Revista Cultura y Ocio

The Crucifixion: más de lo mismo

Publicado el 02 noviembre 2017 por Doc Pastor @docpastor

The Crucifixion: más de lo mismoThe Crucifixion es la nueva película del director Xavier Gens, que ya ha tocado anteriormente el género de terror con Frontière[s] y La piel fría.

La película toma como premisa un hecho real acontecido en el año 2005, cuando un sacerdote rumano y cuatro monjas fueron detenidos y encarcelados por practicar un exorcismo que acabó con la vida de la monja que presuntamente estaba poseída. A partir de ahí, la historia sigue los pasos de una reportera, Nicole Rawlins, en su investigación para aclarar lo sucedido.

En su búsqueda contará con las declaraciones del propio sacerdote detenido, los sacerdotes y monjas del convento y de gente cercana a la victima. Todo ello irá creando un entramado en el que saldrán temas como la fe, la redención y lo sobrenatural.

Estamos ante una película cuyo drama va creciendo a medida que avanza. Empieza como un entramado de misterios sin resolver y poco a poco va avanzando y entrando en recovecos más espirituales y místicos. La tensión del espectador aumenta según llegamos al climax.

¿Y qué aporta The Crucifixion al género del terror? Absolutamente nada. Se aguanta por una trama interesante pero s e pierde por el camino a base de clichés muy vistos y que la cinta insiste en repetir constantemente. De hecho ya al principio aparece uno que nos pone en sobreaviso que tendrá cierta relevancia en el nudo.

El guion flojea también, ya que parece no tener claro hacia dónde quiere ir ni tiene claro si quiere ofrecer una trama romántica o dejarlo en tensión sexual no resuelta. Sea como sea, ninguna de las dos opciones ofrecen nada a la película.

The Crucifixion: más de lo mismo

Lo que salva a la película es la ambientación y los espacios elegidos, el pueblo y el monasterio dan una gran sensación de aislamiento que choca con la vida ordinaria de cada lugar. La protagonista se siente sola ante la abrumadora historia que quiere contar.

Película del montón, olvidable, pero recomendada para los aficionados al género de terror. No verán nada nuevo, pero aunque predecible es entretenida.

Artículo de Jordi Olivera.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revista