Revista Cocina

Trenza de hojaldre rellena de cerezas y queso

Por Cuca
Aunque parezca que era ayer cuando estábamos preparando turrones y amasando el roscón estamos a punto de dar carpetazo al mes de junio y con él a medio año ¡¿cómo puede irse tan rápido el tiempo?!
Esta es mi última receta del mes, y además el último lunes que trabajo por la tarde. El horario de verano se hace de rogar, pero al final siempre llega el uno de julio y con él las jornadas laborales que terminan a las tres y las tardes libres. Ahora tengo muchos proyectos para estas tardes aunque en realidad muchos se quedarán pendientes como ha pasado todos los veranos desde que estoy en mi actual empleo.
Sin duda estamos en verano. No porque lo diga el calendario, sino porque ya se huele, se escucha y se siente el verano. Y es que la estación estival no llega cuando empieza a hacer calor, no sino que llega cuando...
... sales por la mañana de casa y te recibe una ligera brisa, fresca aún, pero el sol te acaricia la cara y te recuerda que en un par de horas no será tan agradable estar bajo sus rayos.
... vas a la misma hora de cada día para el trabajo y de repente te das cuenta de que la calle está medio vacía. Hay menos tráfico, no ves el autobús que cubre la ruta escolar por tu barrio, echas en falta a los niños que cada mañana te empujan y casi te atropellan con sus mochilas-carro (cuando llegue septiembre, sin duda, los echarás de más) y a las madres que les van gritand.
... acabas de trabajar por la tarde (a una hora que en invierno sería casi indecente por el buen rato que hace que el sol se puso) y hay tanta luz que necesitas ponerte las gafas de sol además de encontrarte las calles llenas de niños con bicicletas, patines, perros, helados... y todo lo típico y tópico de estos meses
... te lanzas a la calle cuando el sol se está poniendo y aunque el termómetro marque treinta grados comentas que es agradable el fresquito que se levanta al caer el sol. 
... los vecinos vuelven a sacar las sillas a las puertas de las casas y se sientan a última hora de la tarde a tomar el fresco (y a comentar, que no criticar, de todo el que pase) tras haber regado la puerta de casa con un cubo de agua y al pasar te recibe el olor de la calle recién mojada y el vapor que se levanta del pavimento y la acera que han pasado todo el día a pleno sol.
...escuchas a los niños jugando en la calle pasada la media noche y te acuerdas de lo necesarios que son los horarios (por no decir que te acuerdas de otras cosas) porque al día siguiente tú sí que tienes que madrugar para ir a trabajar
... te apetece sentarte en una terraza de verano y tomarte unas cervezas y unas tapas y no tienes prisa por volver a casa porque en la calle se está mejor que tirado en el sofá (y además te encantan las terrazas de verano porque no tienes una debajo de las ventanas de casa y aunque sí que tienes un parque infantil al menos te ahorras el olor a bar entrando a tu salón)
Aunque aún se me queda algún signo que marca para mí el inicio del verano tampoco es plan de hacer eterna la entrada y estaría bien pasar a la receta de hoy, que es simple, simple y sencilla, sencilla. Las protagonistas son las cerezas, esa fruta que anuncia que llega el buen tiempo y que tan bonita queda en nuestras mesas y en nuestros postres ¿no os parece?Trenza de hojaldre rellena de cerezas y quesoEsta trenza se prepara en pocos minutos (lo más laborioso es deshuesar las cerezas) lo que la convierte en una receta ideal para una visita imprevista o un antojo repentino de algo dulce porque hacen falta muy pocos ingredientes que son de andar por casa.Trenza de hojaldre rellena de cerezas y quesoNo hay foto del corte, lo lamento, pero para cuando me quise dar cuenta ¡no quedaba! El interior no es complicado imaginarlo, una capita de queso (que se pone de color rosa o violeta por el jugo que sueltan las cerezas al hornearse) cubierta por deliciosas cerezas horneadas. Se intuye un poco a través del trenzado del hojaldre para que os hagáis una idea.
La próxima vez que prepare una trenza no me pasa, porque nada más hacer las fotos la cortaré porque dejarla para hacer las fotos cuando la comamos es imposible ¡ya me ha pasado dos veces!Trenza de hojaldre rellena de cerezas y quesoPara ser lunes me estoy enrollando de lo lindo. Os dejo con la receta que como os he dicho es de lo más fácil del mundo. Ingredientes: 
* Un lámina de hojaldre (siempre uso la de LIDL que me gusta mucho y está bastante bien de precio)* Una tarrina de queso de untar (creo que tienen 250 gramos y además podéis usar light, que es el que yo utilicé)* 2 cucharadas soperas de azúcar glas (si os gusta más dulce podéis poner más, por supuesto)* 150 gramos de cerezas ya deshuesadas* Un huevo* Azúcar blanca para espolvorear.
Elaboración:
1. Ponemos el queso en un bol, añadimos el azúcar glas y mezclamos. Guardamos en la nevera (si no hace mucho calor podemos dejar la mezcla en la encimera, pero no queremos que se vuelva muy líquida)
2. Sacamos nuestra lámina de hojaldre y la cortamos como os explicaba en esta receta Básicamente es dividir la masa en tres partes igual de anchas tomando el lado corto de la lámina de hojaldre y cortarlas siguiendo este esquema (que he encontrado en internet) Trenza de hojaldre rellena de cerezas y queso
3. En la parte central ponemos el queso y procuramos que quede repartido de manera uniforme y sobre el queso distribuimos las cerezas.
4. Cerramos trenzando las tiras que hemos hecho a ambos lados y presionamos bien los extremos para que queden sellados.
5. Batimos el huevo y con ayuda de un pincel pintamos nuestra trenza. Para terminar espolvoreamos con azúcar blanco .
6. Metemos en el horno precalentado a 180º C y horneamos de 25 a 30 minutos o el tiempo necesario para que nuestra trenza esté hecha y dorada.
7. Apagamos el horno y dejamos enfriar.Trenza de hojaldre rellena de cerezas y quesoComo tiene cerezas naturales y queso no hace falta que os diga que hay que conservarla en el frigorífico o en menos de 24 horas estaría mala, aunque igual no dura tanto, porque está bien rica y eso que tiene cuatro ingredientes que casi todos tenemos por casa.Trenza de hojaldre rellena de cerezas y quesoAnimaos con ella, es perfecta para dar salida a ese puñado de cerezas que lleva unos días dando vueltas en el frigorífico y nadie se lanza a terminar con ellas.
Manos a la masa y ¡bon appétit! Trenza de hojaldre rellena de cerezas y queso

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Dossiers Paperblog

Revista