Revista Cine

#TheNightManager: Entrevista a #HughLaurie. Estreno en #AMC, 22 de febrero .@amctv_la

Publicado el 09 febrero 2016 por Claudio Antonio Diaz Muñoz @StarWlog

El próximo #TheNightManager: Entrevista a #HughLaurie. Estreno en #AMC, 22 de febrero .@amctv_la22 e febrero de 2016, a las 22 horas, se estrenará en AMC la nueva serie original The Night Manager. La miniserie de 8 capítulos protagonizada por Hugh Laurie ( House) y Tom Hiddleston ( Loki en la saga The Avengers). Para más información visite: www.amctv.la/blog/the-night-manager-tiene-fecha-de-estreno-confirmada.

La producción de The Night Manager es una interpretación contemporánea de una novela de espionaje de Le Carré. La misma sigue a un ex soldado británico, Jonathan Pine ( Hiddleston) reclutado por Angela Burr ( Olivia Colman) para infiltrarse en el círculo íntimo del traficante de armas Richard Onslow Roper ( Laurie) para desarmar la alianza que Roper construyó entre los servicios de inteligencia y la red de tráfico de armas.

Para llegar al corazón el vasto imperio de

#TheNightManager: Entrevista a #HughLaurie. Estreno en #AMC, 22 de febrero .@amctv_la
Roper, Pine tendrá que soportar las sospechas e interrogaciones de su sobornable socio, el mayor Corkoran ( Tom Hollander) y la seducción de su novia, Jed ( Elizabeth Debicki). En la travesía por hacer lo correcto, Pine deberá convertirse en un criminal. La miniserie es producida por John Le Carré, Simon Cornwell, Stephen Cornwell y Stephen Garrett. El guionista David Farr también colabora como productor ejecutivo, así como Susanne Bier, ganadora al Oscar y directora de la miniserie. The Night Manager es una co-producción de AMC, BBC One y The Ink Factory. A continuación una entrevista realizada Hugh Laurie.

#TheNightManager: Entrevista a #HughLaurie. Estreno en #AMC, 22 de febrero .@amctv_la

¿Por cuánto tiempo has estado involucrado con The Night Manager, y qué fue lo que te atrajo de esta historia originalmente? Me enamoré de esta novela desde que la leí por primera vez en 1993. La obra de
Le Carré me ha fascinado desde que era un adolescente, pero siempre me ha intrigado esta historia en particular; su fuerza, su casi diría místico romanticismo... Y aunque no tengo ni la habilidad ni el instinto de un buen productor, esta fue la primera vez en mi vida que intenté hacerme de los derechos de filmación de un libro. Si bien recuerdo, quise adquirir los derechos antes de terminar de leer el tercer capítulo. Por supuesto, no tuve éxito: el gran Sydney Pollack ya le había saltado encima y no soltaba la presa. Creo que el personaje de Pine (porque, en efecto, allá por 1993 tenía la imprudente fantasía de interpretar yo mismo a Pine ...) es maravilloso: un caballero errante que viaja por el mundo buscando una causa justa por la cual luchar, o mejor aún, por la cual morir. Es una fábula muy hermosa. Una vez dicho lo anterior, no puedo presumir ningún mérito en cuanto a levantar este proyecto, simplemente le dije a los productores que me sentiría feliz de colaborar en él de cualquier forma, como actor, cocinero, lo que fuese, con tal de que se hiciera realidad. Sólo deseaba ser parte de esta producción.

Esta es una adaptación contemporánea de la novela. ¿Cómo cambia esto la historia y la ajusta al mundo de hoy en día? Supongo que una característica esencial de los mitos es que son de alguna manera eternos. Son narraciones que pueden ser contadas y recontadas, sin importar en qué época o lugar se ubiquen. Normalmente diría que intentar darIe un contexto contemporáneo a una historia es como arar en el mar, porque los acontecimientos siempre nos sobrepasan. La novela original presenta a un traficante de armas -
Richard Roper, personaje que yo interpreto- que le vende arsenales a los cárteles colombianos de la droga. Podría parecernos que los cárteles ya no son tan relevantes en nuestros días, pero recientemente, un helicóptero del ejército mexicano fue derribado por los narcotraficantes con un misil tierra-aire, y el gobierno mexicano esencialmente admitió que está en guerra con una fuerza increíblemente bien armada, y que no tenía idea de dónde provenían dichas armas. John Le Carré lo escribió, y veinte años más tarde se hizo realidad. En todo caso, trasplantamos la historia y ubicamos su inicio en la Primavera Árabe de 2010 (por cierto, otro acontecimiento histórico que nadie vio venir, a pesar de la red de satélites de la CIA que vuelan sobre nuestras cabezas; ninguna agencia de noticias; ningún organismo de inteligencia pudo predecirlo) para luego hacerla avanzar hasta el día de hoy. David Farr, el escritor, realizó un trabajo increíble, al reinventar buena parte de la narración, ubicarla en otro continente y evocar otros sucesos. Sinceramente espero que hayamos tenido éxito en darle a esta gran historia una especie de frescura actual, manteniendo al mismo tiempo buena parte de su dimensión mítica.

Esta es una producción realmente épica. ¿Podrías hablarnos un poco acerca de las locaciones que visitaron?
Fuimos a lugares absolutamente asombrosos. Iniciamos en Zermatt, en los Alpes suizos. Es algo muy especial abrir la ventana de tu recámara y ver el Matterhorn justo enfrente de ti. Luego pasamos seis semanas en Marruecos, antes de empezar la filmación en Mallorca, donde permanecimos cinco semanas más. No pasó ni un solo día sin que alguien del equipo dijera: "No puedo creer que de verdad estoy aquí haciendo esto". Tuvimos la buena suerte de interpretar personajes que llevan una vida de súper lujo en medio del jet set, ya que para hacer la serie creíble, había que meterse de lleno en ese ambiente. Fue muy duro...

En el corazón de esta historia se encuentra la dinámica entre Roper y Pine. ¿Puedes hablarnos un poco sobre ella, y la interacción que hubo entre Tom y tú como actores?
Pine es un alma perdida; supongo que justamente esa fue una de las cosas que más resonaron en mí cuando leí la novela por primera vez. Es noble, valeroso y honorable, pero está en busca de una causa; un propósito, y por ello decide enfrentar a un enemigo que otro personaje describe como 'el peor hombre del mundo'. De ese tamaño es la leyenda de Roper, y de ese tamaño es el reto que tuve como actor. Esta es una historia ambigua, ya que, si bien el objetivo de Pine es destruir a este canalla, debe enfrentarse al hecho de que ese monstruo -al igual que muchos otros monstruos- es atractivo, seductor y encantador, quien reviste a toda la maldad que comete de una cierta lógica y hasta de glamour. Hay momentos en los que Pine camina por el filo de la oscuridad, y nos preguntamos qué camino tomará. Y podemos preguntarnos si Roper no estará también al filo de la navaja; tal vez desea ser capturado; tal vez ansía ser traicionado. El público tendrá que juzgar por sí mismo en qué momento tanto Pine como Roper cruzan la frontera en direcciones opuestas: El villano busca su propia perdición, y el héroe se convierte justo en lo que deseaba destruir. A eso me refiero cuando menciono una lucha mítica. Es una exploración absolutamente fascinante, como lo es gran parte de la obra de Le Carré. Algunos lo describen como un autor de novelas de espionaje, pero sus narraciones trascienden los límites del género. Utiliza el universo de los espías y los servicios de inteligencia para examinar las cuestiones humanas más profundas. ¡Espero que le hayamos hecho justicia!

Cuando Roper se encuentra con Pine en Suiza, algo de su personalidad le atrae e interesa casi de inmediato ¿Qué crees que sea? ¿Cómo podría alguien no sentirse atraído por
Tom Hiddleston? Creo que Roper, a pesar de toda su villanía y monstruosa red de conspiraciones, busca un cierto sentido estético. Busca algo más allá de simplemente enriquecerse: un compañero con el que pueda compartir sus placeres y triunfos, sus extraordinarias andanzas y aventuras. En Pine, identifica a un igual, o tal vez a una versión más joven de él mismo. Por lo menos, ve a un posible heredero de su imperio, a pesar de tener un hijo propio, interpretado por el fantástico joven actor Noah Jupe (¡pongan atención a ese nombre!). Si vemos más de cerca a Daniel Roper, encontramos que es demasiado bondadoso y decente como para seguir las huellas de su padre. Richard Roper busca a alguien diabólico; alguien que comparta los placeres de sus canalladas, y si bien Pine no es un canalla, sí es un alma sin rumbo. Bien sabemos que el demonio anda en busca de almas sin ancla, y eso es precisamente lo que Pine no tiene al inicio de la historia. Tal vez Roper busca la manera de explotar tales carencias no sólo para lograr sus propósitos, sino simplemente para divertirse. Por otra parte, definitivamente disfruta de la compañía de Pine, de su actitud y de su afecto. Roper elige muy cuidadosamente a las personas de las que se rodea; en su mente ha conformado una especie de corte real, y en Pine encuentra a un personaje más que adecuado para complementar su séquito.

Roper se ha tomado muchas molestias para mantener a Jed alejada de sus negocios, cosa que resulta cada vez más difícil. ¿Qué nos puedes decir acerca de esta relación?
Jed tiene la mitad de la edad de Roper; es muy característico de los hombres ricos y exitosos el rodearse de jóvenes bellas, y podemos imaginar que este personaje tiene un historial muy nutrido a este respecto. Sin embargo, Jed y él han permanecido juntos por varios años. Al inicio de la historia mantienen una estrecha cercanía, y parecen sentir un genuino afecto uno por el otro. Puede ser que Roper realmente necesita mantenerla en un estado de inocencia, a fin de no corromperla. Tal vez cree que Jed posee una especie de poder redentor precisamente por no estar involucrada; porque sus manos no están manchadas por la maldad. O tal vez esa inocencia es simplemente otro alimento para su siniestro espíritu. No lo sé de cierto, y tal vez ni siquiera él lo sepa. bMuchas de las preguntas que plantea esta historia carecen de una respuesta clara. De hecho, pueden ser planteadas de muchas maneras diferentes. Su misma complejidad es lo que las vuelve tan disfrutables.


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revistas