Revista Humor

Un granjero lleva a su ‘vaca loca’ al psicólogo y ésta le pide el divorcio

Por Dementes Inquietas
Sendos abogados negocian por la custodia de los terneros.
Él lo hizo por el bien de ella, pero su esfuerzo y dedicación se le volvieron en su contra. Miguel S.L., granjero de profesión y residente en el municipio de San Martín del Rey Aurelio (Asturias), desembolsó buena parte de sus ahorros para que su querida Antonia, vaca de profesión y de residencia variable según la época del año, pudiera tratarse de su psicopatía con el mejor especialista del principado. Pero tras varias sesiones, siempre calificadas como “positivas” tanto por el doctor como por la paciente, Antonia se plantó ante Miguel y, papeleo en mano, le pidió el divorcio.
Un granjero con vaca loca. HUMOR casi INTELIGENTESegún el afectado, su queridísima vaca le aseguró que “gracias a Luis –como llamaba ella al Dr. Fuentes– había descubierto su auténtico yo reprimido”, y que sentía que “necesitaba tiempo para ella, para vivir su propia vida”. Miguel, que nunca tuvo reparos en que Antonia pasara largas semanas pasturando con sus amigas, siempre había considerado su relación como “muy independiente” y “poco absorbente”.
Cabe tener en cuenta que, como en tantos otros casos similares, hay dos inocentes terneros de por medio, por cuya custodia los abogados de ambas partes llevan varias semanas negociando.
Fuente: The Banana Tribune

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Dossier Paperblog

Revista