Revista Bolsa

Tres fondos de deuda que te cobran por algo que puedes hacer tú

Por Cris_md

Los bonos son la alternativa natural a los depósitos, y una buena forma de hacerse con una cartera de bonos es a través de un fondo de inversión. El problema es que muchos fondos se han diseñado para atrapar a los ahorradores con comisiones y no son alternativas reales a la compra directa de bonos. Son fondos de inversión de gestión pasiva y nula diversificación que cobran unas comisiones excesivas para su escasa rentabilidad. El BBVA Bonos, el Foncaixa Rentas Abril 2011 y el Foncaixa Rentas Octubre 2018 son tres ejemplos de fondos que cobran por algo que puede hacer el ahorrador directamente: comprar bonos.

El caso del BBVA Bonos es muy claro, pues invierte en sólo cuatro emisiones de deuda soberana española y una del fondo de amortización con el objetivo de mantener estos activos hasta vencimiento. Lógicamente, la gestión es totalmente pasiva, pese a lo cual los gastos corrientes superan el punto porcentual, según las fichas de Morningstar. Este producto no tiene ni un objetivo de rentabilidad absoluto, ni sigue a un índice.

Es verdad que el fondo se ha revalorizado gracias a que la deuda pública ha subido, pero “no es aconsejable entrar, ya que es más rentable comprar directamente los bonos en el mercado y ahorrarnos así las comisiones de gestión que pueda aplicar el banco sobre el patrimonio del fondo”, apunta Robert Casajuana, experto de Asesora.com a quien puedes pedir una valoración de tu estado financiero.

Con sólo cuatro posiciones en cartera y todas españolas, la diversificación es prácticamente nula, por lo que “puede ser un buen momento para traspasar la inversión a otro fondo con una gestión más activa y que no esté tan concentrado”, explica Casajuana.

El Foncaixa Rentas Abril 2021 y el Foncaixa Rentas Octubre de 2018 cojean de la misma pata que su homólogo del BBVA. Ambos están invertidos en dos emisiones de bonos españoles y en liquidez, sin objetivo de rentabilidad, lo que supone una diversificación nula y una gestión absolutamente pasiva. Cualquier aumento del riesgo país de España perjudicaría muy considerablemente la rentabilidad de estos fondos. Además, y pese a todo, cobran una gestión anual.

Ambos fondos han experimentado subidas el último año gracias al repunte de los activos que poseen, y posiblemente, sigan subiendo, pero “debido a la baja gestión que representan estas carteras y el coste de gestión que suponen, es mucho más recomendable invertir de forma directa en estos bonos que a través de estos fondos”, explica el experto.

No son fondos “adecuados”, por lo que Casajuana considera que “es el momento adecuado para traspasar la inversión a otros fondos”.

Si tienes estos u otros fondos con tu banco de toda la vida, en Asesora.com un asesor financiero independiente te ayudará a saber si te convienen o si son como estos tres que acabas de ver.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog