Revista Coaching

Vínculos emocionales entre la tecnología y los consumidores

Por Mariodehtercom

Proyector Kokak CarouselEl cacharro con carruselYa no tiene sentido vender ni comprar “cacharros” como “el Carousel” para proyectar imágenes estáticas en reuniones familiares, recordar momentos, presentar informes en el directorio, formar competencias profesionales de los empleados, usarlo como apoyo en las aulas de las escuelas, ni como recurso escenográfico en recitales de rock… Hoy, un ordenador de poco valor conectado a “la nube” por un lado y a un proyector de video por el otro ofrece muchas más posibilidades para aprovechar la multimedia. Precisamente en una sociedad “audiovisual”.

Así que el desafío de “véndeme un proyector de slides con carousel” es un anacronismo a menos que se trate de un coleccionista de antigüedades y rarezas.

Pero tiene sentido si el desafío es para usar en una clase de ventas, para entrenar vendedores, para desarrollar y ejercitar competencias de los vendedores profesionales que ayudan a la gente comprar lo que necesitan y les hace más feliz.

En la exitosa serie de televisión “Mad Men” (92 episodios emitidos en AMC TV desde el julio de 2007 a mayo de 2015, creada y producida por Matthew Weiner) en la Temporada 1, Episodio 13 “La Rueda”, precisamente se utiliza una escena en la que el responsable de cuentas de la agencia de publicidad que se ocupa del lanzamiento del proyector con carrusel de Kodak™ demuestra el poderoso vínculo emocional entre tecnología, producto y usuario que justifica la innovación a través de la evolución de la humanidad.


Volver a la Portada de Logo Paperblog

Revistas