Revista Economía

Ventajas de una vivienda pasiva

Publicado el 17 agosto 2021 por Eautonomos @eautonomos

Una vivienda pasiva es aquella que está diseñada con un estándar de construcción llamado Passivhaus, surgido hacia el año 1990 en Alemania. La idea que persigue es conseguir el máximo confort en su interior con el mínimo consumo de energía. Si te resulta interesante esta idea de casas eficientes, continúa leyendo este artículo.

La vivienda pasiva consigue ser confortable sin apenas gastar energía. Esto se consigue gracias a un buen aislamiento, un sistema de ventilación controlado y una buena orientación. Alcanza una agradable temperatura interior tanto en invierno como en verano sin utilizar el aire acondicionado ni calefacción.

Tan sólo en este aspecto ya se traduce en un importante ahorro para nuestro bolsillo. El consumo en energía varía según la zona climática, pero podemos hablar que la energía usada en calefacción, agua caliente y electricidad puede oscilar en 120 KWh/m2 anuales.

A continuación, vamos a ver las principales 10 claves de edificabilidad de una vivienda pasiva. Es decir, cuáles son los puntos principales para que se considere pasiva.

Supone un buen estudio del clima, orientación de la vivienda, factor de forma, volumen, captación de radiación solar en invierno y protección en verano, sombras que pueda tener el edificio y cómo le afectan.

2. Alto aislamiento térmico

Un edificio mal aislado consume en torno a un 30% más de energía. Conseguir un buen aislamiento reduce la pérdida de calor en invierno y así como su inaccesibilidad en verano.

3. Eliminación de puentes térmicos

Significa una capa de aislamiento continua, sin interrupciones ni debilitamientos evita los puentes térmicos, culpables de una gran pérdida de calor en los edificios.

4. Ventanas de altas prestaciones

Son el elemento más vulnerable de la envolvente de un edificio. Los datos son que en torno al 25% - 30% del consumo de calefacción se debe a la pérdida de calor por las ventanas. Por ello, la buena calidad de las mismas y una excelente instalación son fundamentales para una alta eficiencia energética.

La ventilación mecánica supone que el aire del interior se renueve continuamente. Con el recuperador de calor se consigue que el aire que, por ejemplo, entra en invierno a 0º al cruzarse (no mezclarse) con el que sale a 22º, cede la energía interna transformando los 0º en unos 18º.

6. Estanqueidad del aire

Este tipo de construcciones evita las infiltraciones de aire no deseadas, sellando todas las uniones.

Por homogeneidad de temperaturas interiores, alto aislamiento acústico y la calidad del aire (por su continua renovación, por tanto libre de CO2, COVs, polvo, suciedad, polen,...).

Por lo mencionado anteriormente, se reduce la presencia de polvo y polen lo que reduce las reacciones alérgicas. La baja concentración de CO2, COVs reduce algunas patologías, como pueden ser: sensación de cansancio, dolor de cabeza, irritación de ojos, nariz, garganta, sequedad del sistema respiratorio y algunas enfermedades.

9. Eficiencia, sostenibilidad y rentabilidad

Eficiente por su bajo consumo energético. Sostenible, pues el CO2 que deja de emitir la casa pasiva en un año (de unos 350m2 por ejemplo) es lo que absorben 1000 árboles para ese mismo período. Rentable, pues un edificio construido bajo estos estándares tiene un sobrecoste del 5% - 10%, pero se amortiza entre los 5 y 10 años de construcción.

Es la única garantía de que el edificio se ajusta al cumplimiento de los requisitos establecidos por el Passivhaus Institut de Alemania y al nivel de confort interior y de la calidad energética de la construcción hacia el cliente.

Como ves, las ventajas superan con creces a los inconvenientes, que quizá de los únicos que tenga sea el precio, pero al cabo de pocos años esa mayor inversión se traduce en beneficios. Esperemos que con el transcurrir de los años la construcción de viviendas pasivas aumenten, sentando las bases de un sistema de edificabilidad sostenible y eficiente.

Artículos relacionados

Demostrar que tu vivienda es la habitual ¿Cómo ser más eficiente siendo autónomo?
Ventajas de una vivienda pasiva

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas