Revista Cultura y Ocio

Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca

Publicado el 05 septiembre 2013 por David Pérez Vega @DavidPerezVeg
Durante los dos últimos años, por estas fechas, he escrito una entrada sobre mis vacaciones de verano, tratando de resaltar el lado literario de alguna ciudad. Este agosto viajé a Dinamarca y en principio el interés del viaje (o una parte de él) no era literario. Creo que a cualquiera de nosotros nos resultaría difícil citar a más de dos escritores daneses. Sin embargo, la figura artística más presente en la historia del país, y más resaltada en sus calles, es la de un escritor: Hans Christian Andersen, recordado por sus cuentos infantiles (en este viaje he descubierto que también escribió novelas para adultos y más de una obra teatral).
Copenhague es una ciudad muy agradable para pasear -y para desplazarse en bicicleta-, con muchas calles peatonales y multitud de espacios verdes. En los jardines del palacio de Rosenborg, podemos encontrarnos con la primera estatua de H. C. Andersen:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Dejo aquí también una imagen del fotogénico castillo de Rosenborg:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Paseando cerca de la costa, podemos encontrarnos también con la famosa estatua de la Sirenita, escultura inspirada en un personaje de uno de los más famosos cuentos de Andersen. Tengo una foto de la Sirenita sola, pero creo que es mucho más realista mostrarla con algún turista que, sorteando el agua de la orilla, jugándose el tipo y saltando de piedra en piedra resbaladiza, se acerca hasta ella:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Pero si uno quiere de verdad empaparse del espíritu de H. C. Andersen, debía acercarse hasta la ciudad de Odense, ciudad natal del autor. Mi novia y yo lo hicimos en tren desde Copenhague (se tarda una hora y media). Como suele ocurrir en el norte de Europa, en Dinamarca los trenes eran cómodos, eficientes y muy caros. Según se sale de la estación de tren en Odense, la primera estatua con la que nos encontramos ya nos remite a Andersen:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
En los parques veremos más estatuas:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
En Odense también existía un museo Andersen, donde se conservaban algunas de las prendas de vestir y algunos de los muebles del escritor. Además el visitante puede leer allí (en danés o en inglés) unos paneles donde se relataban los principales acontecimientos de su vida, acompañados de fotos u objetos a los que se hace referencia. El jardín del museo está pensado para los niños y tiene un aire extraño que hace pensar en la casa de Michael Jackson:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
De vuelta en Copenhague se puede visitar el cementerio de Assistens. Como suele ocurrir con los cementerios en el norte de Europa, los ciudadanos pasean por él como si fuese un parque más. Esta es la entrada por la que accedimos a él: Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Aquí podemos encontrarnos con la tumba de H. C. Anderson:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Y también con la del filósofo Soren Kierkegaard:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
En cuanto a librerías, mi interés era mucho menor que el que sentí en otros países, como Argentina o Estados Unidos, donde realmente podía encontrar libros que me interesaban; aún así entramos en alguna. Lo curioso es que en Dinamarca (o en Suecia, donde estuvimos un día) las estanterías dedicadas a la literatura en inglés ocupan casi el mismo espacio que las dedicadas al danés. Visité la biblioteca central de Copenhague y tenían una sección de libros en español que no estaba mal. Allí hojeé los libros de Roberto Bolaño o los de Mario Vargas Llosa. Este es el interior de la biblioteca:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
En una calle del centro (apunté en un papel el nombre y luego, accidentalmente, perdí ese papel) se podía visitar la que se publicitaba como la librería más antigua de Escandinavia. Tengo dos fotos, no son muy buenas porque cuando pude tomarlas había una furgoneta aparcada en la puerta:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
En esta misma calle había una librería-cafetería francesa muy interesante. En ella sólo se vendía libros en francés y uno podía tomarse un café en una de sus tres mesas. Llegamos hasta ella porque mi novia se había llevado al viaje un libro de Volaire en francés, lo acabó y quería comprar otro. Un rincón muy agradable:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
 Ahora voy a dejar aquí algunas de las fotos que más me han gustado de las que tomé en Copenhague:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
También visitamos la ciudad de Roskilde, a media hora en tren de Copenhague, con su famoso museo vikingo. En la primera foto se puede observar la pujante influencia de la cultura española sobre la danesa:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
A unos veinte minutos en tren desde Copenhaguen, se puede visitar la ciudad de Malmö, ubicada ya en Suecia. Según me han dicho en esta ciudad es donde el escritor sueco Henning Mankell (del que yo no he leído ningún libro) sitúa la acción de sus novelas de detectives:
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca
Un paseo (no necesariamente literario) por Dinamarca

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

  • Un amor dura un verano...

    amor dura verano...

    appId; Twittear Con un beso en los labios y un: "Mereces ser feliz", se alejo, me dejo en la misma banca del parque que fue testigo de este alocado y... Leer el resto

    Por  Isabel Isabelquintin
    CULTURA Y OCIO, LIBROS
  • Un día...

    Hay en nuestra tribu una vieja profecía que dice que un día los llamados adultos serán lo suficientemente adultos como para dejarse decir por la poesía lo que e... Leer el resto

    Por  Sfer
    LIBROS
  • Un pulpo en un garaje

    pulpo garaje

    A estas alturas supongo que todos estamos al corriente de la participación de la escritora Lucía Etxebarria en el último reality-show de Telecinco (Campamento d... Leer el resto

    Por  Rusta
    LIBROS
  • un fin

    Una vez alguien me dijo, hace ya muchos años; que le encantaba estudiar, porque cada vez que se sentaba delante del libro, pensaba, no en el esfuerzo que tendrí... Leer el resto

    Por  Catadora De Sabores
    CULTURA Y OCIO
  • Un chino, un maya y un indio...

    chino, maya indio...

    Imagínese que trabaja en una empresa del ramo tecnológico, por poner un ejemplo. Área comercial, cargo intermedio, digamos jefe de ventas. Leer el resto

    Por  Cortyz
    CULTURA Y OCIO, TALENTOS
  • Un @TuiTcuenTo

    @TuiTcuenTo

    Date: 10/03/2013Author: #ZOOM @zoomdigitaltv Categoria: Curiosidades, ZOOM Tags: match made in heaven, media naranja, mujer ideal, novia, novio, pareja, príncip... Leer el resto

    Por  Zoomdigitaltv
    MÚSICA, TECNOLOGÍA