Revista Comunicación

Utilidad de los estilos de Word

Publicado el 29 junio 2015 por Marianaeguaras @MarianaEguaras

Soy una defensora de maquetar en Word cuando las circunstancias de la edición así lo requieren. No es de las opciones más prácticas a la hora de realizar la maquetación y diseño de una publicación, pero puede llegar a ser la mejor alternativa cuando la edición es periódica y constante, y un documento requiere la intervención reiterada de no profesionales del diseño editorial en la modificación del contenido.

Dicho una vez más lo anterior, cuando se trabaja un documento de Word -aquí también vuelvo a repetirme-es fundamental el uso de los estilos de Word por los motivos que explico más adelante. Básicamente, un estilo de Word es un conjunto de características gráficas que se especifican para aplicar a determinadas partes de un documento.

Tipos de estilos de Word

En Word existen cuatro tipos de estilos: de párrafo, de carácter, de lista y de tabla. Los dos primeros se utilizan en todos los documentos, independientemente de si es un libro sencillo o complejo; los dos últimos se utilizarán en función del tipo de publicación (por ejemplo, una investigación o un informe económico).

Los estilos de párrafo incluyen información sobre las características de los párrafos: la tipografía, su tamaño, el interlineado, sangría, tabulaciones, etc. Los estilos de párrafo se pueden aplicar a uno o varios párrafos con solo colocar el cursor sobre él o seleccionándolos. Los estilos de párrafos se identifican como tales por el símbolo de párrafo: ¶.

Los estilos de carácter hacen referencia a los caracteres dentro de un párrafo; es decir, a letras, palabras o bloques de palabras que encontramos en un párrafo. El estilo de carácter se configura por sí mismo y es el que vemos cuando se aplican negritas, cursivas o subrayado sobre una parte del texto. Los estilos de carácter llevan el símbolo de carácter: a.

Los estilos de listas establecen las características de las viñetas, las listas numeradas y las listas multinivel. Estos estilos contienen información sobre la posición de la viñeta, del número o la letra; de la posición donde comienza la primera línea y las siguientes; el color de la viñeta, etc.

Los estilos de tabla son más complejos en cuanto a la información que contienen porque no solo incluyen características del texto sino también de la estructura de la tabla, como el grosor de las líneas, el color de estas y el relleno de las celdas; la posición y alineación del texto dentro de las celdas, etc. (pestaña DiseñoEstilos de tabla)

Un estilo vinculado es un tipo de estilo que mezcla el estilo de párrafo con el de carácter y funciona alternativamente. Es decir, si seleccionas un párrafo se aplicará el estilo de párrafo y si seleccionas una palabra se aplicará el estilo de carácter de ese estilo vinculado, sin efecto sobre el párrafo completo.

Utilidad de los estilos de Word

Ventajas de utilizar los estilos de Word

Usar estilos de Word en tus obras o documentos conlleva, desde mi punto de vista, una pequeña desventaja: destinar bastante tiempo para establecer las características de cada uno de los estilos y adaptar cada estilo predeterminado. Si realizas esta acción mientras elaboras el plan tipográfico para tu libro, aunque a priori parece un hándicap, se volverá a tu favor, ya que usar estilos de Word reditúa en varias ventajas:

Ahorrar tiempo: aplicar estilos de Word a un documento es más rápido que establecer una y otra vez las características de cada uno de los textos (la tipografía, el cuerpo, el interlineado, etc. a cada bloque de texto). Aunque al principio "pierdas" tiempo asignando a cada estilo sus particularidades notarás cómo lo recuperas una vez que ya están listos para ser usados.

Realizar cambios generales: si por cualquier motivo necesitas cambiar el cuerpo de la tipografía de los párrafos o de los títulos, o efectuar cualquier otra modificación, con realizar este cambio en el estilo es suficiente: todos los textos que tengan aplicado el estilo que modifiques se adaptarán a las nuevas características ¡de forma automática!

Unificar el criterio editorial: de una publicación, un libro o cualquier documento. El hecho de utilizar estilos de Word permite que todos los títulos, párrafos, notas, etc. posean las mismas características. Por estética y legibilidad, es muy útil contar con un manual de estilo donde se especifiquen las características de cada uno de los estilos de Word.

Crear una tabla de contenido: sin aplicar los estilos de Word no se puede crear una tabla de contenido y esta será útil tanto si produces un documento para convertirlo en libro digital como si lo haces para un libro impreso.

Profesionalizar un documento: trabajar con los estilos de Word dará un aspecto más profesional a cualquier documento, básicamente, por la unificación de los criterios que menciono más arriba.

Reutilizar los estilos en Indesign: cuando se coloca un texto en Indesign este arrastra los estilos de párrafo y los de carácter. Si has trabajado a conciencia los estilos en Word podrás reutilizarlos y convertirlos en estilos de Indesign.

Personalizar otras herramientas de Word: como ser una tabla de ilustraciones, una tabla de autoridades o un índice, donde podrás asignar el estilo de párrafo o de título que desees a estas clasificaciones.

Utilidad de los estilos de Word

Para fijar los estilos de un documento o en la plantilla, la mejor opción es modificar los estilos de párrafo predeterminados, aquellos que ya se encuentran en Word para que no se generen nuevos estilos que abarroten visualmente el panel de estilos. ¿Cómo transformar los estilos de Word? Basta hacer clic derecho sobre el estilo e ir a Modificar y cambiar las características que se desean. Es muy fácil y en esta entrada se explica de manera gráfica cómo se realizan.

¿Usas estilos en Word? ¿Crees que te reportan beneficios? ¿En qué te ha ayudado emplear estilos de párrafo en Word?


También podría interesarte :

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Quizás te interesen los siguientes artículos :