Revista Deportes

¿Un buen futbolista nace, o se hace?

Por Chico_f32
Muchas son las ocasiones en que los amantes y seguidores del deporte rey nos hemos preguntado lo siguiente: ¿Un buen futbolista nace, o se hace? Difícil pregunta que indudablemente, no tiene una respuesta exacta y es más, la dejamos a la libre arbitrariedad de las personas. ¿Un buen futbolista nace, o se hace?Es bien sabido, que todas las personas, nacemos con algún tipo detalentoo “estrella”naturalque con el tiempo tendemos a explotar de una manera definida. Estos talentos pueden ser de carácter creativo, deportivo, intelectual y así un largo etcétera. El talento con el que contamos al nacer, suele ser un talento natural, pero ahora bien,lo natural con el paso del tiempo si no se trabaja,tiende a desnaturalizarse.Para trabajar un talento determinado, pongamos el deportivo,  tenemos que tener en cuenta la constante motivación para sacar el máximo partido de ese talento que desde un principio, es natural. Muchas son las personas que piensan que el talento, se tiene y nunca desaparece, mi respuesta es todo lo contrario,si el talento natural no se entrena, desaparece. Dentro del ámbito del fútbol, solemos encontrarnos con muchos jugadores que desde una primera toma de contacto con el mismo, se le nota algo diferente a los demás, se ve como destaca por encima de todos de manera natural y la mayoría de las veces con una gran facilidad. Pues bien, como seres humanos y racionales, la ambición forma parte de nuestra vida diaria, es más, precisamos de una ambición para tener motivación y dotar a nuestra persona del carácter de superación, el cual nos ayudara a alcanzar lo que nos propongamos. Esa motivación, como entrenadores y ya no como tales sino comoformadores de personas,tenemos que trasladarla a nuestros entrenamientos tanto para alimentar la ambición de nuestros jugadores y sobre todo paraentrenarel talento natural de muchos de nuestros jugadores. Para fomentar y explotar el talento natural del jugador de fútbol, dentro de nuestros entrenamientos  tenemos que alinear al mismo dentro de un contexto semejante y donde el jugador se sienta lo más cómodo posible para así “obligar” de alguna manera a que el jugador juegue de manera espontánea y así seguir favoreciendo sutalento naturalcomo futbolista. Pongamos un ejemplo de ello: Todos somos conocedores de las capacidades técnico-tácticas del que es probablemente, uno de los  mejores jugador del mundo en activo,Leonel Messi. El preparador físico del FC. Barcelona,Francisco Seirul-lo, dijo unas palabras acerca de este futbolista: Messi tiene un talento personal para hacer ciertas cosas. Todo lo demás se ha construido, lo ha aprendido” Seirul-lo.
Estas palabras deSeirul-lo, nos hacen llegar a la conclusión de que el entrenamiento, ya sea analítico o global del futbolista, lo es todo. Un jugador de futbol no sometido a las directrices y pautas de un entrenador, no sería futbolista, simplemente seria por así decirlo, un autómata de sus propios errores. No podemos obviar que el fútbol, además de ser una continua toma de decisiones, también es un juego de errores continuos y como tal  , se precisa de un entrenamiento para poder cambiar esos errores por acierto, por lo que el entrenador , debe de poner a disposición del futbolista , los medios oportunos para mostrar el camino acertado y resaltar el equivocado y su consecuencia dentro deljuego. La tarea fundamental en la base del fútbol, como ya sabemos, es formar tanto personal, como deportivamente al individuo , pero tanto en la base como en un nivel más elitista , el mayor objetivo del entrenador es , poner los medios oportunos para que el jugador no caiga nuevamente en la misma trampa. Para que quede más claro aún,el futbolista aprende mediante  ensayo-error. Muchos son partidarios de que los jugadores talentoso, no precisan de un entrenamiento y ni de entrenador.¡FALSO!.El entrenamiento dota de experiencia al jugador y esta experiencia hace relucir la espontaneidad del jugador que a su vez le hace jugar de manera natural debida a la repetición. “¿ Cómo se jugaba , como jugábamos? Simplemente con espontaneidad, con soltura de cuerpo y de alma. Con la seguridad que brinda el hábito, la repetición”  Dante Panzeri Como bien dice  el periodista deportivo  argentinoDante Panzeridentro de su libro“ Fútbol , dinámica de lo impensado”,el hábito de la repetición, dota al jugador de una seguridad que posteriormente la expondrá de manera autómata en el partido , no podemos olvidar que existe el principio metodológico de la repetición , el cual , como entrenadores , debemos planificarlo dentro de nuestros entrenamientos. Estos hábitos de repetición, son los que hay que llevar al entrenamiento del fútbol. Para mí  de manera más global  y no tan analítica aunque, prefiero dejarlo a la libre elección del entrenador, sin  olvidar que el objetivo del entrenamiento es acercar-preparar al jugador  lo más  posible a la realidad deljuego,a lo que sucederá en la competición.
Desde mi ignorancia, me gustaría lanzar una pregunta. ¿Andrés Iniesta, sería tan Andrés Iniesta si no se hubiera rodeado de los mejores? Quizá su talento natural ha llegado a lo excepcional debido a la interacción con losMessi , Xavi , Busquets , Fabregas, Ronaldinho… Esta serie de jugadores, han rodeado aIniestao mejor dicho, los entrenadores que han tenido el privilegio de contar con el manchego en sus filas, han rodeado aIniestade los mejores para que este, pueda sacar a relucir su máximo exponencial como futbolista excepcional de manera natural. Es decir, el entrenador , en sus entrenamientos le ha dotado de una seguridad para que su juego surja de manera espontánea y natural. Sería conveniente tener en cuenta que  la interacción entre buenos jugadores, hace del mediocre bueno y del bueno el mejor. Bajo mi punto de vista, el jugador se hace de otros jugadores y el entrenador es el gestor del grupo y el encargado de alinear tanto en los entrenamientos como en los partidos a una serie de jugadores que entre ellos, de manera espontánea, hagan  aflorar su juego natural no de manera individual y si de manera colectiva. Para finalizar mi artículo, podríamos atrevernos a definir el concepto de un buen futbolista:      “El mejor futbolista, es al que más futbolistas le caben en la cabeza”

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas