Revista Comunicación

Usos del espacio fino en la composición de publicaciones

Publicado el 07 mayo 2020 por Marianaeguaras @MarianaEguaras

¿Sabías que hay muchos tipos de espacios en el ámbito de la composición de libros? ¿Y que uno de ellos, muy empleado en distintas publicaciones, es el espacio fino?

El espacio vacío o negativo es uno de los recursos principales del diseño gráfico. Sea por su relación con la página o con la tipografía, los espacios son los grandes discretos protagonistas del diseño.

Tan importante es el espacio en la composición de publicaciones que sin él no tendríamos libros; igual que una moneda tiene cara y cruz, y no hay moneda si una de ella no existe.

Y lo que expreso no es exageración o romanticismo. Sin espacios, sin esta antítesis a las tintas sería imposible comprender lo que vemos y leemos en un libro.

Jan V. White, en Diseño para la edición dice: "El espacio es un material puro, listo para ser usado de manera activa e imaginativa. No es estático sino cinético, plástico, fluido...".

Y así es, porque el contenido se desbordaría de la página si la caja tipográfica no fuera aguantada por los márgenes.

Los textos, las imágenes y cualquier otro elemento textual o gráfico no podrían ser interpretados sin espacios.

Un párrafo no podría leerse sin los espacios entre letras y entre palabras; de hecho, la relación entre caracteres y, en especial, entre pares de caracteres ( kerning), es siempre un gran desafío para los tipógrafos.

Blancos, espacios en blanco, espacio negativo o hueco son expresiones que hacen referencia a un espacio vacío.

Cuando se trata de espacios relacionados con las fuentes se los suele denominar espacio tipográfico o blancos tipográficos.

Entre estos blancos usados en los textos, para separar caracteres, encontramos el espacio fino; un espacio muchas veces ignorado a pesar de que ortográficamente tiene usos estándares.

Qué es o a qué llamamos espacio fino

Por definición, el espacio fino es un espacio en blanco más delgado que el espacio normal.

Entiéndase por normal al espacio que ponemos con la barra espaciadora del ordenador; el espacio que, por defecto, viene diseñado con la fuente para separar palabras.

Por otro lado, hay una interesante cantidad de espacios que se emplean para separar caracteres.

Tipos de espacios usados en los textos

Para entender los espacios en los textos hay que remontarse, cuando no, a la imprenta y los tipos móviles.

"Para armar los textos se utilizaban dos clases de materiales: caracteres y blancos. (...) Había una gran diversidad de blancos: espacios, interlíneas, lingotes e imposiciones. De todos estos, solamente los espacios se almacenaban en las cajas. Para el resto de los blancos se disponía de regleteros", informa Jorge de Buen en Manual de diseño editorial.

Antiguamente, los tipógrafos y cajistas usaban el cuadratín como unidad de medida. Y consideraremos esta visión del cuadratín, la hecha desde el mundo de los tipos móviles, para explicar los distintos espacios.

En esta entrada, hay dos definiciones más de cuadratín: una desde la perspectiva el diseñador de tipos y otra desde el desarrollador de software.

Usos del espacio fino en la composición de publicaciones

Cuadratín: la base para conocer la medida de los espacios

Un cuadratín era una pieza cuadrada utilizada en la imprenta y que variaba con cada fuente. Así, el cuadratín siempre es proporcional al tamaño del tipo.

Grosso modo, esta pieza tenía la misma cantidad de puntos que las letras: si esta era de 12 pt el cuadratín tenía 12 pt de ancho y 12 pt de alto.

En inglés se designa a un cuadratín como em space, porque antiguamente la eme mayúscula (M) ocupaba el alto y ancho del cuadrado.

Robert Bringhurst, en Los elementos del estilo tipográfico, define el espacio fino como "un espacio que mide M/5, un quinto de cuadratín. En la composición por computadora a veces es M/6 o M/8, aunque para algunos autores es un espacio de un punto".

José Martínez de Sousa, en Manual edición y autoedición, afirma que el espacio fino o de pelo (los equipara, a diferencia de Bringhurst) tenía 1 pt y raramente se usaba.

Adobe, en InDesign, considera que es "un octavo del ancho de un espacio largo", entendiendo el espacio largo como un cuadratín; el M/8 al que hacía referencia Bringhurst.

Al espacio fino lo encontramos rodeado de otro tipo de espacios. Según la bibliografía o el software estos reciben distintos nombres.

Partiendo de las opciones que da InDesign podríamos resumirlos así:

  • Espacio largo, espacio eme, cuadratín, línea
  • Espacio corto, espacio ene, medio cuadratín, media línea
  • Espacio de no separación, espacio duro, espacio irrompible
  • Espacio de no separación (ancho fijo)
  • Tercio de espacio, espacio grueso o gordo
  • Cuarto de espacio, espacio mediano
  • Sexto de espacio
  • Espacio fino
  • Espacio ultrafino, espacio de pelo
  • Espacio de alineación
  • Espacio para cifra
  • Espacio de puntuación
  • Espacio ideográfico (para idiomas asiáticos)
Usos del espacio fino en la composición de publicaciones

Cada espacio tiene usos diferenciados y, a continuación, hago referencia a algunos empleados para el fino.

Usos del espacio fino

Si bien no hay una norma, como la que establece que las palabras esdrújulas llevan tilde, sí hay convenciones sobre los distintos usos del espacio fino.

Por otro lado, a veces debemos recurrir a este espacio más con un fin tipográfico que ortográfico.

Algunas de las aplicaciones más recurrentes de este espacio se mencionan a continuación.

Así y todo, como no son reglas, en algunos casos puede optarse por el espacio de no separación en lugar del espacio fino.

En tal caso, lo que hay que hacer es aplicar un criterio editorial uniforme en el libro; y en todos las publicaciones si quien publica es una editorial o un autor con varios títulos.

Las circunstancias en las que debe usarse el espacio fino deberían quedar todas recogidas en un manual de estilo.

Como separador de miles en las cifras

De acuerdo al Sistema Internacional de Unidades y el DRAE se sugiere que las cifras con más de cinco dígitos se escriban separadas por un espacio fino.

Por ejemplo: 30 000 y 5 000 000.

Javier Bezos, en el artículo " Ortotipografía y notaciones matemáticas" también señala que " antes y después de la coma, se pueden separar los dígitos en grupos de tres con espacios finos: 2,718 281 8".

Entre... lo uno y lo otro

Pilar Comín, en esta entrada de su blog, señala que el espacio fino suele emplearse entre:

  • Un número y el signo de porcentaje, como en el 15 %
  • Una abreviatura y lo que le siga, como en pg. 23; s. V; tlf. 123 456 789
  • Cualquier magnitud y su unidad, como en 123 kg; 23 ℃

A veces también se usa para separar las abreviaturas que se escriben duplicando las letras para indicar el plural. Por ejemplo, en EE. UU.

A ambos lados de...

A un lado y otro de operadores matemáticos; por ejemplo: (13 − 3) × 2 = 20

Raquel Marín, en Ortotipografía para diseñadores, también señala que el espacio fino puede llegar a ser necesario:

  • A ambos lados de una barra inclinada o vertical: Acuerdo UE | MERCOSUR
  • A ambos lados de un guion: Acuerdo UE - MERCOSUR

También lo indica para:

  • Separar iniciales de nombres compuestos: J. C. Ruiz
  • Alejar un poco el superíndice de una nota del texto de esta. * Cuando...

En fórmulas y ecuaciones

En el artículo ya citado de Javier Bezos este menciona usos del espacio fino en los operadores matemáticos:

  • "Una operación entre dos magnitudes (...) se escriben en redondo y con un espacio fino antes y después, salvo con la barra de división" y cuando van en índices.
  • Cuando se expresa una función factorial se deja un espacio fino (después de !) si le sigue una letra, un número o un delimitador de abrir. Y se incluye como ejemplo
  • Para operadores de división, en el caso de multiplicar dos fracciones con filete horizontal se coloca entre ellos un espacio fino.

Y apuesto a que, desde el punto de vista gráfico, podríamos hallar más casos en los que usar el espacio fino en el ámbito de las matemáticas.

En otros idiomas

Por ejemplo, el francés. Esta es una lengua que también admite varios usos del espacio fino; sobre todo, antes y después de terminados caracteres.

Como ser: delante de los dos puntos y el punto y coma (pero no la coma); los signos de exclamación e interrogación y las comillas latinas de cierre. Ejemplo. " Oui ? ! "

También para soluciones tipográficas

Aquí no hay receta u orientación que valga: hay que buscar la solución al problema que se presenta en el momento en el que aparece.

Algunos casos que he ido apuntando para no olvidarlos y poder incluirlos en esta entrada son los siguientes.

Superposición de caracteres

Que una palabra en cursivas "pise" un signo que le sigue es una situación bastante recurrente según la tipografía que se emplee.

Cuando la variante cursiva de una fuente es bastante inclinada se superpone al carácter que le sigue.

Esto se aprecia en algunos signos ortográficos de cierre, como el paréntesis, la exclamación e interrogación y las comillas inglesas.

Nótese que esto sucede con los signos que se escriben en la parte superior de la línea o con caracteres que tienen astas ascendentes; con el punto, la coma, los puntos suspensivos, etc., no pasa.

No se debe confundir caso similares al anterior con una ligadura; estas no son errores sino un recurso tipográfico.

La gran mayoría de las veces una f pegada a una i no son dos caracteres superpuestos sino una ligadura, un único glifo.

Crear caracteres inexistentes

Hay una gran cantidad de fuentes que no son completas; es decir, que no cubren todos los caracteres de todos los alfabetos existentes.

De hecho, solo algunas tipografías diseñadas lo hacen; mientras que varias de las gratuitas ni siquiera incluyen el suplemento a los caracteres básicos de latino de Unicode.

Cuando nos encontramos con un glifo que no existe en la fuente que estamos usando debemos crearlo. Y el espacio fino en combinación con el kerning puede ayudar a hacerlo.

Corregir blancos descompensados

Algunas fuentes, sobre todo las gratuitas, no están bien diseñadas y según la combinación de caracteres estos pueden quedar mal.

Dos casos patentes son los de la imagen siguiente. Más que descompensado, en los siguientes ejemplos, el blanco es inexistente, y el kerning pésimo.

Hubiera resultado muy oportuno incluir un espacio fino entre las letras l e i de Megaflicks y la f y la i de final. 😆

Es probable que en algunas fuentes el programa use por defecto el kerning métrico en lugar del óptico y de allí la mala visualización.

Alinear letras o palabras

El diseñador considera ajustes ópticos cuando se diseña una familia de fuentes. Sin embargo, esta puede no respetarse.

Sea por la naturaleza de la publicación o porque así lo ha decidido el editor hay alineaciones que no consideran este ajuste.

Un ejemplo podrían ser los títulos de artículos que deben alinearse exactamente con la caja tipográfica.

Cómo usar el espacio fino en los distintos programas

En Adobe InDesign es fácil insertar un espacio fino de otro tipo de espacio:

  • Ir a Texto → Insertar espacio en blanco → Espacio fino.
  • Apretar simultáneamente Ctrol+Alt+Mayús+M (Ctrol+Alt+Shift+M, en Macintosh)

En Microsoft Word aunque se active la función Mostrar todo no se ve si hay un espacio fino insertado. Este programa no cuenta con un carácter oculto que reconozca al espacio fino.

En Word el espacio fino puede insertarse de las siguientes maneras:

  • Teclear Alt+8201 (un código ASCII que no funciona en InDesign).
  • Ir a Insertar → Símbolo → Thin Space (que está en el subconjunto Puntuación general ).

En Insertar → Símbolo → Caracteres especiales hay cuatro espacios, pero ninguno de ellos es fino.

Por esta misma lógica, no habría que confundir el espacio fino con el espacio de no separación. Este último es más ancho que el primero y con otros usos en la edición de textos.

El espacio fino es, de por sí, un espacio que no se separa del carácter al que va unido.

¿Usas ese espacio en tus libros? ¿Qué otros usos del espacio fino se te ocurren? Por favor, compártelo en los comentarios. Gracias.


Volver a la Portada de Logo Paperblog