Revista Opinión

Un mes después de rechazar un artículo suyo, La Vanguardia despide por burofax a Gregorio Morán.

Publicado el 30 agosto 2017 por Santiagomiro
Un mes después de rechazar un artículo suyo, La Vanguardia despide por burofax a Gregorio Morán.
El diario La Vanguardia comunicó por burofax el despido de su columnista, Gregorio Morán. Después de casi tres décadas de colaboración del escritor y periodista, el medio catalán comunicaba “el despido fulminante”, según confirma Morán. El burofax le llegó cuando se cumplía un mes desde que la cabecera rechazara publicar un artículo de Morán en “Sabatinas intempestivas”, su habitual espacio semanal. “El mes de agosto estaba estipulado en el contrato como mes de descanso, y, justo cuando me tocaba a volver a escribir, he recibido el despido. Me iba a poner esta tarde  cuando me llegó el burofax”, relata Morán “Nunca pensé que me iban a echar así”.
El artículo de Morán titulado 'Los medios del Movimiento Nacional', muy crítico tanto con el Govern como con la televisión y prensa catalanas, fue publicado por otros diarios como El Periódico de Catalunya. “Un muerto salvaría a Cataluña' es el lema escondido entre los conspiradores de esta farsa”, escribió entonces el periodista. “Baste decir que Artur Mas confiesa a los suyos que llegará el momento oportuno de ocupar los edificios estratégicos de Barcelona. Desde los tiempos del franquismo, el dilema de estar con el poder o contra el poder nunca se hizo tan evidente. Y aquí entramos los plumillas” relataba Morán. “Los fondos destinados a diarios como Ara, Punt Diari, TV3, que superan Canal Sur de Andalucía o el canal de Madrid, que ya es decir, cantidades de todos modos exorbitantes que pagamos todos los ciudadanos, desde Cádiz a Girona, y donde sobreviven 7 directivos de TV3 con salarios superiores a los 100.000 euros, podrán parecer una nadería frente a las estafas reiteradas del PP, pero describen un paisaje. Cobrando eso, ¡cómo no voy a ser independentista! ¡Qué simples somos cuando decimos que esos medios no los ve ni los lee nadie! Se equivocan y por eso estamos donde estamos”.
“El columnista-tertuliano podrá ser despreciado, y lo merece, pero crea opinión. En muchos casos es su única fuente de información. Son los Jiménez Losantos del Movimiento Nacional catalán. ¿Acaso el viejo Arriba del franquismo, o Pueblo, o las agencias gubernamentales las leía alguien? Pero estaban ahí, presentes, supurando la bilis contra el enemigo”, escribía sobre el articulismo en esa prensa catalana. “Son una especie de diarios virtuales, anónimos, a los que los idiotas echan una ojeada que les basta para saber por dónde va la cosa. Habría que recuperar ahora los Nuevos Medios del Movimiento Nacional catalán. Te crujen por una disidencia, por una opinión que no sea la de las instituciones corruptas de la Generalitat”, expresaba Morán casi al final de su texto. Esto último es la principal razón esgrimida por La Vanguardia para censurar la columna, según Economía Digital. La dirección del periódico consideró que referirse a la Generalitat como corrupta, además de a Forn como “delincuente legal”, podía ser motivo de querella contra el rotativo.

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :