Revista Asia

Un día perfecto para una canción japonesa un tanto alocada

Por Pitiwo

A punto de comenzar el fin de semana, no existe una mejor forma de celebrarlo que con una alocada canción que fue muy famosa en Japón y viene genial para desear un buen fin de semana.

El autor de esta curiosa canción es Yasuharu Konishi, nacido en 1977. Este japonés que mide más de 1’80 y nació en Hokkaido impactó a los japoneses cuando apareció vestido de ama de casa y se propuso conseguir que las madres descansaran al menos durante un día.

Su altura y la vestimenta que usó le hizo muy popular a principios de 2000 pero lo que le lanzó a nivel mundial fue la canción de Shingo Mama no Oha Rock.

Shingo mama es un personaje que aparecía en el programa Sata Suma donde recibía cartas de niños que pedían que fuese a su casa.
Shingo se presentaba en la casa de una familia y le daba el día libre a la madre. Ella se ponía a realizar las tareas del hogar mientras la madre descansaba.

Como os podéis imaginar por la canción; la palabra que lo caracteriza es “oha” que es la reducción al máximo de “ohayou gozaimasu“. Ya existe la palabra ohayou pero él la hizo aún más corta dejándola como “oha“.

La fama de Shingo mama llegó a tal nivel que el Ministerio de Educación le pidió que realizara una campaña para promocionar la comunicación en el entorno familiar y cuyo eslogan era “Hablar con nuestros menores”.

En 2009 volvió a salir como Shingo mama, pero este artista nunca se ha separado de la televisión e incluso ha realizado algunos papeles para películas.

Un día perfecto para una canción japonesa un tanto alocada

Su cara te puede resultar familiar aunque no seas un fan de las películas japonesas y es que actuó en Sukiyaki Western Django, donde aparece en una de las primeras escenas hablando con Quentin Tarantino.

Destaca también su actuación en la serie de televisión de Sanyouki, el remake de Sun Wukong donde interpreta al rey mono.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista