Revista Economía

Victor Grifols certifica que los milagros son posibles en España

Publicado el 15 marzo 2012 por Quim @Quim_Marques
Victor Grifols certifica que los milagros son posibles en España Más allá de la toma de control ayer por parte del grupo Grifols de Araclon Biotech hay una interesante historia que contar.
Araclon Biotech, una empresa aragonesa dedicada a la investigación contra el Alzheimer, vio a principios de año, como los socios inversores (51%) a través de Viamed Salud, decidían cerrar el grifo ante el desacuerdo con los cinco fundadores que ostentaban el 49% restante, con el neurobiólogo Manuel Sarasa Barrio y su mujer a la cabeza.
La irreductible posición de las partes llevó a un callejón sin salida después que la ampliación de capital prevista en 2010, de hasta 12 millones de euros, no se llevase a cabo tal y como estaba planteada, lo que condujo a un ERE extintivo de los 22 contratados, la mitad de ellos doctores, y el cierre de la compañía.
Pero un desesperado intento del catedrático oscense Sarasa ha generado su salvación.  Se reunió con Víctor Grifols el pasado 14 febrero en Barcelona para explicarle la difícil situación por la que pasaban y le pidió ayuda para seguir con el proyecto de su vida, conseguir una vacuna que hiciera desaparecer la enfermedad del Alzheimer que tan de cerca conoce al sufrirla en su propia familia.
A Sarasa se le abrió el cielo cuando el catalán se convenció de las ventajas de seguir apoyando ese proyecto científico que trata de prevenir esa enfermedad, no tan sólo de paliar sus efectos, y actuando con rapidez, se ha hecho en menos de un mes con el control de la biotech maña que cuenta con dos centros, uno en Zaragoza y otro en Logroño.
La vacuna milagrosa Araclon, creada en el año 2004 como una spin-off de la Universidad de Zaragoza, tiene como objetivos principales la validación y comercialización de un kit de diagnóstico en sangre para la enfermedad de Alzheimer, el tipo más frecuente de demencia, a través de la detección de beta amiloide 40 y 42 (diagnóstico ya patentado que puede ser comercializable en menos de tres años), y el desarrollo de una inmunoterapia eficaz frente a la enfermedad de Alzheimer (una vacuna que está en Fase 1 y que si supera todos los escollos podría estar operativa en el mercado la próxima década).
Actualmente Araclon Biotech no cuenta con ningún producto en el mercado, si bien su denominado ABtest está a disposición de la comunidad científica para cualquier estudio de investigación que lo requiera.
El brazo inversor
Grifols tomará el control de Araclon el próximo martes, día en que se celebrará junta extraordinaria de accionistas, a través de su vehículo inversor, Gri-Cel SA, creado a finales de 2010 para promover la participación del grupo en iniciativas de investigación en nuevos campos de la medicina.
El monto de la operación no ha sidodesvelado por las partes. “No es una inversión relevante para nosotros”, afirma Victor Grifols, presidente de uno de los mayores fabricantes mundiales de hemoderivados, junto a la estadounidense Baxter y la australiana CSL. Sin embargo, en el mercado se estima que debe rondar unos pocos millones de euros aunque Grifols está dispuesto a potenciar su inversión mediante futuras ampliaciones lo que permitirá a la empresa aragonesa seguir impulsando sus proyectos de I+D.
Gri-Cel, por su parte, invirtió el año pasado en la empresa Nanoterapic, donde controla el 60% del capital, que está trabajando con terapias celulares enfocadas principalmente a la oncología.

Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas