte, sabía muchísimo de religión. 

Carlos Saura.
Este texto pertenece a una entrevista realizada al cineasta Carlos Saura, donde a propósito del cumplimiento de los 100 años del nacimiento de Luis Buñuel, se le preguntan por sus pareceres, impresiones y vivencias. La entrevista se publicó en el año 2.000 en la web del Centro Virtual Cervantes.
No se puede negar la raigambre española del cine de Buñuel. Y ello a pesar de que buena parte de sus películas han sido producidas por productoras de nacionalidad mejicana y francesa. Desde 1.947 con "Gran Casino" hasta 1.964 con "Simón del desierto" se dilata su etapa mejicana; y desde 1.966 con "Bella de día" hasta 1.977 con "Ese oscuro objeto de deseo" se dilata su segunda etapa francesa; pero aún con esas, la puesta en escena, la interpretación del guión, la construcción del decorado, los guiños humorísticos que se desvelan, el lenguaje visual que se maneja, todo ello, se alimenta de la tradición clásica española. Buñuel por tanto bebe de Miguel de Cervantes, de Francisco de Goya, de Ramón Gómez de la Serna, de Baltasar Gracián, de José Zorrilla, de Benito Pérez Galdós, de la picaresca española, de Federico García Lorca. Pero los influjos que presentan el cine de Buñuel no provienen solamente del interior de nuestras fronteras. Por lo menos no en lo fundamental. Las influencias de fuera determinan más su cine que las manifestaciones culturales españolas. Las tres fuentes fundamentales del cine de Buñuel son la tradición judeocristiana, el surrealismo de inspiración freudiana y la ideología marxista. La religión católica, y el materialismo cultural constituyen respectivamente el punto y el contrapunto sobre los que se elucidan las claves hermenéuticas de los discursos dados; mientras que el surrealismo es una cláusula de estilo, algo que tiene que ver con la manera de expresar los contenidos. Por ello, las sagradas escrituras, "La interpretación de los sueños" de Sigmund Freud, publicado en 1.910, "El Capital" de Karl Marx, publicado en 1.867 y al que muy probablemente conoció durante sus estudios en la facultad de filosofía de la Universidad Complutense de Madrid;  son el tronco que vertebran el grueso de su producción. Por eso podemos decir que el cine de Buñuel tiene alma española, pero su estructura se inspira en tres grandes productos de la humanidad: el marxismo, el catolicismo y el surrealismo.
ANTONIO MARTÍN DE LAS MULAS

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas