Revista Música

Una esperanza lanzada al cielo se hace himno latinoamericano

Publicado el 19 abril 2010 por Laosven
Café Tacvba

Café Tacvba

Juan Luís Guerra y su 440

Juan Luís Guerra y su 440

Canción compuesta en el período de 1987 -90 por el grandioso músico dominicano Juan Luis Guerra. Esta tonada fragante de trópico con ritmo de suave merengue, se convertiría en el acompañante nostálgico y la referencia cultural de esa protesta silente, producto de la “década perdida” en lo concerniente al modelo agro-exportador para América Latina.

Muchos se preguntan en ocasiones, por qué series como “el Chavo” con tan poco presupuesto, con tan simple guión y con tan ingenuos chistes, pudo ser tan exitoso en el mundo hispanoparlante y durante tantos años. Al igual que esta canción, las historias sencillas de la cotidianidad, la esperanza ante la adversidad y el buen humor ante la amarga precariedad socio-económica de nuestros países, conforman forzosamente el conjunto de elementos que nos caracterizan, que nos conmueve y nos sintoniza. Por lo tanto, estas referencias no demoran en generar una familiaridad, una cosmovisión con asidero compartido a pesar de tantos kilómetros de nuestra colosal diversidad cultural.

La “célula madre” es un clamor hecho canción, que incluye referencias agrestes al campo dominicano. Sin embargo, con los años noventa y los exitosos temas que acompañaron al album de su mismo nombre en 1990, hicieron de esta canción un himno continental, que hacía engranaje con la perenne demanda social de democratización de la tierra, la distribución equitativa de su explotación y el comercio justo de sus frutos. Su atributo central es la lírica sencilla inspirada en quien cosecha con esperanza el conuco, que conjuga su ardua labor con el anhelo colectivo de que en los sembradíos no industriales también llegue a “llover café”.

La versión de los mexicanos de Café Tacuba (1996) hace un uso intencional de todo el potente patrimonio folclórico de la música mexicana. La riqueza de sonidos de cuerdas al son huasteco y los falsetes sobrenaturales de Rubén Isaac Albarrán, nos recuerdan que esta canción está dirigida al campo y sus códigos tradicionales. Propósito compartido con las demás canciones del album “Avalancha de Éxitos”: un gran compendio de clones.

Hoy seguimos esperando -al son de nuestra música frutal- que siga lloviendo café, progreso y esperanza para nuestra querida América Latina.

Juan Luis Guerra – Ojalá que llueva café

juan luis guerra – ojala que llueva cafe

Café Tacvba – Ojalá que llueva café en el campo

cafe tacuba – ojala que llueva cafe en el campo(2)

Clones relacionados:

Lluvia de autoclónMariposa autoclónClonando hombres lobo por París y por Bogotá

También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :

Revista