Revista Ciencia

Un nuevo transistor podría funcionar por años sin batería

Publicado el 31 octubre 2016 por Jesús Jiménez @zonageeknet
Un nuevo transistor podría funcionar por años sin batería

Este transistor puede extraer energía de su entorno y funcionar por una cantidad de tiempo absurda sin necesidad de una recarga. Toda una revolución para IoT.

Desde la Universidad de Cambridge nos traen un descubrimiento que parece sacado de un libro de ciencia ficción. Un transistor de utra-bajo consumo que extrae la energía de su entorno para funcionar. Usa corrientes cercanas a estado cero para su operación.

Los investigadores tienen la esperanza de causar una revolución en el Internet de las Cosas (IoT o Internet Of Things), ya que muchos dispositivos deben funcionar por tiempo prolongado con una sola carga de batería para que pueda ser eficiente.

EL profesor Arokia Nathan del departamento de ingeniería de Cambridge, co-autor del estudio, indica que el estudio cambia por completo la percepción convencional de como un transistor debería comportarse, ya que se basa en algo llamado La barrera de Schottky, algo que los ingenieros intentan evitar la mayoría de las veces.

Sin embargo, el equipo descubrió que las características que poseen estas barreras de Schottky, son perfectas para estos dispositivos de ultra-bajo consumo energético, como los vestibles o los implantes para monitorizar la salud.

Para lograr esto, los investigadores diseñaron transistores con una geometría única, que les permite tomar ventaja de las barreras de Schottky para impedir que los electrodos del transistor sean influenciados por la corriente que existe entre ellos.

A ciertos tamaños, mientras el voltaje se esparce, los transistores fallan debido a que los electrodos empiezan a influenciarse entre sí mientras el tamaño va disminuyendo. Los investigadores han logrado aprovechar la barrera de Schottky para mantener los electrodos autónomos a tamaños minúsculos gracias al nuevo diseño que han desarrollado.

El consumo del transistor es menos de una mil millonésima parte de un vatio y tienen voltajes de operación de menos de un voltio. Además, puede ser impreso en prácticamente cualquier material, desde papel hasta vidrio y son fabricado a bajas temperaturas.

Según los investigadores, una batería normal AA podría durar mil millones de años. Este absurdamente bajo nivel de consumo energético podría ayudar, no solo en el IoT, sino también en aplicaciones médicas como implantes para monitorizar la glucosa, marca pasos y otras aplicaciones en el que las recargas de las baterías pueden ser complicadas.

Claro, esto también significa que pronto nuestros vestibles podrían durar años funcionando con una sola carga, lo cual cambiaría por completo la percepción de este tipo de tecnología para los más tradicionales. Después de todo, ¿Quién quiere un reloj que tengo que recargar cada unos pocos días?

Fuente: Universidad de Cambridge


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas